Brasil 2014

Un gran Mundial

La Razón (Edición Impresa)

03:40 / 14 de julio de 2014

El mundo del fútbol tiene un nuevo campeón: Alemania, que ayer alzó la copa por cuarta vez. Terminó el Mundial de Brasil 2014, que será recordado como uno de los mejores de la historia, sobre todo por lo que se vio en el terreno de juego: grandes partidos entre los 64 jugados, goleadas increíbles, selecciones que fueron toda una revelación, equipos decididos a ir al frente... y goles —muchos de ellos de gran factura— que en número igualaron el récord que tenía Francia 98 de más tantos en una misma edición: 171.

Incluso el último partido, el que todos quieren jugar, pero solo dos lo pueden alcanzar, fue digno de una final. Argentina tuvo sus opciones para anotar y las desperdició. Alemania no hizo menos y con un golazo de Götze en la prórroga consiguió levantar el trofeo más preciado, alcanzar la gloria y llevarse el mayor premio por el que luchó durante todo el certamen.

Por primera vez, una selección europea conquistó el título de un Mundial en América. Esta Alemania también será recordada por ello. Nadie lo había conseguido antes. Los teutones —venciendo además a las dos selecciones más grandes de Sudamérica, Brasil y Argentina— sí lo hicieron. De paso, Europa ya lleva dos títulos más: 11 frente a nueve de las selecciones americanas.

Fue un mes de gran fiesta, esa que el fútbol suele generar cada cuatro años como no ocurre con ningún otro acontecimiento deportivo. No solo en Brasil, el país que albergó la cita, sino en el mundo entero. Aficionados o no al fútbol estuvieron pendientes día a día, rieron con los éxitos y lloraron con los fracasos.En lo organizativo todo marchó bien. No hubo noticias de grandes fallas en el desarrollo de la contienda, ni siquiera por los estadios terminados sobre la hora, que fueron unas verdaderas joyas.

En lo deportivo, fue una decepción para Brasil que perdió por segunda vez en su casa, como en 1950. El sueño de alzar el trofeo ante su público se hizo trizas. Y la verdad es que no era un seleccionado que mereciera ganarlo.

 Entre otras selecciones, Costa Rica, Colombia y Chile serán recordadas por haber aportado magníficos e inesperados momentos de fútbol. Hicieron más de lo que de ellas se esperaba.

Argentina, que llegó a esta instancia final 24 años después —y que aportó a este Mundial con la mayor hinchada visitante—, lo logró en el país de su eterno rival, pero llorará durante mucho tiempo esta caída que le hizo perder la gloria cuando ya la estaba acariciando.

Y Alemania, la selección que le propinó a la anfitriona Brasil una histórica goleada (7-1) en semifinales, nunca olvidará este 1-0 conseguido en el mítico estadio Maracaná, que le da un título mundial más —tras los obtenidos en 1954, 1974 y 1990— y pone fin a una sequía de fracasos que había soportado en los últimos tiempos. Salud al campeón.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia