Brasil 2014

FIFA retiene a Curitiba como sede del Mundial y salva a Brasil de un fiasco

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, juzgó que las obras del estadio Arena de Baixada han avanzado lo suficiente desde que el organismo amenazara con excluir a Curitiba del Mundial el 21 de enero.

Estadio Arena da Baixada, también conocido como el estadio Joaquim Américo, en Curitiba (Brasil).

Estadio Arena da Baixada, también conocido como el estadio Joaquim Américo, en Curitiba (Brasil). Foto: Archivo-EFE

La Razón Digital / AFP / Brasil

15:56 / 18 de febrero de 2014

La FIFA retuvo este martes a Curitiba como sede del Mundial-2014 pese al atraso en las obras de su estadio, evitando a Brasil la vergüenza de un fracaso como organizador de la mayor fiesta del fútbol.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, juzgó que las obras del estadio Arena de Baixada han avanzado lo suficiente desde que el organismo amenazara con excluir a Curitiba del Mundial el 21 de enero.

"Curitiba reconfirmada como sede de la #Copa2014, con base en las garantías financieras, compromiso de todas las partes y progreso realizado", dijo Valcke en su cuenta Twitter.

Una carrera contra el tiempo

"Será una carrera apretada contra el tiempo y el esfuerzo colectivo de todas las partes involucradas en Curitiba debe continuar a un ritmo fuerte", advirtió no obstante.

La decisión de la FIFA, que era esperada con nerviosismo por el gobierno, salva a la presidenta Dilma Rousseff de un fiasco en un momento de débil crecimiento económico y protestas callejeras desde junio contra el enorme gasto público en el Mundial, en vez de en transporte, salud, vivienda o educación.

Cuando peleó para ser escogido como sede del Mundial, Brasil, el gigante sudamericano que sacó a 40 millones de la pobreza en una década, buscaba mostrar al mundo que puede competir de igual a igual con los países desarrollados, y dar a los 200 millones de brasileños el regalo de un sexto título mundial, esta vez en casa.

Pero en medio de atrasos en estadios, promesas incumplidas sobre grandes obras de infraestructura en las 12 ciudades sede y la perspectiva de masivas manifestaciones como las que sacudieron el país en la Copa Confederaciones de junio, el Mundial de fútbol se ha convertido en un arma de doble filo para el gobierno.

El secretario general de la FIFA anunció que Curitiba es mantenida como sede de la Copa en su cuenta Twitter, minutos antes de dar una conferencia de prensa en Florianópolis (sur), en la víspera de un seminario que reunirá a los entrenadores de las 32 selecciones que disputan el Mundial.

Cuatro estadios aún en obras

La Arena da Baixada de Curitiba, con capacidad para 43.000 espectadores, debe acoger cuatro partidos de la primera fase. Sus obras están avanzadas en 90%, según la Secretaría de la Copa.

Desde el 21 de enero, cuando la FIFA amenazó con dejar fuera a Curitiba, los obreros que trabajan en el estadio han subido de 980 a 1.380. La construcción del techo y de los accesos a los vestuarios están siendo finalizados, la cantidad de asientos colocados ha subido de 2.000 a más de 15.000 y el gramado ha sido plantado y está siendo regado.

A menos de cuatro meses del inicio de la Copa del Mundo el 12 de junio, cuatro estadios --Curitiba, Sao Paulo, Cuiabá, Manaos-- aún no han sido finalizados.

La FIFA pretendía que los 12 estadios estuviesen listos antes del 31 de diciembre de 2013.

Un "no" a Curitiba hubiese obligado a la FIFA a reajustar parte de su organización pues tendría que mover los cuatro partidos de la fase de grupos previstos en ese estadio: Irán-Nigeria (grupo F, 16 junio), Honduras-Ecuador (E, 20 junio), Australia-España (B, 23 junio) y Argelia-Rusia (H, 26 junio).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia