Brasil 2014

FIFA ofrece entradas a la FBF

La FIFA le ofrece a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) entregarle 1.000 entradas para los partidos del Mundial Brasil 2014 para su comercialización, y será el Comité Ejecutivo el que decida si las acepta o no.

Internet. Un aficionado ingresa a la página de la FIFA para adquirir un ticket para el próximo Mundial.

Internet. Un aficionado ingresa a la página de la FIFA para adquirir un ticket para el próximo Mundial. Foto: AFP

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

00:00 / 26 de febrero de 2014

La FIFA le ofrece a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) entregarle 1.000 entradas para los partidos del Mundial Brasil 2014 para su comercialización, y será el Comité Ejecutivo el que decida si las acepta o no.

Según una norma, la FIFA reparte entradas entre sus asociaciones afiliadas, ya sea que sus selecciones estén o no clasificadas para el Mundial, y para Brasil 2014 ha reservado para este ítem de “asignaciones y transferencias” 800.000 localidades.No son entradas gratuitas, cada asociación que las acepta debe pagar lo que cuestan, y tras comercializarlas obtiene un porcentaje como beneficio autorizado por la FIFA.

La FBF quiere ir con pies de plomo en este asunto, pues a raíz de las entradas que Bolivia recibió a través de este programa en 1994 —cuando la selección fue al Mundial de Estados Unidos—, hubo denuncias en contra del manejo que se hizo aquella vez.

Carlos Chávez, presidente de la FBF, quien estuvo el viernes en La Paz para participar en la sesión de honor por los 100 años de la Asociación de Fútbol de La Paz (AFLP), declaró que si la entidad hace uso de esas entradas, “entregará todas para su comercialización a una entidad oficial y de forma pública”, de manera que los aficionados interesados en el país en adquirirlas lo hagan de manera transparente.

Pero Alberto Lozada, secretario ejecutivo de la FBF, propondrá al Comité Ejecutivo de revertir a la FIFA la asignación del número de entradas “para evitarse problemas”.

El dirigente señaló también que en realidad no son 1.000 entradas, sino 700, y confirmó que por ellas la FIFA autoriza a las asociaciones a obtener un porcentaje por su comercialización.

En el cupo que oferta el máximo organismo del balompié mundial hay boletos para todos los partidos, incluidos los de semifinales y final. En el caso de Bolivia, son ocho para el cotejo que el 13 de julio decidirá al próximo campeón del mundo en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

“Este tema lo va a tocar el Comité Ejecutivo, pero cómo controlar y hacerlo transparente, es muy difícil; por ahora no se ha tomado ninguna decisión. Por vender ocho o diez entradas para un partido te puedes meter en problemas”, advirtió Lozada.

La actual gestión federativa reveló hace meses que en 1994, cuando la FBF era presidida por Guido Loayza y el gerente de Marketing Internacional era Marcelo Claure, actual titular de BAISA SRL, hubo una venta con sobreprecio en el “mercado negro” de 12.070 entradas adquiridas por la FBF para el Mundial de Estados Unidos.

“Nosotros peleamos y dijimos que esa vez hubo negocio con las entradas. Para qué nos vamos a meter, así que pediré al Ejecutivo de la FBF que no venda nada porque más que obtener una ayuda resulta un problema”.

Desde su punto de vista hay que tener mucho cuidado y evitar susceptibilidades, tanto de la dirigencia como de la afición.

“Hay un porcentaje de ganancia que la FIFA declara tolerable, pero cómo hago para que me crean. Hago un supuesto: si una entrada vale 800 dólares y la persona que la compra la transfiere en 1.000 dólares, cómo aseguro que no hubo negocio. La gente puede pensar que hay un beneficio extra, puede observar hasta por qué se le vendió la entrada a esa persona cuando habían otros interesados. Para evitar susceptibilidades voy a sugerir que no se compre nada, que todo quede en cero”.

Pero si Chávez “tiene una fórmula para transparentar el tema, que vaya adelante, aunque por ganar unos 14.000 dólares pienso que no debemos meternos”.

En el pasado motivó denuncias

En 1994, la FBF adquirió 12.070 boletos para luego venderlos

Carlos Chávez y Marcelo Claure se amenazaron en 2012 con mutuos juicios en Bolivia y Estados Unidos por las acusaciones que se hicieron. El vaso rebalsó cuando el Presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) denunció “el mayor acto de corrupción en la historia del fútbol nacional”.

El 25 de octubre de ese año, en Santa Cruz, el dirigente dijo que previo al Mundial de Estados Unidos la FBF, presidida por Guido Loayza, y con Claure como gerente de Marketing Internacional, “vendió 12.070 entradas en el ‘mercado negro’” y, según los cálculos, ese negociado supuso una ganancia de $us 10 millones. “Si fuera ahora estaríamos hablando de unos $us 25 millones”, dijo aquella vez.

Ese acto —agregó— le ocasionó un perjuicio impositivo a la FBF, que hoy en día sigue pagando, y que asciende a $us 3 millones. “Hemos tirado un contrato de televisión completo en Impuestos por esta irresponsabilidad, por este aparato montado fuera del país”.

La respuesta de Claure no tardó en llegar y anunció un juicio por difamación, calumnia e injurias en la Corte del estado de Florida por las graves denuncias hechas en Santa Cruz en esa ocasión.

“Fui contratado como gerente internacional de la FBF y en 1994 decidimos la compra de 12.070 entradas a la FIFA por un monto aproximado de 860 mil dólares. La razón por la cual adquirimos esas entradas era para la venta en Bolivia a un comienzo y la venta a bolivianos en todas partes del mundo que querían asistir al Mundial”.

Desafortunadamente  no hubo suficiente demanda —agregó— por lo cual “nos quedamos con un número bastante grande de boletos”, declaró Claure en 2012 en una videoconferencia  desde Miami, para defenderse.

“En 18 o 19 años nunca nadie ha cuestionado esa venta de entradas porque la misma fue totalmente registrada y transparente, y todo el dinero que ingresó fue a la Federación”. Rechazó, por tanto, la aseveración de Chávez, en el sentido de que la venta había sido un acto de corrupción, por ello decidió demandarlo y dijo que en ambas instancias —la civil y la penal— iría hasta las últimas consecuencias. Nada de eso ocurrió.

En Brasil es donde más compran

Informe

La FIFA informó en su sitio en internet el viernes 21 que se asignaron un total de 473.076 entradas para todos los encuentros de la Copa, exceptuando el partido inaugural en São Paulo y la final en Río de Janeiro. Los aficionados brasileños recibieron alrededor del 60% del inventario de boletos durante esta fase de ventas.

Total

Hasta ahora e incluyendo la venta de los cupos para las selecciones participantes se han asignado 1,5 millones de entradas a los aficionados: el 57% a brasileños y el 43% a internacionales. Brasil es el país al que se han asignado más entradas (906.433), seguido por Estados Unidos (125.465) y Colombia (60.231). En total, se han asignado 2.300.000 entradas a través de todos los canales de ventas, incluido el programa de hospitalidad y otras categorías de beneficiarios.

Todos pagan

La FIFA recuerda a los espectadores, incluidos los niños de cualquier edad, que deben tener entradas y quienes hicieron sus reservas vía electrónica, sus cuentas deben tener suficiente saldo, pues en caso de que sus solicitudes sean aceptadas los cobros se llevarán a cabo de inmediato, caso contrario se anularán los pedidos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia