Brasil 2014

Sudamérica vs. Europa

Sudamérica y Europa, las dos potencias tradicionales del fútbol, se medirán entre sí en los dos duelos de semifinales del Mundial, donde el anfitrión Brasil jugará contra Alemania mañana y Argentina se enfrentará a Holanda el miércoles, en busca de la gran final.

El brasileño Luiz Felipe Scolari y el alemán Joachim Low, directores técnicos del duelo Sudamérica vs. Europa programado para mañana en Belo Horizonte. El otro choque será en Sao Paulo, entre argentinos y holandeses. Foto: AFP

El brasileño Luiz Felipe Scolari y el alemán Joachim Low, directores técnicos del duelo Sudamérica vs. Europa programado para mañana en Belo Horizonte. El otro choque será en Sao Paulo, entre argentinos y holandeses. Foto: AFP

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Río de Janeiro

00:00 / 07 de julio de 2014

Sudamérica y Europa, las dos potencias tradicionales del fútbol, se medirán entre sí en los dos duelos de semifinales del Mundial, donde el anfitrión Brasil jugará contra Alemania mañana y Argentina se enfrentará a Holanda el miércoles, en busca de la gran final.

Un programa estelar, con cuatro equipos con historia y una calidad fuera de toda duda, aunque habrá un gran ausente en la última semana del torneo, el atacante Neymar, superestrella de los brasileños y que sufrió la fractura de una vértebra lumbar el sábado en los cuartos de final ganados a Colombia (2-1).

Su baja ha supuesto un auténtico terremoto para el torneo y para una 'torcida' que ha visto complicarse su sueño de lograr el título en casa el domingo 13.

Por el momento, el partido de semifinales frente a los alemanes en Belo Horizonte se presenta como una durísima prueba y los hombres de Luiz Felipe Scolari tendrán sin duda que emplearse a fondo para poder avanzar a la final y evitar un 'mineirazo'.

 Para la semifinal, el equipo vuelve tras el éxito de cuartos a Belo Horizonte, donde estuvo a punto de quedar eliminado en octavos ante Chile, al que solo pudo ganar en la tanda de penales en una gran tarde del arquero Julio César.

Enfrente estará una Alemania que ha llegado por cuarta vez consecutiva a semifinales de un Mundial y que sufrió en octavos ante Argelia (2-1 en la prolongación), pero que luego hizo un partido más sólido ante Francia (1-0) en cuartos.

Por su parte, Argentina y Holanda se enfrentarán en Sao Paulo en otro partido entre formaciones con galones e historia.

La Albiceleste ha ido ganando todos sus compromisos, con más problemas de los esperados y un juego irregular, sin embargo cumpliendo su objetivo. El último, ante la peligrosa Bélgica en cuartos (1-0).

Lionel Messi, con cuatro tantos, ha sido hasta ahora el jugador determinante del equipo de Alejandro Sabella, que ha conseguido clasificarse para una semifinal mundialista tras 24 años sin lograrlo.

El principal contratiempo para su equipo es la baja de una de sus figuras, Ángel Di María, lesionado ante los belgas.

El rival argentino por un boleto para la final del domingo será una Holanda que brilló en la fase de grupos, especialmente con victorias sobre España (5-1) y Chile (2-0), pero que remontó agónicamente ante México (2-1) en los octavos de final y que necesitó la tanda de penales para superar a la revelación Costa Rica en los cuartos (4-3 tras empate 0-0 al término de los 90 minutos reglamentarios y la prórroga).

Será además la ocasión de borrar la decepción de hace cuatro años, cuando la 'Oranje' perdió la final del Mundial-2010 ante España, por un gol de Andrés Iniesta al final de la prolongación.

El goleador

Colombia ya no está en el torneo, pero su máxima figura,  James Rodríguez (foto), que cumplirá 23 años el sábado, se despidió siendo por ahora el máximo anotador de Brasil, con seis tantos.

¿Lo podrán bajar?

El argentino Lionel Messi (4 goles), el alemán Thomas Müller (4) y los holandeses Arjen Robben (3) y Robin Van Persie (3) son la esperanza de gol de sus respectivas selecciones.

Sin coronas

Joachim Löw (foto), DT alemán, es el único entre los cuatro semifinalistas que no ha logrado ningún triunfo internacional. De ellos, Luiz Felipe Scolari ya fue campeón mundial (2002).

¿Revanchas?

El equipo de Brasil fue el verdugo de Alemania en la final del Mundial-2002 y Argentina se impuso a Holanda en el último partido de la Copa del Mundo que ganó en casa en 1978.

Un intento por acabar con la maldición americana

Alemania y Holanda son las dos últimas opciones para acabar con la maldición americana, que ha impedido a los equipos europeos ganar al otro lado del Atlántico.

En el primer Mundial, en Uruguay-1930, solo hubo cuatro selecciones europeas, Francia, Rumania, Yugoslavia y Bélgica, ninguna pudo impedir que la selección local fuera campeona.

En Brasil-1950, Suecia y España, llegaron a la fase final de cuatro, pero quedaron respectivamente en tercera y cuarta posición, detrás de Uruguay, campeón, y la selección local.

En Chile en 1962, pese a que hubo seis equipos europeos en cuartos de final, el título fue para Brasil, que se impuso en la final a Checoslovaquia por 3-1.

Ocho años más tarde, en México-1970, Italia y Alemania Federal llegaron a semifinales y se enfrentaron entre ellos, con victoria azzurra por 4-3, pero este equipo acabó cayendo en la final contra el Brasil de Pelé por 4-1.

En Argentina-1978, Holanda consiguió el pase a la final, que acabó perdiendo con Argentina en la prolongación por 3-1.

En México 1986, la Argentina de Diego Maradona se llevó el título tras derrotar a Bélgica en semifinales (2-0) y a Alemania en la final (3-2).

Algo parecido ocurrió en Estados Unidos-1994 en que hubo siete selecciones europeas en cuartos de final, pero Brasil fue campeona tras ganar en la final a Italia por penales (3-2).

En Brasil-2014, Europa solo clasificó a segunda fase a seis de sus equipos, cayeron: España, Inglaterra, Italia y Portugal.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia