Brasil 2014

Balón Brazuca es el aporte de mujeres paquistaníes

Ellas fueron las encargadas de fabricar las pelotas oficiales del campeonato

Trabajadoras. Dos mujeres de Pakistán durante su labor diaria fabricando la Brazuca en el sitio Forward Sports, en el país musulmán.

Trabajadoras. Dos mujeres de Pakistán durante su labor diaria fabricando la Brazuca en el sitio Forward Sports, en el país musulmán. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Sialkot, Pakistán

02:10 / 04 de junio de 2014

No conoce a Lionel Messi ni las playas de Copacabana, y su Pakistán ha sido una vez más eliminado del Mundial de fútbol, pero Gulshan Bibi dejará una huella indeleble en Brasil, ya que ella y sus colegas fabrican una pieza esencial del evento: los balones.

El jueves 12 en el partido inaugural entre Brasil y Croacia en Sao Paulo, centenares de millones de aficionados celebrarán el inicio de este gran evento; mientras tanto, en Sialkot, en el este de Pakistán, Gulshan y las otras trabajadoras de la subcontratada Forward Sports tendrán el corazón lleno de orgullo. Pero mirarán menos a los jugadores que al “Brazuca”, balón blanco lleno de curvas negras y multicolores del gigante deportivo Adidas, que ha salido de su fábrica.

“Estoy ansiosa de que la Copa del Mundo comience. Los balones que hemos fabricado serán usados allí, y todas las mujeres de nuestra fábrica están muy orgullosas”, dijo a la AFP.

En Pakistán, país musulmán de más de 180 millones de habitantes, la religión deportiva se llama cricket, muy por delante del fútbol, donde el equipo nacional solo ocupa el puesto 159 del ranking mundial, según la FIFA. Pero eso no impide que el país tenga una larga tradición en la fabricación de balones. La sociedad local Forward Sports fabrica allí desde mediados de los 90 para Adidas balones destinados a la Ligue 1 francesa, a la Bundesliga alemana, a la Champions League y ahora para el Mundial-2014.

A finales de mayo, cuando Cristiano Ronaldo marcó de penal en el triunfo del Real Madrid en la final de la Liga de Campeones, el balón utilizado procedía probablemente también de Pakistán.

Tras varios escándalos ligados a la suerte de los niños que trabajan largas horas por un salario de miseria en fábricas paquistaníes subcontratadas por grandes marcas occidentales, Adidas se ha esforzado por mejorar las normas en vigor con sus socios locales.

El patrón de Forward Sports, Khawaja Masood Akhtar, insiste sobre este punto.   Todos los empleados, incluidas muchas mujeres, son mayores de edad y tienen las vacunas precisas, afirma. Y trabajan largas horas para responder a la demanda. Frente a la incapacidad de su suministrador chino de responder al conjunto de la demanda de “Brazuca”, Adidas se dirigió a la fábrica de Akhtar para aumentar su producción cuando se acerca el Mundial.

En apenas un mes, la sociedad paquistaní tuvo que crear una cadena de montaje e incluso las máquinas para producir un balón de alta tecnología. “Todas esta máquinas han sido creadas aquí, en Pakistán”, afirma orgulloso Hassan Masood Khawaja, jefe de desarrollo de nuevos productos de Forward Sports.

Por un poco más de un centenar de dólares por mes, algo más que el salario mínimo de Pakistán, las trabajadoras pegan las seis piezas de poliuretano helicoidales blancas, negras y de colores vivos, características del Brazuca, sobre su membrana de caucho.

Los datos

Más trabajo. El Mundial se iniciará el jueves 12 en Sao Paulo con el partido Brasil-Croacia; hasta entonces, la fábrica de Sialkot continuará produciendo cada hora un centenar de balones.

Costos. Cada pelota será vendida a 160 dólares, de acuerdo al precio que se maneja en el mercado, es decir más de un mes de salario de las pequeñas manos que la fabrican.

Gigantes pelotas son infladas para protestar

AFP

Doce pelotas gigantes que simbolizan las ciudades sede del mundial fueron infladas ayer frente al Congreso, en la capital de Brasil, para protestar por los millonarios gastos públicos del torneo.

“Queremos que el poder público brasileño pida perdón a la nación porque prometió lo que no cumplió: invirtió una fortuna de dinero público en aquello que no es esencial”, dijo Antonio Carlos Costa, fundador de la ONG Rio de Paz.

Los balones ostentan cruces rojas que simbolizan el gasto público de unos 11.000 millones de dólares en el torneo. De los 12 balones, uno con la bandera de Brasil se desinfla poco a poco: significa el poder público, explicó.  

La ONG reclama que los candidatos a las elecciones presidenciales de octubre, en las que la presidenta Dilma Rousseff compite por la reelección, se comprometan con metas de obras para el pueblo, igual que Brasil lo hizo con la FIFA para el Mundial.  

“Pedimos metas: queremos una relación idéntica a la que hizo FIFA: ellos pidieron 12 estadios, nosotros queremos saber cuántos hospitales y escuelas serán construidos en cuatro años, queremos hacer igual como (el presidente de la FIFA, Joseph) Blatter y (el secretario general, Jerome) Valcke hicieron en Brasil: exigían”, dijo.  

La recta final rumbo a la Copa

Dos años de trabajo

La marca alemana Adidas pasó más de dos años para desarrollar la ‘Brazuca’, un balón ligero de 437 gramos de peso y 69 centímetros de circunferencia.

Pruebas

La pelota fue probada por 600 jugadores profesionales, incluidos el argentino Lionel Messi, el inglés Steven Gerrard y el alemán Bastian Schweinsteiger.

3.500 disparos a 50 kilómetros por hora resistió la ‘Brazuca’ sobre placas de acero. También fue sometida a 95% de humedad y temperatura de 60°C, condiciones extremas.

‘Buena pelota’

“Es una buena pelota, creo que a los jugadores les va a gustar”, declaró recientemente el portero de la selección brasileña, Julio César, tras probar la Brazuca.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia