Ciudades

Cocaleros se adueñan de una vía; en riesgo alumnos del Ave María

Inseguridad. Un auto cargado de coca arrolló a una colegiala el miércoles en La Paz

Salida. Estudiantes del colegio Ave María cruzan la avenida Ramiro Castillo. Un oficial de la Policía controla el tránsito.

Salida. Estudiantes del colegio Ave María cruzan la avenida Ramiro Castillo. Un oficial de la Policía controla el tránsito. Luis Salazar.

La Razón (Edición Impresa) / Kattya Valdés / La Paz

03:32 / 14 de agosto de 2015

Laura Catari Mamani, de 16 años, estudiante de la prepromoción del colegio Ave María situado en la avenida Las Américas de Villa Fátima, fue arrollada por un auto cargado con coca el miércoles. Las rejas de la jardinera se incrustaron en sus piernas.

A las 12.45 del miércoles, el timbre anunció la hora de salida. Laura salió del establecimiento y se encontraba en la acera central de esa arteria, entre las jardineras, cuando un taxi que salía con una carga de la hoja del edificio de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de La Paz, que colinda con la unidad educativa, la atropelló.

Cirugías. “Una de esas movilidades cargada de coca aceleró para abrirse paso, con tan mala suerte que golpeó a la señorita y le clavó contra las rejas de la jardinera. Tuvimos que evacuarla al Hospital Materno Infantil donde fue intervenida y necesitará más cirugías”, relató el subdirector del establecimiento Elías Quispe.

Quispe explicó que en las horas de entrada y salida de clases la cantidad de estudiantes es muy alta —3.800 alumnos en secundaria y primaria—, lo que sumado al congestionamiento del tráfico generado por los autos que se parquean fuera del mercado de la coca y al frente para recoger y dejar dicho producto,  genera mucha inseguridad.

“El momento del accidente no había ni un solo oficial de Tránsito, se van a las 12.00, justo en el horario en que los niños van a salir de clases”, denunció. El colegio particular Ave María funciona en dos edificios. El nivel primario a un lado de la avenida Las Américas, y el secundario en el otro. Los de básico deben cruzar la arteria para pasar educación física en el coliseo que se halla en el otro bloque.

“Nosotros entramos en la tarde, no vimos el accidente, nuestro turno empieza a las 13.00. El anterior grupo se fue antes y eso está mal, ellos son cuatro y debían quedarse hasta que lleguemos nosotros”, informó uno de los oficiales de Tránsito.

La negligencia de agentes de parada es un factor de inseguridad, pero el principal es que los cocaleros se han ido adueñando de la vía y no aceptan amonestaciones de Tránsito, denunciaron policías y vecinos. La Razón verificó ayer que los estudiantes cruzan la vía con ayuda de los guardias privados de esa unidad educativa que hacen parar el tráfico, y que a ambos lados de la avenida se parquean autos de quienes llevan o traen la hoja,  incluso en doble fila.

Mary Callejas, cuyos hijos estudian en el establecimiento, dijo que “hay policías que en vez de darles boleta a los que se paran a recoger coca, les piden dinero. Los policías dicen que como los cocaleros están con el Gobierno no hay caso de decirles nada”. “Cuando se les pide (a los choferes) que recorran más allá, se molestan y si se les da boleta toman represalias contra nosotros”, contó un agente de Tránsito.

“El colegio debería cambiar su salida y usar la puerta que da a la plaza (del Maestro) o tener una pasarela porque esta calle siempre va a ser peligrosa”, añadió. Quispe recordó que la dirección gestionó la construcción de una pasarela, pero la Subalcaldía Periférica les respondió que como el colegio es particular, debe correr con los gastos. La Razón intentó hablar con dirigentes de Adepcoca, pero en el mercado informaron que estaban de viaje.

Un accidente cobró una vida en 2014

Fallecida

El pasado año una alumna de la promoción del colegio falleció en un accidente de tránsito, ocurrido en la calle Caranavi.

Señales

El subdirector del establecimiento dijo que no existe la suficiente señalización que indique que la zona es escolar.

Cifras

El colegio Ave María cuenta con 3.800 estudiantes, 2.100 en secundaria y 1.700 en primaria.

El temor reina entre los colegiales

Alison Hernández: Estudiante de 2° de secundaria

Es muy peligrosa esta avenida. Cuando salgo de clases debo ir a dar una vuelta hasta la esquina de arriba para poder cruzar porque me da miedo, hay muchos autos que se paran aquí (en el mercado de Adepcoca) y no hay espacio para pasar.

Juana Llampaso: Vendedora de dulces

Hay muchos autos que se paran y no hay espacio en esta calle, a la hora de entrada y salida es grave la trancadera, debería haber más control. Los pobres guardias de seguridad nomás se pelean con los cocaleros todos los días porque les piden campo.

Manuel López: Estudiante de 1° de secundaria

A una compañera la atropellaron a la hora de salida y tenemos miedo cruzar. Los guardias nos ayudan a pasar, pero los cocaleros les riñen, todo el tiempo se pelean. Deberíamos tener una pasarela para pasar sin que los autos nos puedan hacer daño.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia