Ciudades

Piden declarar desastre en K’ara K’ara

Fuego. La polución se redujo, pero persisten los malestares

Asistencia. Dos funcionarias de la Alcaldía distribuyen leche a los vecinos del área afectada; fue ayer.

Asistencia. Dos funcionarias de la Alcaldía distribuyen leche a los vecinos del área afectada; fue ayer. Fernando Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / Angélica Melgarejo / Cochabamba

03:16 / 21 de abril de 2016

Comunarios de K’ara K’ara, Arrumani y Pampa San Miguel, y la Alcaldía pidieron ayer a la Gobernación de Cochabamba la declaración de zona de desastre ambiental al botadero para ayudar a mitigar el impacto del incendio del “cementerio de llantas”.

La contaminación bajó, pero persisten los dolores de cabeza e irritación de los ojos debido a la humareda tóxica ocasionada por la combustión del caucho.

“Estamos dando un plazo máximo de dos semanas para que tomen acciones, deben declarar zona de desastre porque ya estamos muy contaminados, primero la basura y ahora el humo tóxico que no se puede aguantar”, conminó Evaristo Quispe, dirigente de la comunidad K’ara K’ara.

A este pedido se sumó el alcalde de Cochabamba, José María Leyes. “Sería bueno que se declare desastre, por supuesto tiene sus parámetros técnicos, pero el incendio ha sido de magnitud”. El martes 19 de abril un incendio estalló en el “cementerio de llantas” del botadero, que se fueron acumulando a lo largo de una década en cuatro hectáreas.

“La Gobernación emitirá un informe a la Asamblea para ver si amerita esa  declaratoria; ese instrumento puede servir para tomar algunas acciones, pero estamos coordinando con el Gobierno central mayor ayuda”, informó el gobernador Iván Canelas.

Valores. Según Alaín Terán, responsable de la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire (Red Monica), la contaminación bajó respecto al día del siniestro.  “Registramos valores de 40 y 50 microgramos de materia particulada por metro cúbico, muy por debajo de la norma boliviana. El trabajo de sofocación del fuego y el enfriamiento de las brasas —que tomó algo más de 20 horas—, además el viento y la lluvia que cayó al amanecer lo hicieron posible”.

El martes, en las comunidades aledañas al vertedero —K’ara K’ara, Arrumani, Pampa San Miguel y la zona sud de Sacaba, donde viven unas 15.000 familias— “se registraron niveles que excedían los 150 microgramos por metro cúbico, registramos hasta 200”, añadió. Según Quispe, los vecinos se vieron muy afectados por la humareda que invadió sus viviendas.

Ayer, un grupo de padres de familia cerró el ingreso al botadero, y exigió barbijos y leche, especialmente para los niños, quienes fueron los más afectados. “Mis hijos están mal, tienen dolor de cabeza al igual que yo”, contó la vecina Cinthia Flores.

José, uno de los pequeñitos, informó que tiene dolor de estómago. “Me duele mucho, desde ayer, mi cabeza también. Hemos estado todo el día en la calle, no se puede estar en la casa”. Cerca de las 10.00, funcionarios ediles comenzaron a distribuir un litro de leche por familia y al menos 10.000 barbijos. La Fiscalía, por su parte, investiga si el siniestro fue premeditado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia