Brasil 2014

Brasil no tiene ‘jogo bonito’

Despachó del Mundial a Colombia, que lo tuvo contra las cuerdas en la recta final

Festejo. El zaguero David Luiz grita a todo pulmón su gol, el segundo de Brasil frente a Colombia en Fortaleza.

Festejo. El zaguero David Luiz grita a todo pulmón su gol, el segundo de Brasil frente a Colombia en Fortaleza. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Fortaleza

01:04 / 05 de julio de 2014

Colombia, un equipo que busca el crecimiento y su propia historia, dejó en evidencia a Brasil, que salvó el pescuezo gracias a dos acciones a balón parado de sus centrales para lograr el pase a las semifinales del Mundial, en la que se encontrará el martes con Alemania en Belo Horizonte.

 Brasil, sin magia alguna y aferrado al reloj en el tramo final del partido, rentabilizó a sus defensas también ante el gol. Dos de sus zagueros, Thiago Silva y David Luiz, apagaron el fuego de un choque invadido por la zozobra en los minutos finales.

Brasil acabó agobiado, mirando el tiempo. Perdió en la recta final a su estrella Neymar por una grave lesión. En una cuenta atrás interminable y resguardado en su meta. Con el miedo en el cuerpo tras el penalti transformado por James, al que la cita en ningún caso le vino grande.

Ambos técnicos tomaron precauciones de entrada. A Luiz Felipe Scolari se le agotó la paciencia con Dani Alves, al que mandó al banco para dar entrada a Maicon. Cumplió su amenaza el preparador, que mantuvo al resto del equipo esperando. Incluido al atacante Fred. Su participación siempre está en el aire. Pero termina por jugar.

José Pekerman pretendió dar más solidez. Fue la hora de Fredy Guarín como titular para el centro del campo junto a Carlos Sánchez. Además, recuperó como titular a Víctor Ibarbo en el sitio de Jackson Martínez.

El partido dio un vuelco pronto. Propiciado por un error en cadena de la zaga colombiana en un saque de esquina botado por Neymar, y Thiago Silva empujó el balón a la red. Solo habían transcurrido siete minutos de partido.

Colombia pretendió reaccionar en medio de la fiesta brasileña. Fue un arrebato de rabia. Juan Guillermo Cuadrado tuvo cerca el empate con un buen disparo que terminó en saque de esquina. Fue la dinámica que adquirió el partido. Desde ese momento alocado, roto. Un cuerpo a cuerpo descarado que benefició a Brasil, más asentado en la faena. También trabado, brusco. Sin continuidad.

Pekerman buscó una primera solución en el intermedio y tiró de Adrián Ramos, en lugar de Ibarbo. Buscó más la pelota Colombia. También la iniciativa. La tuvo, pero sin regularidad. Cada intento se topó ante la fortaleza de Thiago Silva y David Luiz, especialmente. No dispuso de acciones de claridad.

Otra jugada a balón parado acabó con las dudas de Brasil y con el ímpetu colombiano. Un obús de David Luiz volvió a superar a Ospina. Bacca salió por Gutiérrez. No había jugado un solo minuto que en la primera que tuvo fue trabado por Julio César. James marcó el penal.  Colombia intentó hasta el final, acentuó el acoso y rondó el gol. Pero el tiempo acabó con su sueño.

Los datos

Fiesta

Los primeros minutos fueron de felicidad para los brasileños, pero Colombia reaccionó y estuvo cerca de amargarle la jornada.

Angustia

En la recta final sufrió todo Brasil, pues su rival presionó pero no le alcanzó el tiempo para llegar al empate.

Talento

El colombiano James Rodríguez manejó el juego de su equipo otra vez y en el penal estuvo tranquilo y anotó.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia