Ciudades

Rolando quedó lisiado y ebrio que lo arrolló, libre

Investigación. Sabenpe denuncia irregularidades

Chatarra. El vehículo (der.) particular que causó el siniestro en la calle 21 de Calacoto, el 18 de enero.

Chatarra. El vehículo (der.) particular que causó el siniestro en la calle 21 de Calacoto, el 18 de enero. Freddy Carvajal.

La Razón (Edición Impresa) / Kattya Valdés / La Paz

02:11 / 18 de agosto de 2015

La madrugada del domingo 18 de enero de 2015 la desgracia golpeó a Rolando Carvajal Blanco, de 29 años, empleado de la empresa recolectora de desechos Sabenpe. A las 05.15, el auto conducido por Franklin G. L. lo aplastó contra el carro basurero. Hoy usa muletas y su pierna derecha cuelga sin vida. A casi siete meses del siniestro, la investigación no avanza y el responsable está libre y hasta recuperó su coche.

La madrugada del 18, Rolando se disponía a recoger la basura regada en la calle 21 de Calacoto, al sur de La Paz, cuando fue embestido por un Volkswagen, con placa de control 2345-HGP. El conductor estaba ebrio y no portaba licencia de conducir, según la denuncia.

“Al verme atrapado, el chofer del camión tuvo que avanzar un poco para que mi pierna se libere y le quitó las llaves del vehículo al que me atropelló porque quería darse a la fuga”, relató la víctima, a quien le practicaron una cirugía en la Caja Petrolera.

“Mi hijo no mueve la pierna derecha, del tobillo para abajo. Camina pero con muletas, no puede trabajar y tiene cuatro hijos que mantener. El abogado de ese sujeto, con engaños, nos quería obligar a firmar un desistimiento. Compró  algunas cosas para mis nietos y hasta hoy no le hemos visto más”, aseguró  Freddy Carvajal, padre de Rolando.

Según el cuaderno de investigaciones, el sindicado tenía 0,447% de grado alcohólico (no sancionable). “En esta investigación han habido una serie de irregularidades que han permitido que quien ha ocasionado el accidente no asuma responsabilidades, aspecto que ya fue denunciado ante la Fiscalía”, aseguró el abogado de Sabenpe, Carlos Aldana.

Boris Sossa, defensor de la familia Carvajal, apuntó que el cuaderno de investigaciones “misteriosamente se perdió hasta hace un mes. El investigador decía que no le habían remitido ningún proceso y supimos que el fiscal se había confundido de número de caso. El abogado teme que el caso se extinga debido al tiempo transcurrido. La Razón intentó comunicarse con el sindicado a través de su hermano, quien alegó que estaba de viaje y se rehusó a proporcionar su número telefónico. 

El sindicado fue imputado por conducción peligrosa, lesiones graves y gravísimas en accidente de tránsito y omisión de socorro. El primer delito está penado con entre seis meses a dos años de reclusión; el segundo, con uno a cinco años, además de la pérdida del brevet por uno a cinco años; y el tercero tiene una pena de uno a cuatro años.

Detalles del caso

Cambio

El fiscal Santiago Ugarte tomó conocimiento del caso desde fines de mayo.

Alcoholemia

El grado alcohólico del reporte policial no amerita sanción, pero testigos aseguraron que quien arrolló a la víctima se durmió en el auto y estaba ebrio, dijo Sossa.   

El nuevo fiscal advierte falencias en indagación

El 9 de julio, Santiago Ugarte, nuevo fiscal a cargo de la investigación del caso Carvajal Blanco, en un escrito —fojas 30 del cuaderno de investigación— informó que el representante de turno del Ministerio Público que vio el caso en primera instancia no tomó la declaración informativa en forma correcta, “ya que ni siquiera lleva la firma del nombrado fiscal”.

También hizo notar que se procedió a la devolución del automóvil secuestrado “sin haberse efectuado los peritajes técnicos” y sin que haya un desistimiento. “Menos cursa el certificado médico forense de la víctima”, destaca el documento.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia