Brasil 2014

Los alemanes Kroos y Müller son la ‘amenaza’ para Messi

En la pulseta, el principal aspirante es el argentino

Dupla. El goleador alemán Thomas Müller (13) domina el balón ante la mirada del cerebral Toni Kroos.

Dupla. El goleador alemán Thomas Müller (13) domina el balón ante la mirada del cerebral Toni Kroos. EFE.

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Sao Paulo

00:31 / 11 de julio de 2014

Toni Kroos y Thomas Müller, rivales de Leo Messi en la final que disputará la selección argentina contra Alemania, en el Mundial-2014 el domingo en Río de Janeiro, aparecen como la principal amenaza para el argentino en la lucha por el Balón de Oro.

El centrocampista Thomas Müller, además, luchará con Leo Messi en la disputa de la Bota de Oro o de Plata de goleador del torneo. Antes de la final, el alemán lleva cinco tantos, por cuatro del argentino, ambos superados por el colombiano James Rodríguez, que tiene seis, pero que ya no puede aumentar su cuenta, después de que su equipo cayera en cuartos de final.

Aunque menos goleador, Kroos, que marcó sus dos únicos tantos del Mundial en el partido de semifinales en que Alemania humilló a Brasil (7-1), se ha convertido en el alma del equipo, el que lleva la manija de la Mannschaft junto a Mesut Özil.

El duelo que Kroos tendrá con Messi en la final del Mundial, para tratar de hacerse con la batuta en el centro del campo, será un aperitivo de lo que sucedería a partir de la próxima temporada en la liga española, si se confirman informaciones de prensa que colocan al alemán en el poderoso Real Madrid.

El partido de Maracaná sería un avance de lo que vendría los próximos años en los clásicos entre Barcelona y justamente el Real. Kroos, igual que Messi, es el hombre encargado de ejecutar muchas jugadas a balón parado de Alemania.

“Hemos vuelto a ser buenos a balón parado. Tenemos jugadores que rematan bien de cabeza y en este tipo de torneos es importante ser eficaces en las jugadas a balón parado”, dijo Kroos en este Mundial. Tanto Messi como Müller o Kroos ya saben lo que es recibir premios individuales en torneos de la FIFA.

Messi, de 27 años, fue mejor jugador y máximo goleador, con seis dianas, en el Mundial Sub-20 que ganó Argentina en Holanda-2005. Kroos, de 24 años, fue designado mejor jugador en el Mundial Sub-17 de Corea del Sur-2007, en que Alemania solo pudo ser tercera. En aquel torneo anotó cinco goles, siendo el cuarto en la tabla de realizadores, empatado con el tercero.

Por su parte, Müller, de 24 años, fue máximo goleador y Bota de Oro del Mundial de Sudáfrica-2010, con cinco tantos de su autoría. Müller había marcado el mismo número de goles que David Villa, Wesley Sneijder y Diego Forlán, pero hizo valer sus tres asistencias en el torneo para llevarse la Bota de Oro.

Müller, que empezó con fuerza el Mundial de Brasil-2014, con tres goles en el debut contra Portugal (4-0), cerró la primera fase con un nuevo tanto contra Estados Unidos (1-0), el quinto le hizo a Brasil (7-1).

Pero los logros individuales no le preocupan, quiere ganar un título con Alemania, tras ser semifinalista con su selección en el Mundial-2010 y la Eurocopa-2012. Si Messi es campeón del mundo con la Argentina, tendrá más cerca el Balón de Oro; en contrapartida, si es Alemania la ganadora de la máxima cita en Brasil 2014, la lucha será entre Kroos y Müller.

Los datos

Pelota. La final del domingo tendrá un balón específico, que ya lo probaron Lionel Messi y el alemán Bastian Schweinsteiger.

Variación. El Brazuca Final Río, balón de la final, varía sus colores respecto a su hermano, el Brazuca que sirvió a los anteriores 62.

Inscripción. El balón tiene colores oro y verde, los del trofeo de campeón mundial y la inscripción “13 julio 2014 Final. Germany-Argentina. Río de Janeiro. Estadio de Maracaná”.

¿Récord? El balón de la final puede batir el récord de goles en mundiales. Se han marcado hasta ahora 167 tantos, cuatro menos que en Francia 1998, que tiene 171. Falta aún el partido por el tercer lugar.

El golero Neuer también tiene chance

El guardameta de Alemania Manuel Neuer puede, como su prestigioso predecesor Oliver Kahn en 2002, ser elegido mejor jugador del Mundial 2014, sobre todo en caso de victoria de su selección, pero también fallar como él, en la final del domingo.

El número 1 de la Mannschaft es, con 28 años, todavía joven para su puesto. Pero la última cita con Argentina es un enorme desafío para él. Lo es también para el resto de los protagonistas que saltarán a la cancha del mítico estadio carioca, pero todavía más para los porteros, porque cualquier error borrará de un plumazo horas y horas de extraordinaria labor.

Kahn puede confirmarlo. En el Mundial de Japón-Corea 2002, el capitán germano multiplicó las proezas en su meta y llevó al equipo hasta la final, con un solo gol encajado en seis partidos. Fue incluso elegido mejor jugador del Mundial, algo único para un portero. Pero el gran día, el 30 junio de 2002 en Yokohama, en el minuto 67, el Titán falló. No logró bloquear el balón tras un disparo anodino de Rivaldo y lo dejó en los pies de Ronaldo que inauguró el marcador y allanó el camino del pentacampeonato para Brasil (2-0).

Es el riesgo que corre Neuer. Él también ha hecho milagros en el camino de la final. Aunque encajó cuatro goles en seis partidos, ninguno puede imputársele directamente y dos son puramente anecdóticos porque son descuentos en el marcador sin consecuencias sobre el resultado final, en octavos de final contra Argelia (2-1 en la prórroga) y en la semifinal ante Brasil (7-1). El portero totalizó 25 paradas, algunas de ellas memorables.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia