Brasil 2014

Imagen perfecta de la Tv brasileña

La Razón (Edición Impresa) / Julio Peñaloza / Río de Janeiro

00:00 / 07 de julio de 2014

Las redes Globo y Bandeirantes transmiten a través de señal abierta en directo todos los partidos del Mundial que mañana ingresará en su recta final. De esa manera quedan parcialmente aplacadas las críticas al enfoque excluyente con el que la FIFA y la contraparte local han encarado la comercialización de las entradas a los 12 estadios, en los que, como se ha reiterado tantas veces,  el verdadero pueblo futbolero no asoma por ninguno de sus anchos y muy cómodos corredores, y mucho menos por sus graderías.

Con una mirada que dista mucho del vedetismo o el estrellato tertuliero de las estaciones televisivas con señal internacional que emiten desde Buenos Aires y otras ciudades sudamericanas de habla hispana, e incluso ahora desde Río de Janeiro con equipos profesionales trasladados hasta allá para utilizar la escenografía playera y tropical, los periodistas de la televisión brasileña hacen un trabajo que privilegia la parte visual con programas especiales en que los protagonistas aparecen en forma de hologramas en tamaño natural para graficar las tendencias tácticas de cada equipo.

El Brasil de la Copa del Mundo es un gran plató televisivo en el que parece estar todo conectado por cámaras que se desplazan por carreteras y por helicópteros, por ejemplo para seguir al detalle el viaje de Neymar y de Rodrigo Lassmar, médico de la selección verdeamarilla, a un hospital de Fortaleza donde minutos más tarde se establecería que Camilo Zúñiga, el lateral derecho colombiano, le había roto la tercera vértebra lumbar.

Los programas de análisis y discusión son matizados con la presencia de hinchas de la calle invitados a los estudios y de músicos en los que los principales elementos que forman parte del universo futbolero del país están claramente expresados evitando la tendencia a armar programas que parezcan concilios de sabios, poseedores de las últimas verdades del balompié.

Lo más novedoso y profesional, comparado con lo que hacen las grandes estaciones que emiten señales a través de la televisión por cable en todo el continente, está relacionado con la impecable factura visual y de contenidos de cada minirreportaje incluido en los servicios de noticias. Esto funciona con el periodista y conductor introduciendo el tema y a los diez segundos aparecen  las imágenes precisas sobre las que continúa hablando para explicar una jugada, un incidente con infracción, una mala decisión arbitral, una jugada de gol, o un conjunto de evoluciones corporales y gestuales que ayudan a enfatizar la mirada analítica requerida para cada tema. El fútbol es imagen primero, y palabra como soporte explicativo, dicen los grandes productores que llevan años de experiencia en la materia.

Las notas de color en las calles no dejan de ser consideradas, pero por supuesto que las cadenas brasileñas saben qué es prioritario y qué lugar ocupan para el anecdotario los coloridos hinchas de una y otra latitud pintarrajeados hasta la médula, de los que por número y bullicio han destacado hasta aquí, los argentinos y los colombianos, además de los locales.

Famosa por sus telenovelas de exportación, por sus actores que son íconos nacionales, y por un aparente fanatismo en sus transmisiones futbolísticas, dadas las características sonoras del idioma portugués, la televisión brasileña está jugando un rol fundamental para que la gente desde las calles en todo el territorio nacional, haya establecido interminables cadenas imaginarias que generan la sensación de una unidad inquebrantable. Por lo menos hasta conseguir llegar a la final y ganarla, sin que importe mucho el cómo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia