Brasil 2014

Luces y sombras de la primera fase

Quedan 16 días, 16 competidores y 16 partidos de Mundial. También han pasado 16 días de torneo y toda la primera fase, que ha dejado un agradable sabor de boca.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Barraza / La Paz

00:04 / 28 de junio de 2014

Cero especulación, bellísimos goles, escasísimos empates. Se perdió la timidez; con poco o con mucho, todos se atacan y eso produce un ida y vuelta entretenido, vibrante. La revelación, de lejos, es Costa Rica. Buen fútbol, excelentes jugadores.

Quedan 16 días, 16 competidores y 16 partidos de Mundial. También han pasado 16 días de torneo y toda la primera fase, que ha dejado un agradable sabor de boca. Después de pasar por el tamiz los primeros 48 encuentros, quedan muchas pepitas que brillan en el fondo del latón. Ha sido muy buena cosecha.

LO MEJOR. El fútbol. Por juego, el Mundial más atractivo de los 13 que lleva visto este cronista y los 9 a los que ha asistido. Cero especulación, bellísimos goles, escasísimos empates. Se perdió la timidez; con poco o con mucho, todos se atacan y eso produce un ida y vuelta entretenido, vibrante. La cadena local SporTV está pasando diariamente imágenes de los mundiales anteriores. Veíamos goles de Suecia 1958; parece el paleolítico del fútbol.

LO PEOR. Los campos de juego. Varios en muy mal estado para una Copa del Mundo. En muchos se levanta el pasto o están poceados. Un terreno impecable es fundamental para beneficio del juego y por una cuestión de imagen. A Brasil le dieron el Mundial hace siete años, tuvo tiempo suficiente de alistar las canchas. Éste es un país tropical, de lluvia y sol permanente, donde la vegetación crece desaforadamente. Imperdonable.

LA REVOLUCIÓN. No es táctica, es de actitud: todos juegan para ganar. Y el que ganó fue el espectáculo.

LA REVELACIÓN. Costa Rica, lejos. Buen fútbol, excelentes jugadores, en alto nivel físico, táctico, técnico y anímico. Capolavoro del técnico Jorge Luis Pinto.

EL FIASCO. Inglaterra. Son los inventores del fútbol… y los que menos lo entienden. Tácticamente tienen muy poca idea. Cada cuatro años les ocurre lo mismo: se chocan de frente con la realidad. Una fantástica liga (con 347 extranjeros…) no significa tener una selección fuerte.

EL MAESTRO. Andrea Pirlo. La máxima sabiduría actual de este deporte. Juega como si estuviera bostezando, cansado o aburrido, pero su mente viaja a mucha más velocidad que la del resto.

LA APARICIÓN. Enner Valencia. Vivísimo, rápido, goleador, guapo, de gran juego aéreo. No es sorpresa que los clubes europeos hagan cola para pedir condiciones por él. Ojalá nunca cambie.

LA PROEZA. Dos: 1) La atajada de Ochoa en el cabezazo de Neymar. Un recuerdo para siempre. 2) La hazaña de Messi: ganó prácticamente solo los tres partidos de Argentina, increíble.

LA PERLA NEGRA. Los arbitrajes. Mucho más allá del nivel de error tolerable. A Bosnia la sacó del Mundial un error del trío de colegiados neocelandeses. Le anularon un gol demasiado válido. En casi todos los partidos hubo muchas fallas groseras.

EL PARTIDO. Holanda 5 - España 1. Volcánico, emotivo, casi de ciencia ficción. Si todos los partidos de fútbol fueran así, la gente no trabajaría.

LA PALIZA. El mismo, Holanda 5 - España 1. Y pudieron ser más. Nunca un campeón tuvo en el siguiente torneo un estreno tan desafortunado. El fútbol español debe replantearse muchas cosas.

EL AVANCE. De la Concacaf, al menos en este torneo. De cuatro representantes clasificó a octavos a tres. Y dos de ellos con notable producción: México y Costa Rica.

EL REGALO. El penal a Brasil frente a Croacia. Se iba el partido y no le salía nada al equipo de Scolari. Le salió al juez Nishimura. Decidió el resultado. Luego hubo muchos otros penales, más discutidos o menos, pero ninguno con esa influencia.

LA SATISFACCIÓN. La actuación sudamericana. Globalmente sólida, Chile y Colombia, con garra Uruguay. Brasil un poco más atrás, y Argentina la de juego más pobre.

LAS ESTRELLAS. Casi todas ratificaron su talento: Messi, Neymar, Robben, Benzema, Pirlo. Otros buenos: Campbell (Costa Rica), Marcelo Díaz (Chile).

EL ECLIPSE. De Cristiano Ronaldo. No fue su Mundial. El médico de Portugal y la sanidad del Real Madrid informaron que no presentaba ninguna lesión. Por eso jugó los tres partidos físicamente a pleno. No rindió, a otra cosa.

EL FENÓMENO. Thomas Muller: 5 goles en Sudáfrica, 4 acá, 9 tantos mundialistas con apenas 24 años. No le cuesta nada hacer gol.

LA CLASE. De Luka Modric. Una pena la eliminación de Croacia. Nos perdemos de ver a un centrocampista lleno de clase.

EL BIENVENIDO. El gol: 136 en 48 partidos, a una media de 2,83 por juego. El más alto de una primera fase desde que se juega con 32 equipos. En Francia ’98 fueron 126; en Corea-Japón 130: en Alemania 117 y en Sudáfrica 101.

EL ATASCO. Los africanos. De los cinco clasificaron dos, pero con calzador: Argelia (el mejor) y Nigeria. Igual, no convencieron. Como Asia, justifican sus cupos por una cuestión política y demográfica, no deportiva.

LA PREGUNTA.  ¿Amerita Europa 13 plazas…? Que en el próximo Mundial serán 14. Es demasiado y no parece justo. De los 13, apenas 6 pasaron de ronda.

EL ADIÓS. De Xavi, inolvidable mediocentro de España. Fue su último Mundial, un crack inmenso.

EL GOLAZO. Tres: Tim Cahill (Australia) a Holanda, el primero de Robben a España y el agónico de Messi a Irán.

LA RATIFICACIÓN. De James Rodríguez (Colombia), zurda, talento, personalidad y gol.

LOS EQUIPOS. Los mejores: Holanda, Chile, México, Colombia, Alemania, Costa Rica, Francia.

LO INSÓLITO. La invasión de una horda de hinchas chilenos al Maracaná. Entraron por el Centro de Prensa, varios rompiendo o saqueando elementos. Nunca había sucedido en un Mundial.

EL CORRECAMINOS. Michael Bradley, de Estados Unidos. En los tres partidos de grupo desandó 38 kilómetros.

EL RETROCESO.  Al menos en esta Copa, de Corea del Sur y Japón. Venían subiendo de a poquito, en juego y posiciones. Acá se cayeron. Japón trajo como DT al italiano Zaccheroni, que, contaban colegas italianos, en cuatro años en Tokio nunca aprendió una palabra en japonés. Tenía un traductor en la mesita de luz.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia