Brasil 2014

Una muchedumbre recibe como héroes a los campeones mundiales en la capital alemana

El capitán Philipp Lahm, con el trofeo en la mano, fue el primero en descender del avión, seguido por sus compañeros; una marea humana aguardaba a los jugadores en la puerta de Brandeburgo, en el corazón de la capital alemana. 

Decenas de miles de personas reciben a los seleccionados alemanes en Berlín. Foto: EFE

Decenas de miles de personas reciben a los seleccionados alemanes en Berlín. Foto: EFE

La Razón Digital / AFP / Berlín

10:28 / 15 de julio de 2014

Decenas de miles de personas se congregaron desde primeras horas de este martes en Berlín para acoger a la selección alemana de fútbol, de vuelta de Brasil con su cuarto título de campeón del mundo.

En la terraza del aeropuerto que da a las pistas, cientos de aficionados vieron bajar del avión a los "héroes" que han traído a Alemania el primer trofeo mundial desde la reunificación del país en 1990.

Tras haber despegado de Río de Janeiro con retraso, el avión de la Nationalmannschaft aterrizó poco antes de las 10.10 en el aeropuerto de Berlín-Tegel.

El capitán Philipp Lahm, con el trofeo en la mano, fue el primero en descender del avión, seguido por sus compañeros, ataviados con chándales o ropa deportiva, mientras que el seleccionador Joachim Löw estaba vestido de negro y llevaba gafas de sol.

Una marea humana aguardaba a los jugadores en la puerta de Brandeburgo, en el corazón de la capital alemana.   Con camisetas, banderas y sombreros de color rojo, negro y oro, los aficionados esperan tranquilamente la llegada de los jugadores y sobre todo la de Mario Götze, autor del gol de la victoria en la prórroga (1-0) contra la Argentina de Lionel Messi  Bernd Hesse, un conductor de autobús de 34 años, apuntaba con el teleobjetivo para retratar el momento. "Es un hecho histórico. La última copa del mundo de Alemania se remonta a 1990. Todos los días no se tiene la ocasión de ver esto", explicó a la AFP.

"Durante cuatro semanas, los jugadores me han hecho vibrar. Es mi forma de agradecerles" asegura Lydia Lampa, de 28 años, encargada de comercio en una agencia de publicidad de Berlín.

Los jugadores subieron en el aeropuerto a un autobús en dirección de una plaza de Berlín, Pariserplatz, cerca de la Puerta de Brandeburgo. Podrán cambiarse de ropa y posteriormente serán recibidos por el alcalde, Klaus Wowereit, que les hará firmar el libro de oro de la ciudad.

"Gracias, chicos"

Luego los jugadores se dirigirán, a bordo de un camión abierto, a la Puerta de Brandeburgo, donde los esperan decenas de miles de personas que fueron llegando desde el alba.

El equipo de Joachim Löw saludará al público desde una tarima instalada frente al conocido monumento berlinés, rodeada de mensajes gigantes en los que se lee "Gracias chicos".

En un autobús ubicado a la izquierda del escenario, se había escrito: "Somos el jugador número 12".

Los aficionados empezaron a acudir al lugar desde la madrugada para festejar este cuarto título mundial. Según testigos, algunos pasaron la noche en sus vehículos para asegurarse un buen lugar.

Todas las generaciones están presentes, a imagen de la familia Felgentreff. Viajaron 630 km en coche desde Aquisgrán (oeste) para encontrarse con un hermano y sus hijos en Berlín y asistir al histórico retorno de la Mannschaft.

"El ambiente es tan genial como el día en que el muro cayó" afirma Christine Felgentreff, una profesora de 53 años. La mujer explica que su marido Ulrich ha vivido los tres anteriores títulos (1954, 1974, 1990) ya que nació en el año del primero de ellos, en 1954 : "Nos sentimos tan orgullosos".

"El sueño habría sido ganar en 2006, cuando Alemania organizaba el Mundial, pero este título en Brasil es extraordinario", afirma.

Algunos de los jugadores, que militan en el Bayern, prevén viajar por la tarde a Munich.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia