Brasil 2014

¿Hay equipo para que Messi la rompa?

Con la dupla Di María-Messi a todo vapor, un trabajo sin desatenciones en la línea de fondo y en la zona de recuperación en el medio Argentina puede lograr llegar a la final.

La Razón (Edición Impresa) / Julio Peñaloza Bretel / La Paz

02:06 / 11 de junio de 2014

Cómo hacer para que Messi reciba balones en todas las posiciones que le conviene para hacer lo que hizo en el Barcelona. Los encargados de ‘alimentarlo’ serán: Di María, Agüero, Higuaín, Lavezzi y Palacio, quienes anticipan a una intimidante ofensiva albiceleste.

En Sudáfrica 2010, Juan Sebastián Verón se encargó de hacer jugar a Lionel Messi, como necesita él que lo asistan para ser el mejor hasta que algo se rompió en el vestuario y la Brujita quedó afuera del olvidable partido en que los alemanes les hicieron cuatro y los sacaron de carrera ante la crispada y versátil gestualidad de Diego Maradona que no había tenido la suficiente experiencia en el plano táctico como para tomar los cuidados suficientes que impidieran que la topadora germana terminara triturándolos sin discusiones.

Ahora que Alejandro Sabella conduce a la albiceleste, que tuvo el tiempo necesario durante toda la eliminatoria sudamericana, parece que efectivamente esta vez no habrá destrozos en la intimidad del grupo y que de mitad para adelante con Ángel Di María como principal generador ofensivo de juego, proveniente de la final de Champions en que fue la figura descollante para el Real Madrid,  volverá a demostrar cómo hacer para que Messi reciba el balón en todas las posiciones que le convienen para hacer lo que hizo en el Barcelona durante seis años y lo que en algún grado ya logró con la camiseta de su selección en la eliminatoria en la que terminaron ganadores.

Si además estarán Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín, Ezequiel Lavezzi, y por si acaso Rodrigo Palacio, tendremos nuevamente una muy intimidante argentina que contará con Javier Mascherano y Fernando Gago como los forjadores del segundo pase, y en ese sentido, sus probabilidades de éxito frente a rivales primerizos e inexperimentados como Bosnia-Herzegovina e Irán son enormes.

Como en este torneo no hay riesgo de enfrentarse a la bestia negra de los dos anteriores mundiales –Alemania–, los argentinos ya clasificados a octavos tendrían muy probablemente que enfrentar a Ecuador o Francia, y será, a partir de ese momento, que las exigencias de los posibles adversarios deban duplicar las previsiones en defensa, allí donde la campeona del 78 y 86 patinó estrepitosamente con Maradona y Sergio Batista, zona de la cancha en que sentirán las más grandes presiones para que Federico Fernández, Marcos Rojo, Martín Demichelis, Ezequiel Garay y Pablo Zabaleta, consigan la solvencia necesaria para tener un equipo balanceado en todas sus líneas, sin las descompensaciones que les provocaron dolores de cabeza no solo en el anterior mundial, sino también en la Copa América de 2011.

Messi no es un ídolo de masas, capaz de desatar euforias callejeras, ni comportamientos desgarradores y tangueros, pero es el mejor futbolista del mundo, y aunque los balcones y las multitudes no lo seduzcan no ha dejado de manifestar esa ilusión infantil por llegar a ganar la Copa con su selección que en esta oportunidad se presenta con un seleccionador muy experimentado, con las credenciales de haber conseguido que Estudiantes de la Plata compitiera a los más altos niveles continental e intercontinental.

Con la dupla Di María-Messi a todo vapor, un trabajo sin desatenciones en la línea de fondo y en la zona de recuperación en el medio, y los definidores ya conocidos que destacaron en Sudáfrica 2010, Argentina puede lograr llegar a la final. La fortaleza y las conexiones entre líneas para rápidas transiciones defensa-ataque son claves, pero más importante todavía, dados los antecedentes inmediatos, saber retroceder con orden y concierto.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia