Brasil 2014

Un gol que se gritó hasta en el Vaticano

Di María, que tuvo una tarde de horror, se encontró con el billete ganador

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Barraza / Brasil

00:36 / 02 de julio de 2014

Explotó el estadio, el Fan Fest, la Argentina, hasta el Papa debe haber saltado de su trono vaticano… “Ya está, ahora sí, ganamos…”, pensaron. Sin embargo, Suiza tenía algo que decir. Y en el minuto 122 casi hubo infartos masivos. La pelota dio en el palo. Era el empate.

Era un bostezo interminable, que amenazaba entrar en el libro de los Récords de Guinness y decidirse en los penales o en la Corte Internacional de La Haya. Pero en el minuto 118 la ordenada Suiza se descontroló por un instante y pagó con la eliminación. Palacio robó una pelota clave en tres cuartos de cancha, con Suiza saliendo, y la pasó rápido a Messi. El genio, por primera vez con algo de espacio en toda la tarde, le imprimió velocidad a fondo y, como siempre, derecho al área; eliminó como a un cono al primer rival que le salió (Inler) y le puso un pase delicioso a Di María, ni fuerte ni débil, ni largo ni corto, justo, al ras. Di María solo tuvo que seguir corriendo y pegarle suave al segundo palo para batir, por fin, a Benaglio, otro de los excelentes arqueros que nos muestra el Mundial todos los días.

Explotó el estadio, el Fan Fest, la Argentina, hasta el Papa debe haber saltado de su trono vaticano… “Ya está, ahora sí, ganamos…”, pensaron. Sin embargo, Suiza tenía algo que decir. Y en el minuto 122 casi hubo infartos masivos: centro de Shaqiri al área, salta solo Dzemaili, cabecea al gol y la bola da en el palo, le vuelve a Dzemaili, pero le rebota en la pierna y se pierde por línea de fondo. Era el empate; el arquero y la defensa argentina estaban atornillados al piso. Fue uno de los instantes de máxima tensión del Mundial, de un dramatismo casi irrespirable. Similar al remate de Pinilla, de Chile, en el travesaño brasileño, cuando el reloj también cantaba el minuto 120.

“Sabemos que Messi en un segundo te define un partido”, dijo Ottmar Hitzfeld, el inteligente entrenador de Suiza. Y armó un enrejado en torno a Leo, que siempre estuvo rodeado. Pero fue lo que sucedió. Apenas un segundo le dieron espacio de maniobra y ya están en vuelo rumbo a Zurich.

Di María, que tuvo una tarde de horror, se encontró con el billete ganador de la lotería tirado en el suelo. Suiza se fue dignísimamente, Argentina sigue. Ya casi suena aburrido decir que no gusta, que no juega a nada y espera únicamente la genialidad de su número diez.

También es cierto que en estos choques eliminatorios la tensión predomina sobre el juego, se arriesga menos pues la menor desconcentración conlleva la eliminación. El propio Messi lo describió: “Como estaba el partido era para sufrirlo y pasamos por momentos así, porque esto es fútbol. No queríamos ir a los penales, queríamos definir el partido en el suplementario. Por momentos sentíamos nerviosismo porque no podíamos hacer el gol y sabíamos que por cualquier error podíamos quedar fuera. Sabemos que todos los partidos se van a ganar por detalle”.Ya hay tres sudamericanos entre los ocho finalistas. Es buena cosecha.

GOLES Y ARQUERAZOS. Solo restan 8 partidos del Mundial. Ya podemos decir que ha sido un torneo extraordinario en cuanto al juego. Entre los varios puntos altos hay dos que sobresalen: 1) la abundante cantidad de goles, superior ya a 9 Mundiales anteriores; por ahora van 154 en 56 partidos (2,75 por juego) y 2) la extraordinaria actuación de los arqueros, sin lo cual hubiésemos visto sin duda el doble o triple de goles. La lista es abundante: Bravo (Chile), Ospina (Colombia), ‘Memo’ Ochoa (México), Tim Howard (EE.UU.), Keylor Navas (Costa Rica), Julio César (Brasil), Neuer (Alemania), Mbolhi (Argelia), Enyeama (Nigeria), Romero (Argentina), Benaglio (Suiza) y por supuesto Courtois (Bélgica), aunque con menos trabajo o destaque que otros. Es el puesto que más avanzó en el fútbol, por ello no tenemos dudas que hacer goles ahora es infinitamente más difícil que en el pasado. Pese a ello, vemos que igual hay muchas anotaciones, esto gracias a la increíble intensidad del juego.

ÉSTE ES EL FÚTBOL ACTUAL. ¿Cómo hubiese sido un partido entre Bélgica y Estados Unidos hace 40 años…? Muy malo, seguramente, tedioso, lento, sin aristas destacables, sin figuras. Uno de esos partidos lastre que ninguna sede quería hospedar. Este de ayer fue sencillamente excepcional, disputado a una velocidad, con un apetito ofensivo, signado por un ida y vuelta constante. Bélgica (¡terrible rival para Argentina…!) tiene un poco más de fútbol, no obstante el equipo de Klinsmann no bajó nunca la guardia. Lo definiríamos como el paradigma del fútbol moderno, todos buscan herir al adversario, todos creen posible la victoria y van, y atacan, insisten… Así salen estos encuentros espectaculares, volcánicos, de resultado incierto hasta el último instante. Aún si no hubiese goles, serían atractivos igual.

AMARGA NOTICIA. Finalmente se confirmó que el volante nigeriano Ogenyi Onazi sufrió la fractura de tibia y peroné tras el brutal planchazo del francés Matuidi. Tendrá para seis meses de inactividad al menos. El pésimo juez estadounidense Mark Geiger, que no expulsó al victimario, estaba a un metro de la jugada; y de frente, se observa en el video. ¿Cómo no pudo dimensionar la gravedad de la falta? Nadie se pronunció sobre si habría una sanción de oficio para Matuidi. Pero con toda seguridad no va a pasar nada.

DATO. Además de la fragilidad psicológica de sus jugadores, la prensa brasileña manifiesta otra preocupación: el pobre juego del equipo. Ayer circuló un dato: Brasil acierta apenas el 68% de sus pases, su registro más bajo en los últimos 50 años de Copa del Mundo. “Es una grave señal de los tiempos y de la pérdida de identidad de juego del fútbol brasileño, de aquello que un día fue motivo de admiración mundial”, dijo el columnista André Kfouri. Seguro: el toque de bola que hizo célebre al ‘jogo bonito’, que ya hace décadas no existe más.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia