Ciudades

Omar Adriázola confiesa que drogó a sus familiares

Asesinato. El sujeto contó que inmovilizó a la taekwondista Gloria

La Razón (Edición Impresa) / Angélica Melgarejo / Cochabamba

03:24 / 10 de junio de 2015

Omar Adriázola, de 20 años, cuyas hermanas Peggy, de 32, y Gloria, de 23, campeona de taekwondo, fueron brutalmente asesinadas, confesó que las drogó y se declaró cómplice del delito que, dijo, fue cometido por su enamorada Alejandra B. Ayer la defensa de la imputada pidió la cesación de su detención, recurso que fue denegado.

Camilo Medina, abogado de los padres de las víctimas, relató que el sujeto “hizo su declaración ampliatoria en el penal de El Abra y ha admitido que ha participado en forma activa en este crimen”.

El hermano contó que diluyó somníferos en el té que compartió con su familia con el objetivo de robar dinero que había en la vivienda producto de la venta de un inmueble. Sin embargo, se cree que en realidad trataba de facilitar el ataque a Gloria. 

“Con base en estas declaraciones se va a seguir investigando, porque queremos encontrar no solo el móvil, sino también si hay otros implicados”, dijo.

La declaración ampliatoria fue recogida el lunes. Por más de cinco horas el joven detalló lo ocurrido la madrugada del 14 de mayo e identificó a Alejandra como la autora intelectual y material del doble crimen con ensañamiento. Él la ayudó inmovilizando a la campeona para que la apuñalara.

La Policía calificó a Omar como “psicópata”, quien alegó en su defensa que hace tres años padece “un tumor cerebral que le provoca crisis nerviosas”. Javier Mena, abogado de Alejandra B., insistió en que ella llegó a la casa cuando ambas estaban muertas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia