Ciudades

El Alto despidió a víctimas de la tragedia

El obispo de la diócesis de El Alto condenó los hechos violentos

Misa. Los cuerpos de Calle y Mollericona presentes ayer en la parroquia Amor de Dios.

Misa. Los cuerpos de Calle y Mollericona presentes ayer en la parroquia Amor de Dios. Foto: Luis Salazar

La Razón (Edición Impresa) / Micaela Villa / La Paz

01:59 / 20 de febrero de 2016

Familiares, autoridades y la ciudadanía alteña despidieron ayer a las seis víctimas fatales del ataque al edificio de la Alcaldía central de El Alto. Una misa general en la iglesia Amor de Dios congregó a autoridades y dolientes.

El féretro de Gloria Magaly Calle, la joven de 21 años que quería ser árbitro de fútbol, llegó a las 12.00 a la iglesia en medio de una congregación de poco más de  500 personas. Veinte minutos después arribó el  ataúd de Javier Mollericona, de 29 años, quien dejó dos hijos en la orfandad.

Ambos cuerpos —de seis—fueron trasladados a esta parroquia de la zona 16 de Julio para la misa de cuerpo presente, que fue presidida por el obispo de la diócesis de El Alto, monseñor Eugenio Scarpellini, y en el que también participaron el Nuncio Apostólico en Bolivia, Giambattista Diquattro y miembros del clero.

Scarpellini condenó, en su homilía,  la violencia contra el edificio de la Alcaldía central. “Todavía no salimos del dolor, condenamos la violencia como acto cobarde y lamentamos la irresponsabilidad de quienes debían haber prevenido estos hechos y resguardamos la vida de nuestros hermanos”.

“Todo aquel que se irrita e insulta merece ser condenado contra el tribunal, es grave atentar contra la vida y dignidad de un compañero con calumnias y mentiras para fines personales”, prosiguió el religioso.

En la eucaristía estuvo presente la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, representantes de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, vecinos de distintos distritos urbanos de la ciudad y otras organizaciones.

Posteriormente se llevó ambos cuerpos al cementerio Prados de Ventilla para su sepelio, donde también descansa el cuerpo de la exfuncionaria municipal Ana María Apaza, de 45 años.

Otra misa de despedida también se realizó en esta necrópolis, esta vez cada familia se despidió de sus difuntos lanzando globos blancos al cielo en medio de llanto y dolor.

Gritos de la gente por justicia

Un poco más de 500 personas se hicieron presentes para escuchar la misa de cuerpo presente en la parroquia Amor de Dios. Antes de comenzar y al finalizar la eucaristía varios gritaron “justicia” y castigo a los responsables.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia