Ciudades

El 98% de los negocios en El Alto no tiene salidas de emergencia

Riesgos. Pese a las normativas municipales vigentes aún hay falencias

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

02:43 / 16 de marzo de 2015

El 98% de los locales donde se reúnen más de 20 personas no cuenta con puertas o salidas de emergencia, según autoridades ediles de El Alto. La Ordenanza Municipal (OM) 132/2007 exige solo a las discotecas y cines este requisito para que funcionen.

En esta ciudad existen más de 1.800 negocios de distinta índole donde se aglomeran desde 20 hasta más de 100 personas, entre discotecas, bares, pensiones familiares, piscinas, fondas, entre otros, según los registros de la Dirección de Recaudaciones y Políticas Tributarias del gobierno local.

El jefe de la Unidad de Actividades Económicas de la Alcaldía de El Alto, René Durán, explicó que los negocios que se abren presentan previamente su documentación y llenan el Formulario Único de Inspección (FUI), en el cual se debe colocar, en el acápite 12 de sistemas de seguridad, si éste cuenta con extintores, puerta de escape, personal de seguridad, botiquín de primeros auxilios y sistemas de aislamiento acústico.

Espacio. Hay riesgos por la falta de una o más puertas de emergencia. En situaciones de urgencia como incendios, temblores, atentados, entre otros, la gente no logra salir para protegerse, explicó el director municipal de Seguridad Ciudadana, coronel José Vargas. Las salidas de emergencia deben ser planificadas de acuerdo con el espacio de la infraestructura y la cantidad de público que se pretende acoger, sostuvo el arquitecto Alberto Moreira.

“No se puede poner una salida sin haber hecho cálculos de espacio y tiempo de evacuación, eso es importante y hasta donde yo sé y pude ver, no se realiza este trabajo en El Alto”, afirmó. La Ceja es la zona de mayor concentración de negocios. La Razón escogió diez locales al azar, en diferentes rubros, y pudo observar que éstos solo cuentan con la puerta de ingreso principal.

En un restaurante de la avenida Jorge Carrasco, donde se vende carne a la parrilla sobre la acera, invadiéndola en al menos un metro, el local abarca unos 10 metros por 15. Se puede ver al menos 20 mesas con capacidad para cuatro personas cada una y 12 de ellas están ocupadas; hay al menos 25 personas en el lugar y no se puede apreciar otras puertas o salidas de emergencia, y si las tuviera, no están señalizadas.

A dos discotecas muy concurridas, a una cuadra de la Alcaldía Quemada, sobre la calle Jorge Carrasco, se puede acceder subiendo gradas a un segundo piso y en el tercero se encuentra un alojamiento, pero una vez en el lugar no se ven puertas de escape ni la señalización correspondiente.

Los administradores de los locales dijeron que son los dueños los que conocen si existe una salida de emergencia y si se presentaron documentos sobre estas normas de funcionamiento. Otros negocios visitados por este medio fueron una sauna-piscina, dos “api-videos”, dos salones de fiestas y tres broasterías, que en ningún caso cuentan con puertas de emergencia.

Las puertas principales son chicas

Ocupadas

Las puertas principales de acceso a negocios que acogen a más de 20 personas son reducidas, porque al ingreso están instaladas cocinas, parrillas, letreros y anuncios.

Ingreso

Generalmente los trabajadores ingresan al local por una puerta posterior a la infraestructura, que luego es cerrada hasta la hora de salida.

Espacio

Las salidas de emergencia deben ser planificadas de acuerdo con el espacio de la infraestructura y la cantidad de público que se pretende acoger el negocio en una hora tope.

Les hace falta botiquín y extintores de fuego

La falta de botiquines y extintores es una de las características de los locales de la ciudad de El Alto donde se utilizan cocinas a gas y otros elementos peligrosos. Éste también es un requisito sin control edil. “Aquí vienen los de la Intendencia, si es que vienen, a verificar si tenemos algo sucio o nuestra licencia de funcionamiento, rara vez han pedido botiquín y extintor”, comentó Lorena C., dueña de una broastería ubicada en la avenida Bolivia.

El director municipal de Higiene, Humberto Cachi, aseguró que la fiscalización en los locales es permanente. “Se hace ese tipo de control, yo estoy revisando estadísticas y resultados porque no llevo mucho tiempo en el cargo, pero se hacen operativos”.

En ocho de diez locales alteños visitados por La Razón no se pudo hallar botiquines de primeros auxilios ni extintores. La respuesta de los administradores fue que estaban en reparación o que recién los iban a colocar. “Mi jefe (el propietario) dijo que en estos días íbamos a tener un botiquín y un extintor”, aseguró un trabajador de una broastería en la calle 2 de la Ceja.

Manuel Nina, exdirector de Higiene y aún funcionario de la Alcaldía, indicó que existen muchos factores de riesgo en los locales y el principal son los incendios. “Por eso se pide que tengan estos elementos, para cualquier accidente y ayuda inmediata a los afectados”, agregó.

Nina sostuvo que si algunos de estos negocios cuentan con estos artículos y no se los nota, es porque no están bien ubicados. Estos artefactos deben estar en lugares visibles y accesibles, y las salidas de emergencia deben estar señalizadas, lo mismo que el local en su conjunto, de acuerdo con la distribución de ambientes que tenga.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia