Brasil 2014

Sin Falcao, Rodríguez hace de líder

Aparte de anotar un gol se puso el equipo al hombro

Festejo. Rodríguez (izq.) celebra y sus compañeros se ‘cuelan’.

Festejo. Rodríguez (izq.) celebra y sus compañeros se ‘cuelan’. Foto: AFP

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Belo Horizonte

00:00 / 15 de junio de 2014

Con Radamel Falcao fuera del equipo por lesión, Colombia se preguntaba quién iba a guiar al equipo al triunfo en el Mundial de Brasil y el primero en hacerlo, ayer ante Grecia (3-0), fue James Rodríguez, compañero del Tigre en el Mónaco.

El joven volante ofensivo respondió a la perfección, moviéndose entre líneas, dinamizando el juego de ataque de los suyos, disponiendo de buenas oportunidades y, finalmente, logrando el premio del gol, el del 3-0 con todo decidido, en el descuento final (93).

El tanto, con un disparo con la zurda ajustado al palo derecho del arquero griego, fue el premio a su insistencia.

“Estoy feliz porque Colombia ha ganado y también porque yo he marcado un gol, eso me pone muy feliz. Esperemos que podamos seguir ganando”, afirmó en una breve conferencia de prensa, tras recibir el trofeo como mejor jugador del primer partido de los colombianos en Brasil 2014.

La aportación de James había comenzado, por omisión, ya en la jugada del primer gol del equipo, cuando leyó perfectamente la jugada y dejó pasar un balón de Juan Cuadrado para que pudiera rematar su compañero Pablo Armero, quien fue el que firmó el primero de la tarde en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.

Rodríguez tuvo una buena ocasión en el 37, pero envió alto un centro de Armero, y en el inicio de la segunda parte siguió probando suerte, especialmente con un zurdazo desde la frontal (49). También brindó una buena asistencia en el 55 a su compañero Cristian Zapata, que no pudo acertar en el remate de cabeza.

Con una Grecia intermitente y compacta atrás, que solo se abrió en la última media hora al ver el partido perdido, James Rodríguez tuvo que batallar con los defensas rivales, en un pulso de 90 minutos en el que no se amilanó a pesar de su juventud y supo aprovechar la experiencia de este año en el Mónaco.Todo ello bajo la atenta mirada de Falcao, su compañero de club, que siguió el cotejo como un hincha más en el estadio.Colombia, previsible;

Costa Rica, sorprendente

Julio Peñaloza Bretel,

es periodista y asesor de la Federación Boliviana de Fútbol.

Una Colombia madura y paciente se impuso a Grecia sin mayores sorpresas, mientras que Costa Rica provocó el sacudón de la jornada imponiéndose a una selección uruguaya que ciertamente sintió la ausencia de Luis Suárez, el mejor jugador de la Liga inglesa en la última temporada.

Con Radamel Falcao, Colombia contaría con el plus de la explosión y la definición rotunda, pero como no pudo superar la grave lesión sufrida en enero, José Pekerman tuvo que decidir sobre la marcha cómo hacer para que la propuesta central no se resintiera con miras a superar a Grecia, Costa de Marfil y Japón.

En el mundo de la pasión y la euforia habitualmente desbordantes, Pekerman introduce la diferenciada cuota de serenidad y paciencia que se necesita para encarar un torneo en el que están abundando los yerros arbitrales con discutibles e indiscutibles faltas en tumulto en las áreas, y complicadas decisiones de si hubo o no en tal y cual jugada fuera de juego.

Con esa predisposición anímica, tratando de imponer superioridad individual en los últimos 30 minutos, los colombianos batieron sin prisas y con las debidas pausas a una Grecia laboriosa cuanto inefectiva y casi intrascendente en la zona de ataque, de la mano de la eficacia de James Rodríguez.

Sin contar con la calidad de figuras rutilantes como lo fueran las del 90 dirigidas por Francisco Maturana     —Valderrama, Asprilla, Redín, Rincón, Valencia, Álvarez y compañía— esta nueva versión colombiana es el producto de la articulación de sus mejores valores actuando en ligas europeas y un par en Argentina, conscientes de que en una Copa del Mundo hay que ir con pies de plomo, pues de una a otra fecha las cosas pueden cambiar dramáticamente, en tanto lo que más difícilmente puede conseguirse es la regularidad que permite rendimientos parejos.

Pero si Colombia supo imponer autoridad sin su principal figura que tantas veces ganó partidos con su implacable efectividad, Costa Rica fue capaz de recordarnos que para ganar, muchas veces el peso de la camiseta adversaria y los últimos galardones obtenidos no alcanzan ante escuadras respondonas con personalidad definida.

Joel Campbell fue la figura tica para que su selección consiguiera un 3-1 que terminó con la peor Uruguay posible, esa que ha confundido en grandes tramos de la historia la garra charrúa con la violencia inadmisible tal cual lo demostró Maxi Pereyra que vio la tarjeta roja luego de aplicarle un patadón a la figura del encuentro, este Campbell (Olympiacos de Grecia) que en una Copa América última ya había insinuado sus grandes condiciones para convertirse en una figura con estrella propia.

Con este inimaginable resultado, el grupo aparentemente más peliagudo con tres campeones mundiales en distintas épocas  que se insinuaban como presumibles protagonistas y una cenicienta que de tal tenía solo la apariencia, se perfila distinto y amenaza con dejar fuera de carrera en este primer tramo al último campeón de América y cuarto en Sudáfrica 2010, que ayer desnudó la muy gravitante ausencia de Luis Suárez que de haber participado en este arranque, muy probablemente le hubiera imprimido otra dinámica al frente ofensivo celeste en el que Edinson Cavani fue intermitente y Diego Forlán demostró que ya no pesa como hace cuatro años y está firmando los últimos tramos de su carrera.

Dirigida por el colombiano Jorge Luis Pinto, Costa Rica deberá ser mirada con cuidado por italianos e ingleses si no quieren convertirse en víctimas de sorpresas como las asestadas por este muy ordenado y sólido equipo que juega con vocación moderna, sin desesperarse y aprovechándose, por lo menos esta vez, de la subestimación ejercida por los uruguayos allá en lo profundo del subconsciente que los deja en situación comprometida y con la mitad de las posibilidades para llegar a cuartos de final.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia