Ciudades

Incendio de un micro que usaba garrafas de GLP deja 31 heridos

Accidente. Aún se investiga la causa del fuego; una de las víctimas fue atropellada

Quemado. El micro quedó completamente destrozado tras el incendio y el impacto con el árbol.

Quemado. El micro quedó completamente destrozado tras el incendio y el impacto con el árbol. Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Micaela Villa / La Paz

01:38 / 22 de octubre de 2014

El zapato chamuscado de una niña fue uno de los vestigios que quedó del incendio de un micro de la Línea 2, luego de sufrir una quíntuple colisión ayer en Sopocachi; hubo 31 heridos, de los cuales 11 tienen quemaduras. Se encontró tres garrafas de GLP.

El hecho ocurrió cerca de las 08.00 en el carril de bajada de la avenida Jaimes Freyre, casi Ricardo Mujía, a una cuadra de la plaza Adela Zamudio. El vehículo con placa de control 017-TNN tiene más de 50 años de antigüedad y pertenece al Sindicato Eduardo Abaroa.

Según informó la Policía, el conductor José Luis Arrollo Monje, de 47 años, perdió el control de su motorizado por unas cinco cuadras y éste comenzó a resbalar por la avenida colisionando con los automóviles, hasta llegar a chocar contra un árbol. Segundos después se produjo la explosión.

En un principio se manejaba la hipótesis de que se rompieron sus frenos; sin embargo, Tránsito señaló que se produjo un “acuapleno”, es decir, el coche patinó por la vía mojada debido a la última lluvia.

“Son cinco vehículos que impactaron en el trayecto que sufrió el bus. No se habría producido eso (rotura de frenos), sino que cuando la superficie está mojada se produce un deslizamiento y es  mayor la fricción. Los heridos eran pasajeros”, indicó a La Razón el coronel Rubén Zegada, director departamental de Tránsito. Un herido fue atropellado.

El chofer incumplía el Decreto Supremo 28380, que prohíbe el uso del Gas Licuado de Petróleo (GLP) como combustible. La Policía halló tres garrafas llenas dentro del micro, dos se encontraban en la parte delantera y otra junto al tanque de Gas Natural Vehicular (GNV).

Todavía se investiga qué produjo el fuego. Se presume que una chispa por la destrucción de la batería del motorizado mientras colisionaba con otros autos. Uno de los vehículos golpeados impactó con el muro de una nueva edificación en la avenida, lo que provocó la ruptura de una conexión de gas y posterior fuga, esto asustó a los estudiantes de la unidad educativa Gregorio Reynolds, quienes fueron evacuados.

“Estaba yendo a mi trabajo y me senté en la parte trasera, el coche saltó un rompemuelles y todos empezaron a gritar; el parabrisas trasero voló por el impacto, la gente en su desesperación me pisó, cuando me levanté el micro estaba incendiándose y escapé”, contó Manuel Charca, uno de los heridos.

“Parte de mi pelo y mi ropa se quemaron, estaba sentada en el medio, los que estaban delante pasaron la peor parte. El micro no podía frenar, no se podía salir”, manifestó Nayra Bejarano.

Los lesionados fueron atendidos en el Hospital de Clínicas, entre ellos los quemados. El traumatólogo Víctor Hugo Méndez señaló que hasta las 14.20 de ayer seis pacientes fueron dados de alta. “La mayoría eran policontusos; sin embargo, una señora tiene luxación de cadera, fractura y quemaduras en sus miembros superiores e inferiores, y una mujer fractura de clavícula”, reportó. Algunos menores, que están en el Hospital del Niño, fueron intervenidos quirúrgicamente.

La esposa del chofer, Cintia Copa, de 30 años, quien acompañaba en la sala de quemados a su pareja, relató que éste presenta quemaduras de segundo y tercer grados, además de cortes en varias partes de su cuerpo. “Deben ser 27 años que trabaja (con) ese micro, recién el jueves 9 lo hicimos inspeccionar”, sostuvo la mujer,  quien tiene cinco hijos de 16, 15, 14, 13 años y cuatro meses de edad.

En un operativo que realizó Tránsito ayer por la tarde, se retuvo a dos buses de transporte público porque también usaban  GLP.  “El micro ha empezado a correr, iba muy rápido, después en el choque me lanzó hacia delante, por suerte estaba mi mochila en mi pecho; sin embargo parte de mi prenda se incendió”, contó otro herido, Cristhian Parisaca.

Versión de testigos del siniestro

‘La gente empezó a gritar’: Ángela Rivero, vecina de la Jaimes Freyre

“Toda la gente dentro del micro  empezó a gritar y a desesperarse, no sabían por dónde salir por el fuego, algunos policías rompieron las ventanas   con piedras y los sacaron”.

‘Se usó refrescos para apagar’: Marcelo Mamani, inquilino de una tienda

“También sofocamos con refrescos, sacamos de mi tienda  de dos litros desechables. Hubo impotencia porque por dentro se estaban quemando. El bus estaba lleno y había parados”.

‘Se suspendieron las clases’: Paola Trujillo, directora del Gregorio Reynolds

“Dos niñas de secundaria del  colegio estaban en el micro, fueron auxiliadas. Debido al gas nuestros estudiantes fueron evacuados por la puerta trasera. Se suspendieron las clases”.

Algunos heridos

Hospital de Clínicas

1. Ema Aguilar Tintaya (49)

2. Carlos Velázquez Castro (64)

3. Wálter Marcelo Montaño (17)

4. Wilmer Marco Ruiz (20)

5. Beatriz Tinta (17)

6. Manuel Pablo Charca (41)

7. Cristhian Parisaca Quispe (16)

8. Cristhian Taguasi Machaca (31)

9. Isabel Apaza Pallarico (56)

10. Nayra Bejarano (20)

11. Wilson Chuquimia Calle (38)

Sala de Quemados

1.- Delia Huarita (65)

2.- Rosa Huarina Mamani (60)

3.- Sonia Peñaloza Carranza (58)

4.- Claudia Arias

5.- Alicia Tintaya Ticona (28)

6.- Alberta Huarachi

7.- José Luis Arroyo Monje (47)

9.- Sarahí Jazmín Pérez ( 15 )

Hospital del Niño

1.- Dilan Arancibia Rodríguez (12)

2.- Aldana Fernández Aliaga (6)

3.- Aylín Castellón Suxo (13)

4.- Tania Condori Huanca (11)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia