Brasil 2014

Higuaín gritó presente y no hizo falta más

Antes de abordar el partido en sí, una sensación. Hasta el despacho de esta columna todos los semifinalistas tuvieron mejores rivales en octavos. Brasil ante Chile. Alemania frente a Argelia. Y Argentina cuando jugó con Suiza. Colombia, Francia y Bélgica, respectiva y objetivamente, no dieron la talla.

La Razón (Edición Impresa) / Óscar Dorado

00:00 / 06 de julio de 2014

Antes de abordar el partido en sí, una sensación. Hasta el despacho de esta columna todos los semifinalistas tuvieron mejores rivales en octavos. Brasil ante Chile. Alemania frente a Argelia. Y Argentina cuando jugó con Suiza. Colombia, Francia y Bélgica, respectiva y objetivamente, no dieron la talla.

Y vale el concepto para reflejar lo poco que ofreció ayer el cuadro de Marc Wilmots, que llegó al Mundial tras una eliminatoria impecable. Sin embargo, decepcionó. Atacó poco y mal. Defendió mediante un inexplicable y permeable sistema: le dio metros a Messi, lo dejó accionar libre y por eso a los ocho minutos Lionel enhebró una jugada continuada en Di María y culminada por Higuaín —el mejor del cotejo— con un derechazo implacable.

A Sabella los cambios le dieron resultado. Biglia y Demichelis incrementaron un espíritu al que poco aportaron Gago y Fernández en actuaciones pasadas.

Inclusive, el obligado ingreso de Pérez (reemplazó al lesionado Di María) encajó adecuadamente. El del Benfica produjo contención y se proyectó sin temores.

Los gigantes de Bélgica pusieron patéticamente de manifiesto sus limitaciones. Hazard —llamado en teoría a ser protagonista— pasó desapercibido, cuando entraron Lukaku y Mertens no escaparon de la intrascendencia y la consecuencia es que apenas si De Bruyne y Mirallas inquietaron a Romero.

La segunda parte cayó en lo que a ritmo se refiere. El cuadro europeo buscó tener más el balón, pero cuando lo consiguió la posesión se tradujo en repetidos centros, sin réditos. ¿Excesivo respeto o ineficiencia?

A Argentina le resultó suficiente agruparse y acortar metros entre mediocampo y defensa. Muy cerca del epílogo, Messi perdió un cara a cara con Courtois (sigue sin superarlo) en lo último importante de un juego menos que discreto.

Gonzalo Higuaín marcó una vez, más tarde remeció el travesaño, y resultó suficiente para la quinta alegría albiceleste, sinónimo de avance al penúltimo escalón.

Óscar Dorado es corresponsal en Bolivia de Fox Sports.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia