Brasil 2014

Cubillas: ‘Un mundial maravilloso’

“Equipos chicos no existieron acá, creo que los chicos entendieron que el fútbol es once contra once y en la medida que le pongas ganas, actitud, todos pueden estar a la misma altura, y el ejemplo es Costa Rica”, dice el crack peruano,

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Barraza / La Paz

00:15 / 11 de julio de 2014

El Nene está en Río de Janeiro disfrutando de Brasil 2014 y asistirá el domingo a la final en Maracaná. Compartimos una cena con él. Teófilo debutó en Primera División en Alianza Lima en 1966, le preguntamos qué es lo que más ha cambiado en el fútbol en estos 48 años.

Para serte honesto, pensé que nunca se repetiría un mundial como aquel del 70, que me tocó disputar, pero la verdad en esta Copa me he deleitado, por la entrega, porque es un mundial donde todos los equipos han venido a ser protagonistas”. La frase pertenece a un grande del fútbol, con diez goles en su foja a lo largo de tres copas: Teófilo Cubillas.

“Equipos chicos no existieron acá, creo que los chicos entendieron que el fútbol es once contra once y en la medida que le pongas ganas, actitud, todos pueden estar a la misma altura, y el ejemplo es Costa Rica”, dice el crack peruano, camisa 10 en México 70, Argentina 78 y España 82. “Lo que más me asombró han sido las porterías, este ha sido un Mundial de arqueros. Y también el de los grandes nombres; todos los que vinieron como posibles figuras, lo fueron.

El único que de repente se quedó un poco y tuvo que volverse rápido fue Cristiano Ronaldo, los demás todos brillaron, sobre todo Messi, que tuvo que cargar solo con Argentina durante toda la primera parte. Lo mismo pasó con Neymar, tanto que cuando él se lesionó pareció como que Brasil se quedaba sin nada. Ante Robben me saco el sombrero, un fenómeno… Y aparecieron algunos jóvenes que tal vez por no verlos muy seguido no los teníamos, el caso de Shaqiri, que me encantó, un atrevido, y el chico de Costa Rica, Campbell ¡qué calidad…! Él muestra cómo un jugador solo adelante puede ser capaz de inquietar a toda la defensa rival. Me he quedado maravillado con todo”.

El Nene está en Río de Janeiro disfrutando de Brasil 2014 y asistirá el domingo a la final en Maracaná. Compartimos una cena con él. Teófilo debutó en Primera División en Alianza Lima en 1966, le preguntamos qué es lo que más ha cambiado en el fútbol en estos 48 años: “Hoy los jugadores deben tener una gran condición física, ser veloces, creativos y estar preparados para desempeñarse en cualquier parte del terreno de juego. Antes los delanteros eran delanteros y los defensas, defensas. Éstos solo tenían que defender y mandar la pelota a cualquier parte, hoy también deben saber crear y los atacantes defender, pasar por distintas zonas del campo y adaptarse, o sea fútbol total”. 

Siempre ligado a la Comisión Técnica de la FIFA, Teófilo cumplió en mayo 65 años y se mantiene en el mismo peso de cuando jugaba, sale a correr todos los días por la rambla de Copacabana. Le impactó especialmente el nivel de los arqueros y la actuación de Costa Rica: “Fijate que hubo muchísimos goles a pesar de estos arqueros. Con los porteros como eran antes, se hubiesen batido todos los récords de goles. Lo de Costa Rica fue maravilloso, aunque no me sorprende, pues a Pinto lo conozco, hizo campeonar a mi equipo, Alianza Lima, después de 18 años, pero visité Costa Rica y pude constatar el rechazo que tenía de los técnicos costarricenses; fui a dar un curso y lo invité, sabiendo su capacidad, a dar una charla. Hizo una exposición tan brillante que a partir de ahí se acercaron todos los entrenadores nacionales a expresarle su adhesión. Es un tipo parecido a Bielsa, vive fútbol, sueña fútbol, come fútbol…”.

El único momento en que desaparece la sonrisa del rostro de Cubillas es cuando se habla del presente del fútbol peruano. Le preocupa, le duele. Pero vuelve al Mundial, que lo ha impactado como ningún otro. También le atrajo la intensidad del juego: “Los partidos no duran 60 o 70 minutos, se juegan con todo hasta que el referí pita el final. Y se han marcado muchísimos goles en los últimos instantes, hasta en los suplementarios. Yo miro mucho la NBA, donde los equipos de básquetbol faltando dos o tres segundos dan vuelta un partido, y veo que eso empieza a darse en el fútbol, lo cual me parece importantísimo”.

Teófilo tuvo tiempo para condolerse de Luis Suárez. “Me parece demasiado dura la sanción, es tremenda”.

GRAN DEBATE NACIONAL. Toda la prensa brasileña está sumida todavía en la incredulidad del 1 a 7 frente a Alemania, a la que unánimemente han calificado como “la más humillante de la historia”. Mucho peor que el Maracanazo de 1950. Ha sido un mazazo bestial. En todos los canales, radios y diarios se polemiza sobre qué hacer con el fútbol nacional. Han intervenido grandes analistas y jugadores gloriosos del pasado como Zico, Carlos Alberto, Jairzinho, Leivinha, etc. Todos hablan de “refundar el fútbol brasileño”, de “empezar de cero de nuevo”. Hay algunos puntos en que las coincidencias son generales: 1) Hace tiempo el balompié nacional viene mal. 2) Hace años perdió su identidad, el jogo bonito. 3) Hay un atraso táctico importante en los técnicos locales. 4) Existe una crisis de formación de talentos, se elige a los grandotes y no a los talentosos. 5) El hecho de jugarse la Copa en Brasil hizo que se les exigiera a estos jugadores el título, una responsabilidad demasiado grande para sus capacidades. 6) La preocupación mayor: no hay más jugadores que éstos.

CUATRO HORAS SIN HACER GOL. Arjen Robben, atlético, velocísimo y punzante puntero holandés, se lamentó de haber quedado fuera de la final. “Fuimos superiores a Argentina en todo el partido”, dijo. Luego, sangrando todavía, agregó, “Argentina no tiene ninguna chance en la final frente a Alemania”. Muy respetables opiniones, desde luego. Igual, alguien debería recordarle a Robben que Holanda jugó sus últimas cuatro horas de Mundial sin hacer un gol: 120 minutos frente a Costa Rica, 0 a 0, 120 frente a Argentina, 0 a 0. Más allá de merecimientos, ¿no les habrá faltado algo…?

TERCER PUESTO, ¿SÍ O NO…? Louis van Gaal, técnico holandés, manifestó su desagrado por tener que jugar por el tercer puesto cuando ya el equipo está mentalmente fuera de la competición, al igual que Brasil. “Hace 15 años vengo diciendo que ese partido está de más”. Por su parte, Valdir Espinosa, DT de Gremio cuando ganaron la Libertadores en 1983, dijo lo contrario: “Ser tercero en un mundial es una medalla muy grande, hay que jugar y hacer todo por ganar”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia