Brasil 2014

Leo Messi apareció poco y falló el gol de la victoria

El astro del Barcelona no mostró el nivel que suele tener tanto en su club como en su seleccionado, se fue con un malestar evidente del estadio miraflorino.

La Razón / Marcos Bonilla / La Paz

03:00 / 27 de marzo de 2013

Lionel Messi no fue el jugador espectacular del Barcelona ni llenó los ojos del público que asistió ayer al Hernando Siles, pero sí mostró destellos de su clase cuando se animó a ir al frente. Fue distinguido por el presidente Evo Morales al final del partido, recibió un par de obsequios y luego se quejó de la altura. Desde el inicio pareció cansado, se lo vio como desconectado, moviéndose poco y sin hacer mucho esfuerzo.

Las veces que tuvo el balón, lo tocó muy rápido. A los siete minutos remató alto un tiro libre, después de una falta sobre Ángel Di María. En las pocas ocasiones que se animó a correr Bolivia tuvo problemas. A los 18 minutos, arrancó cerca de la media cancha, dejó a dos hombres en el camino, tocó para Ángel Di María, éste para Rodrigo Palacio, quien se demoró y remató al cuerpo de Sergio Galarza, aunque el  golero había achicado muy bien.

Después del “esfuerzo” y como sucedió tras cada contacto con el balón, se dobló para recuperar fuerzas. A los 34’ Luis Gutiérrez le entró fuerte en dos oportunidades, el árbitro sancionó la segunda falta. El “10” cobró rápido, habilitó a Palacio, quien envió el centro y Di María cabeceó arriba.

Su aporte fue mayormente intrascendente, hasta que en el 44’ volvió a aparecer y Argentina logró el tanto de la igualdad. Tomó el balón, giró, hizo la pausa y entregó a Clemente Rodríguez, quien llegó por la izquierda y envió el centro que Éver Banega cabeceó sin saltar, sin marca y decretó la igualdad. Según medios argentinos, antes de volver a la cancha el astro vomitó y por eso la reanudación se prolongó por más de 15 minutos.

En la segunda parte pasaron varios minutos hasta que entrara en el partido. A los 9’ tomó la pelota, pero fue parado rápidamente por los defensores nacionales. Dos minutos después hizo gala de su técnica y tuvo a maltraer a Edward Zenteno y Diego Bejarano. A los 32’ cobró un tiro libre, y Galarza tuvo que esforzarse para alejar el peligro.

A medida que se acercaba el final tuvo un poco más de movilidad. En el 39’ le quitó un balón a Ronald Raldes, quedó solo frente al golero boliviano; pero en el mano a mano el que ganó el duelo fue Galarza. Pudo ser el tanto del triunfo de la Argentina, pero el mejor jugador del mundo falló la gran oportunidad de romper la mala racha que tiene con Bolivia, a la que nunca le pudo anotar después de cinco enfrentamientos.

El astro se fue con bronca de Miraflores

Lionel Messi  no ocultó su “bronca” por la opción de gol que desperdició en los minutos finales y que pudo darle la victoria a su selección. Culpó a la cancha de su inefectividad, aunque se fue contento por el empate que consiguió Argentina, que, según dijo, le acerca al Mundial de Brasil 2014. “Cuando juegas normal te recuperas más rápido, aquí cuesta mucho más. Dentro de lo que te permite la altura, el resultado es relativamente bueno”, dijo al final del partido.

De la jugada en la que perdió en el mano a mano con Sergio Galarza y pudo significar el tanto de la victoria para su equipo, comentó que “da un poco de bronca”. Sostuvo que “dudé un poquito, al arquero lo tenía encima y la cancha seca no ayudó para poder pasarlo”. Insistió en que “me quedé con bronca, pues por el esfuerzo que hicimos, podíamos haber terminado ganando”. En La Paz “mucho no se puede jugar, físicamente te pasan por arriba, sabíamos eso, que al principio nos iban a ir a buscar; pero hicimos el juego que teníamos que hacer”.

Destacó el juego de todos sus compañeros, pues gracias al esfuerzo de todos se pudo conseguir la igualdad.  Aseguró que Argentina está “cerquita” del Mundial de Brasil.  “Lo mejor de todo es que estamos muy bien, se nota dentro de la cancha, y fuera el grupo está espectacular”.

Argentina estuvo sólida en defensa

Una de las  virtudes de Argentina en el partido de ayer fue la solidez de su defensa. La línea de cinco en el fondo le funcionó a la perfección a Alejandro Sabella. Gino Peruzzi y Clemente Rodríguez se pararon bien por las bandas, aunque éste último fue superado en varias oportunidades por Diego Bejarano.

Los tres centrales Hugo Campagnaro, Sebastián Domínguez y José Bazanta, también tuvieron buen desempeño. En uno de sus pocos desaciertos, Martins les ganó por arriba y marcó el tanto de la igualdad. El golero argentino Sergio Romero tuvo una tarde tranquila, nada pudo hacer en el gol de Martins y después, excepto un par de ocasiones, no fue exigido. En la mayoría de sus intervenciones tomó el balón sin ninguna complicación.

Los mediocampistas de marca: Éver Banega y Javier Mascherano se pararon bien delante de los defensores y en pocas ocasiones fueron superados por los jugadores bolivianos. Di María, el hombre más adelantado del medio, fue intermitente en su desempeño. Complicó en un par de ocasiones, intentó ir al frente, pero casi siempre fue frenado. En la segunda parte, después de una falta que le cometieron aprovechó para tomar oxígeno.

Rodrigo Palacio, el delantero del Inter de Italia,  fue de lo más bajo ayer. Prácticamente no se movió, casi siempre perdió en las pelotas divididas, además falló un gol cantado en el primer tiempo. El técnico Sabella no se sentó en ningún instante del partido. Permanentemente dio instrucciones, pidió tranquilidad a sus jugadores. Al final se fue feliz.

Espere…

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia