Ciudades

Casa de cinco pisos colapsa en Miraflores y seis tienen grietas

Afectados. Veintidós familias fueron evacuadas; hoy se evaluará si pueden retornar

Auxilio. Funcionarios de la DEGIR realizan labores de rescate de enseres en inmediaciones del edificio que colapsó.

Auxilio. Funcionarios de la DEGIR realizan labores de rescate de enseres en inmediaciones del edificio que colapsó.

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

02:20 / 18 de octubre de 2012

El crujir de las paredes y la caída de material anticipó el desastre. Cerca de la 01.00 de ayer, una vivienda de cinco pisos colapsó.  En el predio adyacente se efectuaban excavaciones para la construcción del edificio Angélica María, de 23 pisos.

El hecho ocurrió en la calle Argentina (Miraflores), entre Díaz Romero y Villalobos. Además de este inmueble, que el Gobierno Municipal identificó como ilegal porque tenía permiso sólo para dos pisos, otros seis presentaban grietas menores, lo que obligó a evacuar a 22 familias, que pasaron la madrugada del miércoles en carpas instaladas en la calle, aunque por la mañana habían sido acogidas por vecinos o familiares.   Los moradores, en su mayoría anticresistas del edificio que colapsó, no tuvieron tiempo para poner a salvo sus pertenencias.

    El jefe de la Dirección Especial de Gestión Integral de Riesgos (DEGIR), Vladimir Toro, atribuyó el desastre a las “excavaciones agresivas” que ejecutaba la constructora Pro Urban en el edificio de 23 pisos, y a la mala calidad del suelo, que es un relleno artificial sobre el caudal de un antiguo canal, que —dijo— podía resistir el peso de los 23 pisos siempre que la intervención se hubiese ejecutado por etapas y no de una sola vez, como sucedió.

Sin embargo, el asesor legal de la firma, Sergio Medina, sostuvo que hubo un sifonamiento ocasionado por filtraciones de agua. “Los trabajos se realizaron con personal profesional  capacitado”, agregó.

“La mayoría de las personas no se imaginaban que las grietas que comenzaban a aparecer iban a terminar en semejante desastre”, señaló Dante Ortega, un afectado que ocupaba un garzonier en la precaria construcción que será derruida. Según los vecinos, a las 19.45 del martes comenzaron a producirse rajaduras en las paredes y cayó una parte pequeña de la construcción contigua. “No parecía que iba a ser tan grave, por eso no quisimos sacar nuestras pertenencias”, comentó otro vecino, que prefirió no identificarse.

A las 20.00, funcionarios de la DEGIR llegaron hasta el sitio y cerraron el paso en las vías aledañas. Cerca de las 23.00 se cayó una pared de la construcción colapsada. “Nos dijeron que teníamos que evacuar, a la 01.00 cayó la parte más gruesa del edificio, sonó como un estruendo, todos nos asustamos”, contó Martha Loza, dueña de una casa agrietada. Según informó la DEGIR, se evacuó a 22 familias y resultaron dañados siete inmuebles, de los cuales el más afectado es el de cinco pisos, que será demolido por  Pro Urban, por orden edil.

Respecto a la situación legal de esta vivienda, el subalcalde del Macrodistrito Centro, Ramiro Burgos, indicó que la edificación tenía planos aprobados sólo para dos niveles y que ilegalmente construyó tres más. Las columnas de los nuevos pisos se hicieron sobre voladizos (salientes) que no tenían apoyo en el talud.

Al mediodía, los damnificados intentaron rescatar algunos de sus enseres y muebles, y buscaban el apoyo de familiares y vecinos para desocupar el edificio. Hoy se hará una inspección para ver si las otras casas deben ser derruidas.

Vecinos formularon 2 denuncias

La construcción ilegal del edificio que colapsó ayer fue denunciada por los vecinos a la Alcaldía, que abrió un proceso técnico administrativo, que aún sigue en curso. Los denunciantes dicen que fueron amedrentados por el propietario. Hace seis meses hubo un sifonamiento a metros del edificio de 23 pisos en construcción, sin embargo, la Subalcaldía Centro dijo que hubo una fuga en el alcantarillado.

El Gobierno edil aprueba planos, pero no fiscaliza

“La Alcaldía de La Paz autoriza la aprobación de planos, el movimiento de tierras y la ocupación de vía, pero en ningún momento puede supervisar la construcción, ése es un tema entre privados”, dijo ayer el subalcalde del Centro, Ramiro Burgos.

Estas palabras ocasionaron una lluvia de críticas de los afectados, que cuestionan el rol del gobierno edil. Sin embargo, en el municipio de La Paz no existe una normativa que obligue a la municipalidad a supervisar las construcciones.

“Cuando suceden este tipo de problemas, la Alcaldía se lava las manos diciendo que se trata de un problema entre terceros. Además, cuando se realizan las denuncias, lo primero que hacen es identificar a los denunciantes, y los que construyen nos amedrentan”, denunció la presidenta de la Junta de Vecinos de Miraflores Centro, Patricia Aguirre.

El concejal Jorge Silva, del Movimiento Al Socialismo, recordó que tras el derrumbe del edificio Málaga en Santa Cruz, el 24 de enero de 2011, que cobró 15 vidas, propuso una normativa que dé facultades a la municipalidad para fiscalizar las obras y prevenir desastres. “Aunque había apoyo, el proyecto fue archivado”, lamentó.

Afectados se quejan de la alcaldía

Alberto Sejas: Inquilino del edificio colapsado

En total somos 28 personas las que fuimos afectadas por el derrumbe del edificio de cinco pisos. La mayoría somos anticresistas y lo único que queremos es que nos devuelvan nuestro dinero. Los que viven en el rincón lo han perdido todo, es una pena.

Martha Loza: Propietaria de un inmueble dañado 

Creo que la Alcaldía no ha tomado las previsiones en cuanto a fiscalización. Hemos ido verbalmente a denunciar, no sólo el movimiento de tierra, sino también la construcción ilegal de cuatro pisos. Mi casa está afectada y ahora tenemos miedo de volver.

José Luis Urdaeta: Vecino de la zona

Hace más de seis meses que se denunció a la Alcaldía que los trabajos que se estaban realizando ponían en peligro a la zona. Éstos se paralizaron, pero luego se retomaron. Parece que tienen que pasar estas cosas para que la Alcaldía reaccione.

Inquilino damnificado: Persona que no quiso identificarse 

Ha habido tres anuncios de que se iba a caer el edificio. Sólo Dios sabe cómo nos hemos salvado de morir, como sucedió (con el edificio Málaga) en Santa Cruz. Dice que las obras van a continuar porque son una gran inversión, pero ¿a costa de qué?, ¿de nuestra vida?

Dante Ortega: Inquilino del edificio que colapsó

Yo vivo con mi papá. Cerca de las 20.00 hubo un crujido y se empezaron a rajar las paredes. Se desplomó un pedazo de la casa y luego a las 00.00 se vino todo abajo. Nos quedamos sin nada y estamos buscando cómo salir de este problema.

Patricia Aguirre: Presidenta Junta de Vecinos de Miraflores

Desde el año pasado venimos advirtiendo de los problemas que provoca la construcción de edificios en esta zona, pero parece que no les interesa lo que reclamamos. La posición es clara: en Miraflores ya no permitiremos que se hagan más construcciones.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia