Ciudades

Reparar daños causados por los usuarios al PUC cuesta Bs 1,5 MM

Anual. Similar suma se destina a arreglar el deterioro ocasionado por la falla geológica

La Razón (Edición Impresa) / Guadalupe Tapia / La Paz

00:01 / 30 de marzo de 2014

Rejillas y barandas desprendidas, luminarias sustraídas o rotas, áreas verdes, señalética y parrilleros estropeados, entre otros. Los daños  al Parque Urbano Central (PUC) que causan miles de visitantes le cuesta al año Bs 1,5 millones al Gobierno Autónomo Municipal de La Paz.

Además, la administradora del PUC, Mariela Ross, informó que la municipalidad destina otros Bs 1,5 millones a la reparación de los problemas ocasionados por la falla geológica de Santa Bárbara que atraviesa este espacio recreativo situado en el corazón de la sede de gobierno.

“Tenemos muchos problemas con los usuarios, son los que dañan el equipamiento. El costo de mantenimiento anual del parque llega a Bs 3 millones. De ellos, la mitad se destina a la falla geológica y la otra mitad a arreglar destrozos por el mal uso de los visitantes”, indicó.

El PUC —que se halla en la zona de Santa Bárbara— tiene una superficie de casi 40 hectáreas, de senderos  y áreas verdes. El Campo Ferial Bicentenario, el parque Roosevelt, el museo Pipiripi, el Parque Mirador Laikakota, la Cúpula de Adobe, el Teatro al Aire Libre y la Vía Balcón, de tres kilómetros, forman parte de éste.

En la ladera baja del cerro Santa Bárbara está el sector de trotadores, las canchas de césped sintético y de futsal, la Cancha Zapata, el memorial Héroes del 15 de Enero y el memorial Marcelo Quiroga Santa Cruz.

Durante una visita que hizo  La Razón al PUC, al área que está debajo del parque Laikakota, observó que solamente una de más de 35 luminarias en forma de tubo que se instalaron en el paseo se mantiene en pie.

Solo los cables que quedan encima de las vacías estructuras rectangulares de cemento prueban que allí hubo una vez alumbrado público. La parte superior de las rejillas que bordean los senderos de tierra entre las áreas verdes fue rota y hay más de dos boquetes en la malla olímpica que cerca el área (foto).

En cinco puntos, las barandas se encuentran torcidas y fuera de su lugar. Ross explicó que el problema lo causan los usuarios que saltan sobre estas estructuras y abren senderos entre las plantas para cortar camino.

En la parte inferior de esta área de esparcimiento hay ocho parrilleros, de los cuales el octavo no tiene techo. Ross señaló que unos “jóvenes malentretenidos” le prendieron fuego.   Los parrilleros siete y seis están mejor conservados; sin embargo, el cinco, cuatro, dos y uno tienen problemas en el mismo parrillero y sus palancas no funcionan; mientras que el tres carece de este implemento.

“También hemos tenido problemas con el pintado de grafitis en fachadas que estaban limpias, así como en otros sitios. Hace poco instalamos nuevas baterías de baños y su duración dependerá de que los visitantes le den un adecuado y responsable uso”, recalcó Ross.

El área del cerro Santa Bárbara se encuentra abierto al público desde las 09.00 hasta las 18.30. Si bien de lunes a viernes el espacio es frecuentado, especialmente por deportistas y enamorados, los fines de semana decenas de visitantes se vuelcan a este espacio verde para disfrutar de una jornada al aire libre.

Sábados y domingos son aprovechados para hacer camping, jugar con pelota o solamente pasear con la familia o los amigos. “Creo que hay personas que no cuidan los espacios públicos, por eso la Alcaldía debería poner más vigilancia, pero también debería dar un mejor mantenimiento, que eso es lo que falta”, afirmó Jorge Canaza, estudiante que se entrenaba en el sector. Para resguardar el orden, en todo el espacio que compone el PUC hay seis guardias municipales.

Además, se cuenta con el servicio de 15  funcionarios, de los cuales siete son obreros y ocho son encargados de limpieza. “Tenemos también a un personal encargado de las canchas. Ese número no es suficiente para hacer un control, por eso apelamos a que la conducta de los visitantes mejore”, aseguró la directora del parque.

Falla. En el recorrido, este periódico observó los problemas que tiene el parque en el cerro Santa Bárbara, ocasionados por la falla geológica que lo atraviesa.Por ejemplo, los senderos asfaltados de la parte superior, para los trotadores y ciclistas, tienen rajaduras, deformaciones y huecos.

En este sector, los muros que se instalaron se encuentran levemente inclinados y algunos presentan grietas. Asimismo, una gradería que comienza en el área donde hace poco se instalaron las maquinas para hacer gimnasia al aire libre y que dan al segundo nivel del paseo, tienen rajaduras y grietas que hacen que el tránsito de los peatones sea riesgoso.

“Los problemas de este tipo en el área son comunes. Este año se tiene previsto hacer las reparaciones generales, una vez que concluyan los trabajos de estabilización que se programaron en el parque Laikakota”, dijo.

En la parte superior la maleza comenzó a copar el área verde y parte de las vías que utilizan los transeúntes. “Como que poco a poco se ha ido deformando este sector, no parece apto para las obras. La Alcaldía debería planificar mejor los sitios en los que va a intervenir y cuidar más el lugar, que parece abandonado”, observó la usuaria María Pérez.

Estabilizan taludes del Museo Pipiripi

El Gobierno Municipal de La Paz invierte  Bs 456.092 en la estabilización de taludes del museo interactivo Pipiripi. Los trabajos se iniciaron el 14 de febrero y están a cargo de la empresa Bisonte. La administradora del Parque Urbano Central (PUC), Mariela Ross, explicó que en el lugar se construyen cortinas drenantes para estabilizar el área colindante al museo. “No olvidemos que por el PUC atraviesan tres fallas geológicas que hacen que las infraestructuras construidas sufran daños”, aseguró.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia