Ciudades

El Alcalde de San Buenaventura dimite bajo presión

Acorralado. Dejó el cargo por 30 días y prometió esclarecer la pérdida de asfalto

La Razón / Juan René Castellón / La Paz

01:49 / 13 de enero de 2012

El alcalde de San Buenaventura, Adalid Carvajal, firmó ayer el pedido de licencia a su cargo por 30 días después de que fue sometido a un castigo tradicional, conocido como “cepo”, en manos de los vecinos del municipio.

El Alcalde está acusado de la desaparición de 1.500 turriles de cemento asfáltico, entregados por la Gobernación de La Paz. Ayer, además de rubricar su permiso, se comprometió a esclarecer en ese tiempo el extravío del material para carreteras. 

Carvajal, en compañía de un fiscal de Ixiamas, quiso realizar un peritaje sobre el cierre del municipio, cuando la población de San Buenaventura lo acorraló y pidió que ingrese sólo el fiscal, según informó el periodista de Erbol Rafael Acuña.

Después de una reunión en la plaza del pueblo donde hubo golpes, un grupo de pobladores llevó al Burgomaestre a las instalaciones del Comité Interinstitucional, donde  le exigieron que firme su licencia al cargo.

Cerca de las 20.00, los pobladores y dirigentes cívicos resolvieron castigarlo con  el “cepo” (ideado para sujetar, retener o inmovilizar). Duró aproximadamente  tres  horas, entonces Carvajal pidió que la prensa esté presente para  firmar su licencia por  30  días y se comprometió a hacer llegar el cemento asfáltico al municipio y retirar la denuncia en contra del Comité Cívico.

Aclaró que de no cumplir  con lo que  firmó en la carta,  aceptaría la renuncia tácita e irrevocable. Los concejales eligieron   a Anahí Hirosi como su sustituta.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia