Brasil 2014

No alcanzó el esfuerzo

Bolivia comenzó mal y tuvo problemas en el primer tiempo ante Grecia, que no fue un dechado de virtudes pero ganó su último examen antes de ir al Mundial

Marca. Damir Miranda se tira al piso en procura de evitar el remate del griego Karagounis.

Marca. Damir Miranda se tira al piso en procura de evitar el remate del griego Karagounis. AFP.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

03:30 / 07 de junio de 2014

El esfuerzo del segundo tiempo por tratar de llegar por lo menos al empate fue insuficiente para Bolivia, que terminó perdiendo 2-1 anoche frente a Grecia, en partido amistoso disputado en el estadio Red Bull Arena, en Harrison, Nueva Jersey.

Fue el segundo encuentro de esta pequeña gira que hizo la Verde; hace una semana cayó frente a España, el vigente campeón del mundo, en Sevilla (2-0), y cerró anoche con el tropiezo en Estados Unidos.

El cuadro nacional jugó mejor que hace una semana, se soltó en la segunda parte y mostró más ambición. Claro, el rival era de menor fuste que el español y también mostró algunas falencias en su último ensayo antes de viajar a la sede del Mundial.

Marcelo Martins tuvo tres ocasiones para marcar: una de cabeza y dos de remate, pero sus intentos terminaron con el balón fuera de la cancha o en manos del golero Orestis Karnezis.

Sin embargo, Juan Carlos Arce fue protagonista de la acción más clara que tuvo Bolivia para convertir en el segundo tiempo. Aprovechó un error de un rival y le ganó en el control de la pelota, encaró sin ninguna oposición hacia el arco, entró al área y tocó de derecha al costado del golero griego, pero la pelota se fue ancha y terminó fuera del campo.

El primer tiempo dio para pensar en lo peor, pues de un inicio intrascendente Grecia se adueñó de las acciones y comenzó a fabricar situaciones frente a una desconcentrada última línea boliviana. Tuvo al menos tres situaciones que perdió antes de la apertura del marcador.

A los 20 minutos, el europeo aprovechó una desatención en la cobertura del sector izquierdo de la última línea que dio por hecho la salida de un balón; sin embargo, Maniatis no renunció, alcanzó la pelota y mandó un centro que Kone conectó con fuerza de cabeza ante una defensa estática.

Antes el europeo dispuso de otra acción clara, pero el ataque terminó con el esférico fuera de la cancha ante buen achique de ángulo obra del golero Romel Quiñónez.

En la segunda parte, otra falla en la marca ayudó a Katsouranis a elevarse entre Marvin Bejarano y Gutiérrez, para meter un cabezazo al palo opuesto donde estaba el arquero nacional, 2-0 a los 8 minutos.

Bolivia siguió en la búsqueda de algún rédito a su espíritu de lucha y encontró el gol del honor en una bonita acción. Ejemplo de lucha lo de Marvin Bejarano, quien forcejeó con dos rivales y cedió un pase a Rudy Cardozo; el mediocampista paró el balón, se acomodó sobre la marcha, sacó un derechazo fuerte al costado izquierdo y marcó a los 24’ el 2-1 definitivo.

Destacado - Rudy Cardozo

El bonito gol que marcó en el segundo tiempo le ayudará a recuperar la confianza que había perdido en la recta final de la pasada temporada.

El árbitro - Bien

El juez FIFA Javier Santos, de Puerto Rico, siguió con atención las incidencias del juego. Acertó al cortar de raíz las jugadas peligrosas.

Los datos

Flojo

El arquero Orestis Karnezis no reaccionó bien ante el potente tiro de Cardozo y no pudo evitar el descuento nacional.

Falencias

Grecia no es un dechado de virtudes y lo tendrá muy complicado en la fase de grupos del Mundial contra Colombia, Costa de Marfil y Japón.

Menos

El físico es un factor en contra para Bolivia, anoche se notó la ventaja de los griegos, quienes marcaron las dos conquistas de su triunfo mediante jugadas aéreas.

Azkargorta critica la falta de atención

Rafael Sempértegui

El director técnico Xabier Azkargorta observó una falta de concentración y luego elogió la reacción futbolística que tuvo el seleccionado boliviano, tras caer anoche ante Grecia en su segundo amistoso en una semana.

En el balance global de las dos presentaciones —el primero fue hace una semana ante España, (2-0) en Sevilla—, es positivo para el entrenador, quien destacó el esfuerzo y la lucha ante dos grandes planteles.

“En este partido cometimos errores individuales de desconcentración, que si los cometes con equipos de esta talla, pues la pagas caro. Ellos mostraron un juego aéreo superior y eso complicó”, aseguró el técnico al enviado del Panamericano Deportivo.

Para Azkargorta, la selección boliviana crece y se enfrentó sin complejos y de tú a tú ante los rivales mundialistas.  El entrenador destacó que en el segundo tiempo salieron más decididos y que no estuvieron lejos de lograr un empate, pero les faltó definición.

Cardozo fue el más feliz por el gol

Optimismo

El volante Rudy Cardozo, quien ingresó en el segundo tiempo en reemplazo de Gualberto Mojica, anotó el gol del descuento, el cual dijo le otorga mucha confianza. “Contento por anotar. Eso siempre da mayor confianza”, aseguró el bolivarista.

Retorno

La delegación boliviana no regresará completa al país porque algunos jugadores decidieron quedarse unos días más en Estados Unidos para pasar la vacación. Otros como el delantero Marcelo Martins tomarán otro rumbo; en su caso, a Brasil. La selección tiene previsto llegar mañana a La Paz a las 06.00.

Seguimiento

En el partido de anoche hubo muchos enviados de medios colombianos que siguieron el juego de Grecia, rival de su selección en el Mundial. Cuando le consultaron a Xabier Azkargorta una opinión del cuadro europeo, respondió: “Yo no soy nadie para decir cómo es el otro”.

Óscar Dorado Vega: Nada nuevo bajo el cielo de Nueva Jersey

Por despliegue físico y esquematización ganó el favorito. El partido, entonces, no ofreció nada sorprendente. Y cabe, de entrada, señalar que este columnista apeló a la internet (PirloTVOnline) para observarlo desde el comienzo.

Grecia no llama la atención si de juego se trata. Es más, asoma, de cara al inminente Mundial, como un equipo notoriamente rústico, nublado en el manejo del balón.Bolivia repitió el onceno inicial que enfrentó a España y si bien pareció ser más audaz de mitad de cancha hacia arriba, se quedó solo en intención. La prueba es que Karnezis recién intervino a los 3' de la segunda parte, como respuesta a un zurdazo de Martins.

Y como cada cotejo es diferente —la referencia apunta al orden defensivo de la primera parte en Sevilla—, hubo descuidos y pérdidas en la lucha individual. Basta señalar que Theofanis Gekas accedió a cuatro oportunidades de gol. Y no acertó en ninguna.

El cuadro nacional sufrió por arriba. Y tal es que los dos goles del rival surgieron de cabezazos. Uno ( el de Kone) como producto de un centro proyectado sin marca y el otro ( Katsouranis) a consecuencia de un lanzamiento de esquina. Era una de las armas previsibles del elenco europeo, al que Juan Carlos Arce pudo vulnerar antes de cumplirse el cuarto de hora del complemento, pero desvió. Más tarde, Rudy Cardozo, uno de los varios relevos empleados, descontó tras un grueso error del portero.

¿Para qué sirvió la minigira? Seguramente en función de otorgar rodaje internacional, siquiera de algunos minutos, a varios presumibles candidatos a ser convocados a la Copa América del próximo año. Y pare de contar.

En materia de accionar se reiteraron las manifiestas dificultades a la hora de crear peligro. Marcelo Martins, en una y otra actuación, apareció, más allá de su ostensible voluntad, como una referencia ofensiva muy tibia, a raíz, claro, de asistencias esporádicas. En otras palabras: si bien se tuvo la pelota, faltó verticalidad, por lo cual la Verde se descubrió casi siempre inofensiva.

El futuro, por más de una razón, emerge difuso. Es menester, en la toma de decisiones, despejarlo a corto plazo.

Óscar Dorado Vega es corresponsal en Bolivia de Fox Sports.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia