Ciudades

Rocha anuncia juicio a Revilla y los gremiales toman el cruce

Orden. Alcalde critica a concejales. ‘Ojalá ayudaran a ordenar’, dice

Cierre. Vendedoras de la Asociación 31 de Octubre inhabilitaron la vía con la tricolor boliviana, ayer.

Cierre. Vendedoras de la Asociación 31 de Octubre inhabilitaron la vía con la tricolor boliviana, ayer. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Guadalupe Tapia / La Paz

03:05 / 22 de mayo de 2014

Unos 30 comerciantes de la Asociación 31 de Octubre volvieron a vender sus productos en el Cruce de Villas, mientras el presidente del Concejo Municipal, Omar Rocha, anunció una demanda penal contra el alcalde de La Paz, Luis Revilla, por el operativo de desalojo del martes.

Para Rocha, el operativo —que degeneró en una batalla campal en la que tres guardias ediles resultaron heridos— vulneró los derechos de las comerciantes, por lo que anunció que presentará una denuncia penal contra Revilla por “incumplimiento de deberes, atentado contra la libertad de trabajo, resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes”. La querella también está dirigida contra al director edil de Gobernabilidad, Pedro Susz, y al subalcalde de San Antonio, Juan Carlos Parra.

Jorge Silva, concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS), añadió que el martes entregará una propuesta para que el Legislativo edil se convierta en parte querellante en la denuncia que presentarán las vendedoras, que persisten en comercializar en las calles y se niegan a vender en el mercado Kollasuyo o ser reubicadas. Revilla lamentó el accionar de ambos. “Ojalá nos ayudaran a ordenar y no al desorden para no generar más caos”, comentó.

Desacato. Entretanto, una treintena de vendedoras volvió a ocupar la avenida 31 de Octubre, con sus puestos de verduras, flores y frutas. La vía fue cerrada al tráfico vehicular con barricadas de piedras y una bandera boliviana tendida de acera a acera, según comprobó La Razón.

Ellas armaron sus puestos sobre bolsas plásticas y en otros casos pusieron cajas y sacos de yute con sus productos, había cuatro puestos de ropa usada y vecinos comprando de los vendedores callejeros. 

“Nosotros tenemos una posición clara, no nos vamos a mover de la calle mientras no nos entreguen un lugar adecuado para vender. Si quieren que entremos al mercado Kollasuyo, tienen que habilitar espacio para los 148 afiliados, entre los feriantes y los estables”, advirtió Elizabeth Mejía, secretaria de Conflictos de la asociación de gremiales.

La Asociación 31 de Octubre cuenta con 148 afiliados, que conforman una  feria itinerante que se asienta en vía pública desde las 06.00 del sábado hasta las 20.00 del domingo.  De ese total, unos 45 vendedores tienen autorización para comercializar sus productos de lunes a viernes.

Según la Alcaldía, más de una veintena de afiliados a la organización ingresaron al mercado Kollasuyo —inaugurado el año pasado— y  solo falta que 26 sigan ese camino, ya que tienen sus puestos de venta asegurados en la estructura.

Revilla manifestó que la administración edil persistirá en liberar la avenida 31 de Octubre, pues hay una decisión de ordenar ese sitio, el cual —en su criterio— se volvió peligroso.  “Hay que diferenciar la feria itinerante de la estable. Son 26 comerciantes que tienen que ingresar al mercado Kollasuyo”, apuntó la autoridad, quien además aseguró que este ordenamiento tiene apoyo vecinal.

“Ellas complican la circulación, pero compramos porque es más cerca”, afirmó Amalia Granado. Similar opinión vertió Silvia Mamani, quien aseguró que las comerciantes dan servicio a Bajo San Antonio. “Son mujeres que se ganan la vida en las calles, deberían respetar”, afirmó.

Analizará ley de gremiales

Puestos

El alcalde Luis Revilla informó que el Concejo aún no le remitió la norma que eleva a rango de ley las ordenanzas 101 y 102 de inamovilidad de los puestos de venta de gremiales. “Una vez que llegue, será analizada para conocer sus alcances”, señaló.

Fejuve: Mala costumbre de comprar al paso

Quienes viven en la ciudad de La Paz se “malacostumbraron” a comprar al paso, de las comerciantes que se asientan en vía pública, lo que hace que las vendedoras no quieran ser reubicadas, como ocurre en el Cruce de Villas, dijo el presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de La Paz, César Augusto Quispe. “Es una actitud que el ciudadano debería cambiar. Si queremos que la ciudad crezca y se modernice, tiene que haber un cambio de actitud”, recalcó. 

El representante llamó a las vendedoras  de la Asociación 31 de Octubre a deponer actitudes extremas y abogó porque se pueda instalar el diálogo con la Alcaldía, en el que prevalezca el bien común. El director edil de Gobernabilidad, Pedro Susz, ratificó que la Alcaldía de La Paz no retrocederá en el reordenamiento y que para ello espera que el Comando Departamental de la Policía cumpla su compromiso de resguardar el sector de manera sostenida. “Las vendedoras tienen dos opciones: ingresar al mercado Kollasuyo o reubicarse en el predio contiguo a la piscina Orkojahuira”, apuntó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia