Ciudades

En El Alto, de 41 empresas de seguridad, una está acreditada

La Jedecev indica que las firmas que no tienen certificación de la Policía funcionan como ilegales

Trabajo. Un guardia en un centro comercial de El Alto; igual trabajan en bancos y patios de comida.

Trabajo. Un guardia en un centro comercial de El Alto; igual trabajan en bancos y patios de comida. Foto: Alejandra Rocabado

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

00:00 / 13 de abril de 2015

En El Alto, solo una de las 41 empresas de seguridad privada tiene acreditación y otra aún tramita. Las restantes no iniciaron su trámite de autorización, informó el director de la Jefatura Departamental de Control de Empresas Privadas de Vigilancia (Jedecev), mayor Yessid Guzmán.

La autoridad explicó que, pese a que existen normas que regulan este servicio desde 2013, recién el año pasado estas dos compañías se ocuparon de realizar los trámites de funcionamiento. “En nuestro registro tenemos una sola empresa, LIONs. Y otra que su trámite se halla en revisión”, afirmó.

Complementó que en la ciudad de La Paz existen 18 firmas certificadas para operar en el rubro y que algunas de éstas prestan sus servicios en El Alto. En la dirección municipal de Recaudaciones y Políticas Tributarias de esta urbe hay registradas un total de 41 compañías de seguridad privada.

Demora. El mayor Guzmán indicó que los trámites para obtener estas licencias sufren demoras porque las firmas deben presentar sus documentos ante la Jedecev y posteriormente son derivadas al Departamento Nacional de Autorización y Control de Empresas Privadas de Vigilancia (Denacev), que finalmente las remite al Viceministerio de Seguridad Ciudadana.

“Somos el primer filtro y una vez controlados (los papeles) los pasamos al Denacev. Es todo un proceso que es necesario, pero se hace extenso. Quizás, y solo especulo, sea ésta una de las razones por las que las empresas no presentan su documentación”.

El 13 de septiembre de 2013 entró en vigencia la normativa complementaria al reglamento operativo para las compañías privadas de vigilancia, en la cual se dispone que éstas cumplan requisitos específicos para su funcionamiento en el país. El requerimiento se basa en la Ley 264 del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana.

“Las dos empresas que mencioné recién comenzaron a realizar sus trámites el año pasado y obtuvieron sus permisos a finales de 2014”, complementó el director de la Jedecev, quien remarcó que las demás que no consiguieron su acreditación trabajan de manera ilegal, al no contar con la autorización de la Policía Boliviana.

En la ciudad alteña estas compañías abren como “negocios” y obtienen el permiso municipal con la presentación de sus documentos como compañías unipersonales o de Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL).

Guzmán advirtió que se dispuso la implementación de controles para todas las entidades de seguridad privada, no solamente de El Alto sino en el ámbito nacional.

Por ello, se sancionará a las firmas que no cuenten con el permiso correspondiente y que se encuentren en pleno funcionamiento.

Para obtener las licencias, las compañías deben presentar sus solicitudes en las reparticiones policiales del Denacev o la Jedecev de su departamento. Ambas instituciones tienen el aval para la recepción de los documentos, evaluarlos y extender los permisos.

El director dijo que se observó que los principales lugares en los que operan guardias de seguridad privada son los centros comerciales, las entidades financieras, los patios de comida y los mercados. También se encuentran en calles de los barrios, contratados por vecinos; sin embargo, paulatinamente van dejando de prestar este servicio por motivos de índole económico.

La Razón conversó con vigilantes que fueron contratados directamente por propietarios de edificios y galerías comerciales en la urbe alteña, quienes aseguraron que no trabajan para ninguna empresa porque no reciben un buen salario, ni seguros médicos o de vida, y no se les brinda todas las condiciones para cumplir esta difícil labor.

Deben tener tarjeta de identidad

Aval

Los guardias de empresas privadas deben portar una tarjeta de identificación que les otorgan sus compañías, pero que es avalada con sellos y firmas de la Policía.

Publicación

Las empresas que concluyan con el trámite de obtención de la licencia deben presentar la publicación de ésta en un medio escrito de alcance nacional. Los requisitos se aplican a las empresas del rubro y el personal que trabaja en éstas.

Vigilan con preparación física, pero sin armas

Los efectivos de seguridad privada vigilan el área, sector, evento o negocio para el que fueron contratados. Los hacen con preparación física previa, pero sin armas.

La normativa no les permite llevar consigo armamento que pueda causar daños a terceros y solamente pueden portar uniforme, chalecos y toletes, aparte de su tarjeta de identificación.

Se les instruye en defensa personal y primeros auxilios, y relaciones públicas y humanas, explicó el gerente de la empresa LIONs, Gróver Campaña, la única que cuenta con licencia en El Alto.

Los postulantes a la compañía deben presentar su carnet de identidad, certificados de no tener antecedentes penales y en fuerzas policiales como Tránsito, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen y la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico, croquis de su domicilio y libreta militar.

Indican que es un trabajo temporal

Hay quienes prefieren firmar sus contratos con propietarios de galerías

La mayoría del personal de vigilancia de las empresas de seguridad física privada trabaja de manera temporal, de tres hasta seis meses, y luego renuncia. Para el gerente regional de la compañía LIONs, Gróver Campaña, esto se debe a que los efectivos son jóvenes y buscan una fuente laboral por un determinado tiempo.

“Son más irregulares y menos formales, por eso hay buena cantidad de gente que renuncia tempranamente y a veces buscan otras empresas similares u otro rubro. Se sabe que también lo hacen por ganar un poco de dinero para costear sus estudios”, manifestó el encargado de la única firma del rubo autorizada en El Alto.

En un recorrido por la zona Villa Dolores, La Razón entrevistó a tres guardias, quienes aseguraron que sus compañías les pagan muy poco por los servicios y no les dan otro beneficio laboral.

“Esa es una de las razones (para que renunciemos), no tenemos seguros para nada y los sueldos son bajos y se retrasan, además nos obligan a comprar el uniforme en cuotas”, indicó uno de los efectivos consultados.

Al respecto, Campaña remarcó que la compañía que dirige sí ofrece seguros a sus trabajadores. “Cumplimos con todo lo estipulado, de lo contrario no hubiéramos obtenido la acreditación”.

Para Juan Cusi, guardia de seguridad en Villa Dolores, es mejor tener un contrato directo con los dueños de los edificios y galerías comerciales. “Así hay mejor paga y ellos te brindan el uniforme”.

El representante de LIONs indicó que el sueldo de los trabajadores es de entre Bs 1.600 y Bs 1.800, y se les otorga capacitación, entrenamiento y uniforme.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia