Ciudades

Amigo de Loui admite que lo apuñaló tras consumir droga

Loui Oporto desapareció la noche del 11, cuando salió a reunirse con Parra Pati, con quien había acordado tomar un departamento en anticrético en el barrio paceño de Cupilupaca. Llevaba consigo $us 4.500.

Mascota. Loui quería a los animales, en la foto está con su anterior can.

Mascota. Loui quería a los animales, en la foto está con su anterior can. Familia Oporto.

La Razón / Micaela Villa / La Paz

01:20 / 24 de enero de 2013

Humberto J. Parra Pati, detenido preventivamente en el penal de Chonchocoro, La Paz, admitió haberle asestado dos cuchilladas a Loui Oporto Almaraz la noche del 11 de enero, tras haber consumido cocaína y en medio de una disputa.

Humberto J. Parra Pati y David Noé Bustos Calle son sospechosos del asesinato del joven de 35 años, cuyo cadáver —con 22 heridas de arma blanca— fue hallado en una fosa, sellada con cemento para ocultar el crimen, en la habitación de Parra.

Loui Oporto desapareció la noche del 11, cuando salió a reunirse con Parra Pati, con quien había acordado tomar un departamento en anticrético en el barrio paceño de Cupilupaca. Llevaba consigo $us 4.500. 

El martes, en la audiencia de medidas cautelares, el sospechoso dijo que se encontró con la víctima a las 23.00 y que éste no llevaba dinero, sino droga. “Negamos plenamente que Loui haya estado consumiendo drogas, este joven está utilizando este argumento para descargar su responsabilidad en este hecho”, indicó la madre del joven, Patricia Almaraz.

Según la relación de los hechos, ella llamó por teléfono a su hijo a las 20.30 para preguntarle si ya había firmado el contrato. Él le contestó que, junto a su amigo, aguardaban en la puerta de la casa a que llegara el abogado del propietario.

En la audiencia, Parra Pati dijo que ambos consumieron cocaína, que él insultó a Loui y que éste se abalanzó sobre el, le tomó del cuello y comenzó a asfixiarle. Como no le soltaba, admitió que agarró un cuchillo que estaba sobre la mesa —que había utilizado para hacerse emparedados— y lo hirió dos veces. El sospechoso no pudo explicar por qué el cadáver tenía 22 puñaladas y de dónde provenían los $us 1.800 ocultos en el entretecho de su cuarto.

En anterior declaración el acusado dijo que Bustos Calle —con detención preventiva en San Pedro—  le dio $us 500 para que oculte el cuerpo, pero éste negó toda vinculación y dijo que Loui era su mejor amigo. “Si es así, por qué cuando le preguntamos donde vivía Humberto, él se negó a ayudarnos”, inquirió la madre. Luis Oporto, padre de la víctima, indicó que el anticrético “nunca existió” y que su hijo cayó en una trampa.

Otros datos del delito y el joven

Pista

La triangulación telefónica permitió a la Policía dar con Humberto Parra Pati, ya que se hizo seguimiento a un mensaje de teléfono enviado a Patricia Almaraz, madre de Loui, que decía que todo salió mal, que no había anticrético y que iba rumbo a El Alto.

Bicicleta

Al Lobo, tal como llamaban sus conocidos,   le gustaba el ciclismo y participaba en competencias. “A diario iba a almorzar a la casa. Los sábados hacíamos mercado”, contó su madre.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia