Brasil 2014

Un partido aparte para la Verde

Abren la duodécima jornada premundialista. La Verde juega su partido 100 en La Paz; los albicelestes vienen por la revancha luego de caer 6 a 1 hace cuatro años.

Figuras. De izquierda a derecha, Marcelo Martins, Carlos Saucedo, Alejandro Chumacero y Wálter Veizaga.

Figuras. De izquierda a derecha, Marcelo Martins, Carlos Saucedo, Alejandro Chumacero y Wálter Veizaga. Miguel Carrasco.

La Razón / Ramiro Siles / La Paz

01:15 / 26 de marzo de 2013

Para Bolivia, el encuentro de esta tarde (16.00) con Argentina en el estadio Hernando Siles le marca dos caminos: ganar para seguir aferrado a una posibilidad de alcanzar algún puesto de clasificación al Mundial Brasil 2014, o ceder puntos que definitivamente le harían tirar la toalla en esta competición.

El cuerpo técnico encabezado por Xabier Azkargorta y los jugadores están convencidos de que todavía se puede alcanzar uno de esos objetivos. Claro, eso pasa, en principio, por un triunfo hoy en Miraflores y, posteriormente, por otros más —en casa y afuera— en lo que reste por jugarse de la eliminatoria mundialista en su último año de disputa.

No será, además, un partido cualquiera: por una parte, Bolivia jugará por centésima vez en La Paz en toda la historia del fútbol mundial; por otra, su rival será Argentina, la selección que encabeza las posiciones en la tabla y, quizás lo más relevante, con la inclusión en sus filas del considerado mejor jugador del mundo, el astro Lionel Messi.

Bolivia ya ha experimentado momentos dulces en este tipo de partidos y quiere volver a hacerlo. Hace cuatro años, Argentina —entonces dirigida por Diego Armando Maradona— vino también trayendo a sus figuras y a Messi entre ellas; la gente que fue a ver a la albiceleste terminó aplaudiendo a la Verde y destacando la gran tarea —entre otros— de Joaquín Botero, autor de tres de los seis goles con los que la selección nacional vapuleó a su rival (6-1).

Mientras en el país ese partido todavía genera gratos recuerdos, a los argentinos les ha quedado clavada una espina que tratarán de sacársela en esta ocasión.

Entre Argentina (23) y Bolivia (8) —que está penúltima— hay 15 puntos de diferencia en la actual competición, suficiente para que la albiceleste se considere favorita. La Verde volverá a saltar a la cancha en procura de lograr una sorpresa, a fin de considerarse aún viva y, de paso, darse un gusto aparte.

Respetamos a Messi, pero tenemos que defender lo nuestro y vamos a jugar con uñas por el triunfo’

Rudy Cardozo, mediocampista

Como jugamos en casa, vamos a tener más opciones de gol. Ojalá que estemos acertados en la puntada final’

Carlos Saucedo, delantero

La selección procura lograr su tercer triunfo

Bolivia ha sufrido en esta eliminatoria —repitiendo lo sucedido en anteriores— una escasez de buenos resultados, algo que le ha llevado a ocupar la penúltima posición en la tabla de Sudamérica con los mismos ocho puntos que tiene la última selección, la paraguaya.

Solamente han sido dos las veces que la selección nacional logró la victoria en esta competición, después de diez partidos jugados, y ambas en el estadio Hernando Siles de Miraflores: superó a Paraguay por 3-1, cuando el entrenador era Gustavo Quinteros; y ya con Xabier Azkargorta al mando pudo vencer a Uruguay con un categórico 4-1.

Rememorar lo que ha ocurrido hasta aquí con Bolivia en las eliminatorias es, por eso, poco grato, debido sobre todo a los seis contrastes, que le han reducido hasta el mínimo su posibilidad de pelear por la clasificación a Brasil 2014, aunque la aritmética todavía le da chance y es a ella a la que se aferran tanto el cuerpo técnico como los futbolistas.

El de hoy será el sexto encuentro de la selección nacional en Miraflores, donde aparte de las dos victorias sufrió otro par de derrotas y un empate con sabor a caída. Las selecciones que le ganaron fueron la de Colombia (1-2) y la de Chile (1-2), mientras que el empate fue contra Perú (1-1).

De los cinco encuentros que disputó  la selección nacional como visitante, cuatro terminaron en derrota y sólo se destaca la obtención de un punto, cuando igualó (1-1) a su rival de esta tarde en Buenos Aires (Argentina no le gana a nuestro equipo hace tres cotejos, dos empates y una victoria boliviana). Uruguay (4-2), Venezuela (1-0), Ecuador (1-0) y Colombia (5-0), hace unos días, fueron las selecciones que sumaron de a tres a costa de la nuestra en sus respectivos lances.

Si se trata de los choques exclusivos entre Bolivia y Argentina, van 17 ocasiones que jugaron en eliminatorias mundialistas, de las cuales la Verde se impuso sólo en cuatro, la albiceleste obtuvo 11 triunfos y empataron las dos restantes. La selección nacional no olvida la última vez en La Paz: 6-1 a favor.

Un equipo parecido al que derrotó a Uruguay

Bolivia alineará esta tarde una selección parecida, en “dibujo” táctico y jugadores, a aquella que el martes 16 de octubre del año pasado derrotó a Uruguay en Miraflores por goleada (4-1). Después de probar una línea de cuatro en el fondo, que no dio resultado ante Colombia (5-0), el técnico Xabier Azkargorta decidió regresar al antiguo sistema, con tres atrás, poblando el medio sector hasta con cinco hombres y tratando de darle fuerza al ataque con dos habituales.

Ante Uruguay jugaron: Sergio Galarza; Edward Zenteno, Ronald Raldes y Luis Gutiérrez; Marvin Bejarano y Rudy Cardozo; Alejandro Chumacero, Pedro Azogue y Gualberto Mojica; Carlos Saucedo y Marcelo Martins.

Todo apunta a que de esos 11 que intervinieron en el anterior lance en La Paz estarán al menos ocho. Para hoy se prevé que cambien los laterales y entren los dos de The Strongest: Diego Bejarano y Jair Torrico; que suba un poco más al medio Cardozo y haya otra modificación más en el medio, con la presencia de Wálter Veizaga. Contra Uruguay, Saucedo hizo tres goles en una gran tarde del artillero de San José, y un cuarto fue obra de Mojica.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia