Brasil 2014

Costa Rica da el campanazo

Derrota a Uruguay y pone de cabeza el ‘grupo de la muerte’ de la Copa Mundial

Derrotado. Muslera solo ve el trayecto de la pelota después de la definición de Duarte.

Derrotado. Muslera solo ve el trayecto de la pelota después de la definición de Duarte. Foto: AFP

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

00:00 / 15 de junio de 2014

En diciembre del año pasado, cuando ni bien terminó el sorteo surgió en la boca de medio mundo el denominado “grupo de la muerte”, era por el emparejamiento en la llave D de tres de sus integrantes, todos alguna vez campeones del mundo, dando por hecho que la pelea estaba entre Uruguay, Inglaterra e Italia, y que ahí sobraba Costa Rica, una selección centroamericana de escasa tradición en el primer orden del fútbol mundial que, sin embargo, ayer dio el campanazo al derrotar al conjunto sudamericano (3-1) y les tapó —nos tapó— la boca a todos.

Costa Rica logró el que probablemente sea el triunfo más importante de su selección en un mundial —ante una antigua campeona—, porque además ha puesto de cabeza al grupo y lo ha hecho con una magistral demostración de juego práctico, colectivo, pero también individual, si en esto último uno tiene que valorar lo que hizo Joel Campbell, hombre determinante para que el 0-1 inicial —porque Uruguay comenzó ganando— se convirtiera en 3-1 final.

El comienzo de la Copa del Mundo en Brasil está dejando algunas lecciones, una de ellas es que no siempre el que arranca bien termina igual o mejor, y es una lección para no dormirse en los laureles como le ocurrió a la “garra charrúa”, que de garra no tuvo nada, ni cuando ganaba, menos cuando perdía y, aunque en chiquito, también era humillada, como le pasó un día antes a España.

Si había alguien en el estadio que esperara una demostración uruguaya que le hiciera soñar con lograr otro título en el mismo país en donde protagonizó el Maracanazo de 1950, se habrá caído de espaldas al ver a esta selección apagada, sin argumentos como para ser superior a su adversario, pero además sin reacción cuando se vio en figurillas a partir del uno-dos (empate y victoria) que le aplicó Costa Rica en un dos por tres, como si fuera boxeo; y ahora los sudamericanos han quedado tan mal parados que por ahí van a tener que hacer las maletas de regreso a casa rápido, a no ser que reaccionen contra sus dos próximos rivales, italianos e ingleses.

En los primeros minutos, Uruguay pudo haber hecho alguna diferencia que le permitiera vivir tranquilo el resto del partido, pero no embocó salvo el penal a Lugano que Cavani, con un buen disparo, transformó en gol.

Con Luis Suárez en el banco, aún recuperándose de una lesión, Uruguay perdió fuerza adelante, donde estaba y no estaba Diego Forlán, por lo general perdido, sin ser ni la mitad, e incluso menos, de lo que era hace cuatro años en Sudáfrica 2010.

Costa Rica sorprendió en la segunda parte y aplicó una buena dosis de efectividad en sus llegadas. Avisó primero, asustó a su rival, y después dio vuelta el marcador: Campbell empató y tres minutos después, Duarte —para algunos en fina posición adelantada— puso el 2-1 inimaginable hasta rato antes.

Pero no era cuestión de la diosa fortuna, sino de una aplicación futbolística del conjunto centroamericano, que remató con otro gol Ureña a pase de Campbell para liquidar a un cuadro uruguayo que hizo poco para al menos empatar, y así le fue.

Los datos

Apertura. Edinson Cavani había abierto el marcador para Uruguay a los 24 minutos de tiro penal. El partido se disputó en el estadio Castelao de Fortaleza (nordeste) ante 58.679 espectadores.

Lo dio vuelta. Los ticos lograron el triunfo con tantos de Campbell a los 54 minutos, Óscar Duarte a los 57 y Marco Ureña a los 84, para asumir el comando del llamado grupo y dejar a Uruguay agonizando.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia