Ciudades

Cae talud sobre batería de baños al ingreso al mirador Jach’a Kollo

Problemas. En Miraflores, una vivienda de dos pisos está al borde del colapso

Niño Kollo. Obreros del GAEM realizan trabajos de limpieza de la tierra que cayó del talud en la Av. Zárate Willka.

Niño Kollo. Obreros del GAEM realizan trabajos de limpieza de la tierra que cayó del talud en la Av. Zárate Willka. Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Guadalupe Tapia / La Paz

04:20 / 17 de enero de 2015

Unos 100 metros cúbicos de tierra se desprendieron ayer del talud de ingreso al mirador Jach’a Kollo, sobre la avenida Zárate Willka, en el barrio Niño Kollo. Una batería de baños del parque del área quedó destruida y la circulación por la vía fue cortada.  El hecho se produjo aproximadamente a las 08.30, cuando el silencio cotidiano se rompió por un estruendo que alertó a los vecinos de la zona del derrumbe.

“Ha sonado fuerte, sobre todo por las calaminas. Las rocas han golpeado los autos de algunos choferes (que pasaban por la arteria). Fue todo muy rápido”, contó la vecina Nancy María Collo. Algunas de las rocas invadieron parte del Módulo Policial que se encuentra en los pies del talud  Por el hecho se tuvo que cortar la circulación vehicular en la avenida Zárate Willka, la cual se prevé que será reabierta hoy.

El deslizamiento dañó parte la batería de baños del complejo recreacional Jach’a Kollo y jaló parte de la malla olímpica que cercaba el área. El parque fue inaugurado dos años. No hubo daños al muro de contención que se ubica al pie de la pendiente, ni a las viviendas.

Daño. El secretario municipal de Gestión Integral de Riesgos, Vladimir Toro, explicó que el problema se produjo por la saturación del suelo debido a aguas subterráneas y las que maneja una cooperativa de agua potable. “Esos factores lograron que el suelo se sature. La Subalcaldía de Cotahuma está trabajando con esa (cooperativa) para dar solución al problema. Los vecinos también deben regular mejor su sistema de alcantarillado”, añadió.

El área donde ocurrió el derrumbe está a unos metros de la avenida Niño Kollo, obra que fue entregada por el alcalde Luis Revilla el 21 de diciembre. Sin embargo, dos días después, 30 metros de la plataforma se deslizaron por la existencia de ojos de agua. 

“Se ha destinado una cuadrilla de diez obreros del Grupo de Atención de Emergencias Municipales (GAEM) y dos técnicos para apoyar en los trabajos. Se ha previsto hacer el refuerzo de algunos defensivos. La cooperativa de agua es la que tiene que solucionar ese problema”, agregó Toro.

Ésta no es la primera vez que se desprende el talud en esa área. El 25 de julio de 2012 se desmoronaron 400 metros cúbicos de tierra en el mismo sector. Por la cantidad, el muro de contención sufrió daños entonces. “Hace tiempo que no estaba sucediendo, seguramente otra vez hay problemas con el agua de la parte superior. Ya deberían arreglar”, reclamó una vecina.

Por otro lado, los moradores de una vivienda de dos pisos que se ubica entre las calles San Salvador y Gerónimo de Soria, en Miraflores —en riesgo de desplome— fueron notificados para que subsanen sus problemas de alcantarillado interno, informó Toro.

“El problema tiene que ver con el sistema de alcantarillado. No podemos intervenir mientras no tengamos autorización y la vivienda tiene un problema judicial. La casa no va a colapsar, pero los dueños tienen que solucionar ese problema”, afirmó el secretario municipal de Riesgos.   Por la mañana, la red ATB informó que hay preocupación entre los vecinos por la situación de la vivienda, que presenta rajaduras, quienes solicitaron la intervención edil ante lo que consideran un “inminente colapso”. 

La casa está habitada. Una de las ocupantes, cuyo nombre no fue proporcionado, manifestó a la red televisiva que las filtraciones de las aguas servidas de ese inmueble afectan a su departamento. “Esa canaleta siempre está tapada y así se va remojando el suelo, es un problema de alcantarillado. No puedo irme porque tengo dinero invertido y no me quieren devolver”, denunció.   Los dos casos reportados no tienen que ver con problemas generados por la época de lluvias, destacó Toro en contacto telefónico con La Razón.

Prohibido mover la tierra

Alcaldía

El Gobierno Municipal de La Paz recordó ayer que debido a la temporada de lluvias está prohibido realizar cualquier tipo de excavaciones y movimientos de tierra en el municipio, para evitar derrumbes y deslizamientos. El jefe de la Unidad de Prevención de Riesgos, Jaime Tinini, explicó que la restricción tiene un carácter preventivo porque se podrían generar riesgos en sitios estables.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia