Brasil 2014

El vasco se aferra a los 24 puntos que faltan por jugar

Admite fallas del primer tiempo y lamenta que no llegarán más goles

‘En el primer tiempo no salía nada’. En el descanso hablamos seriamente’.

‘En el primer tiempo no salía nada’. En el descanso hablamos seriamente’.

La Razón / Marcos Bonilla / La Paz

02:25 / 13 de octubre de 2012

“Todavía quedan 24 puntos en juego”, dijo Xabier Azkargorta, quien no acepta, por ello, que se considere la virtual eliminación de la selección boliviana. Queda por delante toda la segunda rueda del torneo que entregará cuatro plazas directas y una indirecta para Brasil 2014, ocho partidos que Bolivia “no va a renunciar a jugarlos”. El reencuentro de Xabier Azkargorta con el público de La Paz no pudo ser con victoria. El empate frente a Perú frustró la fiesta, a la vez que redujo al mínimo la chance de Bolivia de conseguir la clasificación al Mundial.

El entrenador es consciente de la situación; pero a estas alturas de la eliminatoria sudamericana, cuando falta por jugar toda la segunda rueda, está obligado a darle crédito a las matemáticas.“Acaba de terminar la primera rueda, todavía quedan 24 puntos en juego, los vamos a jugar, no vamos a renunciar”, manifestó.

Azkargorta admitió que la selección jugó mal en el primer tiempo, porque “los jugadores han estado como agarrotados (tiesos), sin poder soltarse, perdiendo el balón a veces de manera increíble. Prácticamente regalamos el primer tiempo”.

El segundo fue totalmente diferente, “porque ha sido otra la actitud de los jugadores, ha sido otra forma de jugar. Creo que el partido ha sido muy claro: un primer tiempo en el que Perú ha sido superior y un segundo en el que Bolivia ha sido superior”. Anticipó que hoy, cuando se reúna con los jugadores, les preguntará “¿por qué no hemos jugado así (como en el segundo tiempo) desde el principio?”.

En los primeros 45 minutos “nos ha faltado mucha más confianza en nosotros mismos y me preocupa, porque en Ecuador pasó algo parecido: en el primer tiempo estuvimos más cohibidos que en la segunda parte, y ese va a ser un punto que tenemos que trabajar para enfrentarnos a Uruguay. Esperemos que la segunda parte sea primera y segunda”.

Del porqué no incluyó a Marcelo Martins desde el inicio del partido, situación que también sorprendió a los rivales, contó que “arrastraba un proceso de amigdalitis importante, lo hablamos entre los dos y consideramos que era mejor que juegue en la segunda parte, que no quemarse desde el inicio”.

¿Quién le mandaba mensajes?

Un blackberry

De rato en rato, sobre todo en el segundo tiempo, Azkargorta sacaba del bolsillo derecho de su pantalón un BlackBerry, lo revisaba y volvía a guardarlo. ¿Era el cronómetro (también miraba de tanto en tanto su reloj) o estaba recibiendo algunos mensajes?

Molestia

En gran parte del partido, el técnico se mostró tranquilo, no obstante de que en el primer tiempo la selección incaica tuvo a maltraer a la Verde, perdió el control solamente cuando consideró que el árbitro no cobró de manera correcta. Le reclama al juez y también a sus asistente de la preferencia.

Felicidad

Brazos en la cintura, a momentos, las manos en la parte baja de la espalda, en otros. Cuando Chumacero marcó el empate, el vasco dio rienda suelta a su alegría. Saltó con los brazos levantados, luego se dio la vuelta y pidió a la gente de la preferencia que aliente.

La visita fue más en el primer tiempo

‘El rival nos complicó bastante’: Christian Vargas, defensor de Bolivia

‘En el segundo tiempo jugamos mejor, tuvimos oportunidades que no pudimos concretar en un cotejo que el rival complicó bastante porque marcó bastante bien’

‘Estoy enojado con el resultado’: Francisco Markarián, DT de Perú

‘Estoy enojado con el resultado, la estrategia de trabajo fue para ganar el partido, lamentablemente no fue así y por tanto no me voy conforme. Estoy contento con el esfuerzo”.

‘Hicimos un buen primer tiempo’: Edwin Retamozo, jugador del Perú

‘Hicimos un buen primer tiempo, que no lo aprovechamos porque tuvimos oportunidades. En el segundo nos dedicamos a contragolpear, de todas maneras es un resultado importante’.

Sin rumbo, sin alma, sin jerarquía - Óscar Dorado

Empate con dejo inequívoco a contraste. Se jugó mal (el primer tiempo, horrible) y el cuarto de hora inicial del complemento alcanzó sólo para eludir la derrota. Después, el resultado virtualmente estrangula —a fuerza de realismo— cualquier tipo de esperanza, así haya toda una rueda por delante. En síntesis, un saldo que engloba pesar, rabia y unas cuantas interrogantes.

Bolivia partió sin Marcelo Martins, el máximo referente actual, y la explicación sobre su ausencia como titular es discutible, al menos opinable. Porque cuando las papas quemaban (léase derrota parcial) se apeló a él y calentó durante largo rato para ingresar luego del descanso. ¿Estaba o no estaba para jugar? En el concepto no hay medias tintas con respecto al hombre que fue el único, después del partido, con valor para hablar. Porque tras ganar es, seguramente, placentero enfrentar las preguntas. Es cuando las cosas no salen que un gesto como el del atacante debe subrayarse. Y este columnista desea hacerlo y reconocerlo.

El seleccionado nacional se permitió, entonces, enfrentar a un Perú ordenado y disciplinado tácticamente sin una pieza neta de área. Arce y Peña no lo fueron porque sus características de juego son otras. Cuando el integrante del Gremio participó del cotejo, la zaga visitante tuvo más de una razón para preocuparse y tal es que, inclusive, el vertical impidió el que hubiera sido gol de victoria.

Recapitulación. En el arranque, los de Markarián avisaron. Por eso Suárez atajó dos balones dificilísimos antes de soportar el zapatazo de Mariño, que ciertamente lo encontró algo adelantado. Durante el tramo, el arquero Carvallo no contuvo ningún remate riesgoso. Y no se trata de un dato menor para aludir la improductividad de un equipo cuya necesidad de victoria era poco menos que el estandarte de batalla.

Aparte de eso abundaron las imprecisiones, el balón quemaba y la marca, sobre todo por el flanco izquierdo, dejaba enormes opciones al adversario. Es cierto que la actitud fue otra al empezar el periodo final. Perú se sintió de veras acorralado. Chumacero firmó un golazo y está señalado que un disparo de Martins lo devolvió el madero. No obstante, la presión careció de continuidad. Se apagó paulatinamente, de a poco el cuadro rojo escapó del atosigamiento y hasta un contragolpe de Sánchez pudo derivar en la segunda caída.

El cotejo se extinguió entre la impotencia de los nuestros y la conformidad de los dirigidos por Markarián. Aparte, con los hinchas peruanos y sus cornetas dejándose sentir, al margen de ser minoría, bastante más que los anfitriones.Demasiados ingredientes adversos y/o fallidos como para disimular el desencanto. Ni más ni menos.

Óscar Dorado es corresponsal de Fox Sports en Bolivia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia