Ciudades

Achocalla se convierte en zona de recreo para pobladores de El Alto

Excusión. Con Bs 130, una familia de tres personas puede divertirse y almorzar

La Razón / Guadalupe Tapia - La Paz

00:00 / 08 de abril de 2012

La cantidad de turistas que visitan Achocalla cada fin de semana se ha duplicado en el último año. Ahora recibe  entre 2.500 y 3.000 visitantes, que en su mayoría provienen de    El Alto, debido al auge de la oferta de servicios de recreación.

Ubicado a 20 kilómetros de la sede de gobierno, el municipio de Achocalla —cuyo principal atractivo es una laguna de siete hectáreas— colinda con los municipios de La Paz y El Alto. Sus moradores han comenzado a explotar el turismo, que se ha convertido en el sustento de, al menos, 400 familias del área.

“Luego de que se ha asfaltado la vía Mallasilla-Achocalla-El Alto ha habido un incremento del número de visitantes por semana, y no es para menos, pues contamos con sitios de distracción importantes, prestamos diversas clases de servicios e incluso tenemos sitios turísticos ancestrales que le dan otro tipo de perfil a nuestro municipio”, dijo el alcalde de Achocalla, Telmo Mamani.

En el lugar hay quintas de  recreo familiar,  servicios de karting (carrera en karts, o coche de motor monoplaza y sin techo) y cuadratracks, bicicletas, entretenimiento hípico y paseos en bote de remo y pedal por la laguna del lugar. 

A Achocalla se puede llegar abordando un minibús de las  líneas 718, 721 y 418, que salen de El Alto. Los dos primeros se los toma en la Plaza del Lustrabota (zona 12 de Octubre), y el tercero, en la plaza Corazón de Jesús (Ceja).

El costo del pasaje en un día hábil es de Bs 2,50 hasta la laguna. Sin embargo, por la gran demanda de personas que los fines de semana buscan pasar el día lejos de las urbes, la tarifa puede llegar hasta Bs 4,00.

“Sabemos que no debería existir esa variación, pero es por la gran demanda, pues son los dos únicos días que se gana. Además, ese costo es barato en comparación de otros lugares que están más lejanos”, explicó Justo Peña, un conductor.  

Según datos del responsable de la Unidad de Desarrollo Económico Local del municipio de Achocalla, José Luis Lima, cada fin de semana el lugar es visitado por entre 2.500 y 3.000 personas, que en su mayoría provienen de El Alto.

“El sitio es accesible, en el traslado se tarda unos 20 minutos desde la Ceja. Adicionalmente existen muchas actividades que se pueden realizar, como pasear en lancha, a caballo, hacer recorridos en cuadratracks, en karting, entre varios otros atractivos”, señaló Lima.

Los habitantes de Achocalla recibieron instrucción para dar una buena atención a los visitantes. “Este sitio tiene mucho potencial para explotar y queremos aprovechar eso”, sostuvo el alcalde Mamani.  

Hugo Suxo Chipana, secretario general de la Federación de Gremiales Turísticos de Achocalla,  informó que uno de los servicios que más demanda tiene es el paseo en lancha, que tiene tres variedades de recorrido y se cobra por hora.

El alquiler de un bote grande, que tiene capacidad para trasladar hasta una docena de personas por media hora, cuesta entre Bs 20 y Bs 25. También existen lanchas a pedal para cuatro y dos personas. El alquiler de las primeras por media hora es de    Bs 30 y de las segundas Bs 15.

“Hasta antes de la inauguración de la carretera, éramos unas 180 familias las que nos dedicábamos a esta labor. Sin embargo, luego de la construcción, la cifra se ha duplicado, a la par de los visitantes”, dijo Suxo.  

Alrededor de la laguna de Achocalla también se pueden alquilar cuadratracks y coches de karting, y hacer  paseos a caballo. Todos tienen sus propias pistas y, en los tres casos, una vuelta cuesta Bs 3 y dos Bs 5.

En  torno a la laguna existe más de una treintena de vivanderas que ofrecen almuerzo, cuyo costo oscila entre Bs 10 y Bs 12. El precio de los platos extras está por encima de los Bs 15. Además hay casi una veintena de chicharronerías y sitios que ofrecen alimentos cocinados en hornos de barro, que son conocidas como recreos familiares.

 La mayoría tiene instaladas las mesas de los comensales en los patios y sobre pasto, y también tienen columpios, resbalines y sube y bajas para distraer a los más pequeños.

Los complejos de descanso son otra opción para quienes desean realizar eventos o encuentros grupales, como el Jardín Europa, el balneario La Florida, Jiwasa, donde se puede acampar, y Kori Tambo.

Una familia de tres personas necesita de Bs 107 para costear el costo del traslado de ida, el almuerzo, un paseo en lancha, en cuadratracks y caballo, más compras menores.

A este monto se debe aumentar Bs 15, que es el costo por el retorno hacia la Ceja, pues debido a la alta demanda de visitantes urgidos de retornar a La Paz o El Alto, los choferes institucionalizaron el pasaje de Bs 5 por persona. Algunos apuntes sobre Achocalla Achocalla colinda con los municipios de La Paz y El Alto, pertenece a la provincia Murillo del departamento de La Paz. Se calcula que tiene más de 16.479 habitantes, quienes se dedican al turismo, a la producción ganadera y agrícola. Uno de sus fuertes es la producción lechera y la elaboración de quesos. El valle de Achocalla está ubicado a 30 kilómetros de La Paz, a una altura de 3.810 metros sobre el nivel del mar. El pueblo está situado en una hondonada cerca de las  orillas de la laguna. Hay quejas por exceso de basura y borracherasLa vía asfaltada trajo más turistas, pero también más accidentes de tránsito El auge de la actividad recreativa en Achocalla aumentó el flujo de visitantes, pero también las borracheras y accidentes por exceso de velocidad que preocupan a quienes prestan servicios al turista.

Víctor Morales, dirigente de la Asociación de Boteros de Achocalla, explicó que uno de los problemas con los que tropiezan por la visita de  turistas es la generación de basura.

“Nosotros nos turnamos para mantener nuestra laguna en óptimas condiciones, pero hay momentos en que no se puede porque la gente bota donde sea sus residuos”, señaló. Para evitar la acumulación de desechos, la Alcaldía instaló casi una decena de basureros, pero éstos fueron robados.

El alcalde de Achocalla, Telmo Mamani,  lamentó, por su parte, que existan grupos que sólo lleguen para consumir bebidas alcohólicas. “Ese es un punto negativo que quisiéramos erradicar por la seguridad (de los turistas). Este problema ha influido también en la generación de accidentes, pues como la vía está asfaltada, muchos conductores imprudentes corretean de forma peligrosa”, sostuvo la autoridad edil.

 Durante un recorrido que realizó La Razón por Achocalla, pudo observar basura abandonada en espacios verdes e incluso echada en la laguna. “Esta laguna es ecológica y hacemos todo por cuidarla. Aquí viven las chocas (aves), que también son un atractivo y no queremos perderlas”, dice  Martha, una lanchera.

El paseo por la laguna  Un paseo por la laguna de Achocalla incluye la visita a la Boca del Sapo (donde algunos creyentes arrojan monedas) y una visita a una réplica de la Virgen de Copacabana. Cuando el sitio está muy lleno, es posible visitar la Segundo Laguna. La Alcaldía promociona chullpares aymarasLa Alcaldía de Achocalla se ha propuesto promocionar como un nuevo atractivo turístico los chullpares que se encuentran en su territorio, dijo el alcalde de Achocalla, Telmo Mamani.

Los chullpares son cementerios precolombinos, y una chullpa es una estructura de barro, de forma cónica cuadrada, con una abertura por la que se depositaban los restos mortuorios.

Las estructuras funerarias se encuentran en la zona de Makapaya, que pertenece a la comunidad de Uypaca y se halla a unos 20 minutos en coche desde la laguna de Achocalla.

Según datos de la organización no gubernamental CUNA —que busca mejorar la competitividad de la mediana y pequeña empresa y asociaciones de productores y de servicios de Achocalla—, las estructuras que se encuentran en Makapaya corresponden a los señoríos aymaras y datan de 1200 – 1400 después de Cristo.

“Aparte de este nuestro atractivo turístico, tenemos senderos en medio de las quebradas de los cerros, con fallas geológicas similares a las que existen en el Valle de la Luna. La idea es enganchar todos los atractivos que tenemos, incluyendo una visita por la laguna, para atraer a más visitantes”, manifestó Mamani.

El responsable de la Unidad de Desarrollo Económico Local, José Luis Lima, explicó que para promocionar el turismo interno desde finales de marzo se puso en marcha la Feria Bio Achocalla.

“Aquí nosotros ofertamos productos ecológicos, agrícolas y lácteos, directo del productor al consumidor, con lo que se garantiza la compra de productos de buena calidad a bajo costo”, indicó Lima. Los encuentros se realizan cada 15 días con el apoyo de la Asociación de Organizaciones de Productores Ecológicos de Bolivia (AOPEB).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia