Brasil 2014

Australia hace sufrir a Holanda

Los holandeses se clasificaron a octavos gracias a un triunfo apretado y la victoria que más tarde Chile logró sobre España

Apertura. Después de una veloz corrida, Arjen Robben (11) anotó el primer gol de Holanda sobre Australia en Porto Alegre.

Apertura. Después de una veloz corrida, Arjen Robben (11) anotó el primer gol de Holanda sobre Australia en Porto Alegre. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Porto Alegre

00:54 / 19 de junio de 2014

Holanda, entronizada tras vencer a España 1-5, rozó el abismo ante Australia, pero logró derrotarla finalmente 2-3 y se clasificó a los octavos de final del Mundial Brasil 2014, pues esa victoria, más el triunfo chileno sobre España (0-2) de más tarde, dejaron en claro el destino de las cuatro selecciones del Grupo B a falta de una jornada con españoles y australianos eliminados.   

Su rival dignificó el fútbol con un cotejo en el que estuvo a punto de dar la sorpresa y dejar a sus rivales a expensas de un encuentro ante Chile en la última jornada que podría haber sido de infarto. Cuando Holanda se presentó en el estadio Beira Rio de Porto Alegre, todo era euforia por su escandalosa victoria ante España.

Aunque la intentaran aplacar con declaraciones amistosas, no eran creíbles. Arjen Robben dijo que él y sus compañeros no tenían la cabeza en las nubes. Su entrenador, Louis van Gaal, afirmó que debían mantener los pies en el suelo. Pero no fue así. Holanda saltó al campo con el mismo sistema que ganó a España.

Con cinco defensas, de ellos, dos laterales largos. Lo hizo ante un equipo aparentemente menor. Y ese sistema le hizo parecer pequeño. Los hombres de Van Gaal se dedicaron a ceder la pelota y a esperar un contragolpe. El dominio total fue para Australia, que dio un baño a su rival en la primera parte.

Australia llegó desahuciado, nadie creía en los aussies. Estaban destinados a perder todo e, incluso, desde España, se hacían cábalas sobre los goles que iban a marcarles en la última jornada del grupo, creyendo que por esa vía podían clasificarse. Pero esos “vagabundos” trasladaron su problema a Holanda. Ellos sí que vagabundearon por el campo.

En ellos, solo Robben, con una carrera atómica de unos 40 metros, fue capaz de marcar un tanto para los suyos. Fue el 0-1, en el minuto 20, una injusticia total que fue eliminada con el estratosférico tanto de Tim Cahill. Lo hizo un minuto después, a lo Marco van Basten en la final de la Eurocopa de 1988, con un preciso tiro.

No tan esquinado como el del mítico delantero holandés, pero sí que fue igual de eficaz. Cahill recogió un balón del cielo para golpearlo con su pie izquierdo y dejar sin aliento al público del Beira Rio. Un golazo. Tal vez sea de los mejores del Mundial.

Holanda se dio un respiro al principio de la reanudación, pero Australia siguió dominando el partido, sin descanso, sin ceder nada de terreno, y consiguió el segundo tanto de penal tras una mano de Daryl Janmaat. Mile Jedinak no falló, sin embargo su alegría duró poco. Un minuto después, Van Persie empató.  El pase, muy bueno, lo dio Memphis Depay, que salió desde el banquillo para salvar a Holanda, porque después marcó el tercero desde fuera del área para el 3-2 definitivo.

Los datos

Goleador

En dos cotejos, Holanda es el más goleador con ocho conquistas, cinco en el debut y tres ayer.

Goleado

Australia es, por su parte, el cuadro que más goles recibió en dos partidos, seis en total, tres de Chile y otros tres de los holandeses.

Una vez

Australia se quedó en el camino. Solo una vez, en 2006, accedió a los octavos de final.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia