Ciudades

En El Alto ofrecen alterar medidores de electricidad

Técnicos inescrupulosos realizan la intervención por Bs 150

¿PIRATAS?. Hay algunas tiendas de conexiones de luz en El Alto que ofrecen alterar los medidores.

¿PIRATAS?. Hay algunas tiendas de conexiones de luz en El Alto que ofrecen alterar los medidores. Foto: Víctor Gutiérrez

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / El Alto

00:00 / 02 de diciembre de 2013

Los medidores analógicos de energía eléctrica llevan sellos de seguridad, sin embargo, en la ciudad de El Alto existen negocios de instalación de cajas para medidores que ofrecen alterarlos para que el usuario pague menor consumo de luz.

“Hay que romper los precintos y lo podemos hacer después de que usted tenga el certificado de calibración de la empresa que le dará energía eléctrica en su zona”, así lo ofrece un joven técnico en una de las tiendas dedicadas a instalaciones de energía eléctrica y otros insumos, a dos cuadras de la actual Terminal de Buses en la urbe alteña. Es muy difícil, según admite el mismo técnico, alterar los medidores digitales.

“Por lo menos al 50% podría bajar su consumo, frente a lo que pagaba antes”, añade entusiasta un joven de unos 20 años, que trabaja para una de estas tiendas, cuando se le insinúa una hipotética compra de 50 medidores analógicos para una localidad en Sorata. “Nosotros podemos ir a instalar los medidores y después los alteramos”, insiste.

Por esa intervención ilegal, el técnico consultado dijo que cobraría unos Bs 150 por medidor. Otros comercios, que La Razón visitó en esa zona alteña, dieron también referencias de que algunos malos técnicos de empresas distribuidoras de energía eléctrica se prestan a realizar estos trabajos sucios; pero particularmente en el área rural, donde los controles al consumo no serían óptimos.

Pero el tema de las alteraciones tiene alcance nacional. En 2011, la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE) en Santa Cruz denunció a la Alcaldía de Santa Cruz por robo de energía eléctrica. Un daño que entonces rondaba los Bs 120.000.  Ese mismo año, la CRE reportó también que cada mes detectaba aproximadamente 180 conexiones irregulares. En el oriente, al robo de energía se lo denomina “jalada de cable”.

NORMA. En Bolivia, el Código Penal sanciona con la privación de libertad de dos a seis años a quienes roben energía eléctrica. 

El acápite legal se encuentra dentro de los “Delitos Contra la Seguridad de los Medios de Transporte y Comunicación”, que en su artículo 214 sobre el atentado contra la seguridad de los servicios públicos dice textualmente: “El que, por cualquier medio, atentare contra la seguridad o el funcionamiento normal de los servicios públicos de agua, luz, substancias energéticas, energía eléctrica u otras, y la circulación en las vías públicas, incurrirá en privación de libertad de dos (2) a seis (6) años”.

Ante las denuncias que llegaron a este diario de que existen personas inescrupulosas que se dedican a la alteración de medidores de consumo eléctrico, La Razón se contactó con Freddy Javier Aguilar Rodríguez, analista en Comunicación de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad (AE), quien solicitó que se le haga llegar un cuestionario a su correo electrónico. Las consultas fueron enviadas el 29 de octubre. Un mes y dos días después no se obtuvo respuesta.

Este medio quería conocer si la AE tiene conocimiento sobre estas denuncias, si sabe sobre instalaciones ilegales en el país y si cuenta con información sobre el robo de medidores de energía eléctrica, que es otro delito de nueva data.

En La Paz, para obtener el servicio de luz, el usuario debe presentar su carnet de identidad, identificar el lugar a donde quiere que llegue el servicio y no tener deudas con suministro de electricidad o infracciones por uso indebido de energía eléctrica.

Hace algunos años se denunció también en la sede de gobierno que había personas que ofrecían alterar los medidores de agua para pagar menos por igual consumo.

Otra de las formas de robo de servicios es el referido a las conexiones de Tv cable clandestinas. Si bien algunos ciudadanos compran antenas satelitales hasta en Bs 350 en la feria 16 de Julio, otros optan por captar la señal mediante conexiones pirata.

Se consultó sobre el tema al responsable de Comunicación de la Cooperativa de Teléfonos (Cotel) en La Paz, pero no supo dar información. En Santa Cruz, la empresa de cable ITS reportó en 2011 que sólo el 30% de las conexiones de ese sistema eran legales. Por ello esa compañía perdía anualmente por lo menos Bs 600.000.

El 23 de octubre, La Razón informó sobre una veintena de negocios de prenda y casas de empeño en todo el país, cuyos propietarios utilizaban balanzas alteradas a la hora de pesar el oro. La denuncia fue hecha por el Viceministerio de Defensa del Consumidor y posteriormente se llevó adelante un censo en las nueve capitales de departamento.

Los venden em al Feria 16 de julio

Medidores

Entre las 05.30 y 06.00, algunos delincuentes venden medidores de agua y luz robados en la feria 16 de Julio de El Alto.

EPSAS

José María Herbas, comunicador de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento, dijo que no tienen información de robo de medidores de agua,  en La Paz.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia