Ciudades

Potosí debate el levantamiento del paro cívico tras reanudarlo

Posición. García dice que cívicos manipulan a la gente con fines políticos

Protesta. Las vendedoras del mercado Uyuni bloquean la avenida Villa Imperial Toledo. La foto fue tomada ayer.

Protesta. Las vendedoras del mercado Uyuni bloquean la avenida Villa Imperial Toledo. La foto fue tomada ayer. Guido Tórrez.

La Razón (Edición Impresa) / Guido Tórrez, Paulo Cuiza / Potosí, La Paz

02:23 / 02 de agosto de 2015

Tras 12 horas de reabastecimiento, los potosinos reanudaron ayer su paro cívico para exigir al Gobierno la atención de 26 demandas, aunque en la noche la mayoría de los sectores del Comité Cívico Potosinista apoyaba la idea de suspender la medida que cumplió 27 días.

“Hemos retomado las medidas de presión desde las cero horas de hoy (ayer) porque la jornada de abastecimiento concluyó anoche (por el viernes)”, anunció por la mañana el secretario ejecutivo del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Emilio Elías. Sin embargo, anoche, hasta el cierre de esta edición (23.00), en el Consejo Consultivo de la citada organización aún se debatía la suspensión de la medida, que era exigida por la mayoría de las agrupaciones afiliadas.

Los 26 compromisos exigidos por los potosinos forman parte de un acuerdo con el Ejecutivo que data de 2010, entre los que se encuentran la construcción de un hospital, un aeropuerto internacional y una fábrica de cemento.

Anoche, el Consejo Consultivo se inclinaba además por citar a un cabildo abierto en un plazo de dos meses para sentar las bases jurídicas de la federalización. También se pidió la “renuncia moral” del alcalde William Cervantes y del gobernador Juan Carlos Cejas.

En la mañana, en la localidad minera de Llallagua, el vicepresidente Álvaro García arremetió contra los dirigentes cívicos a los que acusó de utilizar a la población como trampolín político.

“Tienen un proyecto político, un partido, creo Movimiento Federal. Tienen derecho, pero a lo que no tienen derecho es a utilizar la reivindicación de un noble pueblo potosino para manipularlo políticamente”, afirmó García.

El martes 28 de julio, el Gobierno cerró el diálogo con Comcipo, instalado tres días antes en seis mesas de trabajo y luego de una marcha que llegó a La Paz, que reunió a cívicos, universitarios y mineros cooperativistas. La decisión de los cívicos de no discutir los avances en una plenaria precipitó la acción del Ejecutivo.

Los cívicos retornaron de la ciudad de La Paz a Potosí el jueves 30, después de 23 días, y fueron recibidos por una multitud. Al menos seis sectores de Comcipo: gremiales, maestros urbanos y rurales, trabajadores del seguro universitario, artesanos y transportistas pidieron levantar las medidas por el tema económico.

“Estamos sufriendo un estrangulamiento económico. Vivimos del día, no podemos estar con estas medidas”, explicó el dirigente de la Cooperativa Cosep Limitada, Límber Quispe. “Nuestro sector va a continuar con su apoyo a Comcipo, pero es hora de levantar la huelga general indefinida, medida que está estrangulando a la economía de este sector”, coincidió Augusto Coria, ejecutivo de los artesanos potosinos.

José Copa, dirigente del magisterio rural, dijo al respecto: “Somos orgánicos y, como tal, nos hemos reunido con los afiliados, quienes han determinado ir a sus fuentes de trabajo desde el lunes”. Anoche, Elías negó una división al interior de Comcipo y advirtió que hay personas que alientan la desunión. “De las instituciones hay un apoyo total”, indicó.

Fármacos para los hospitales

Provisión

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) en Potosí, Nelson Ticona, informó a la ANF que, tras la jornada de abastecimiento del viernes, los hospitales lograron aprovisionarse de medicamentos, alimentos y combustible.

Dotación

“Debo informar que ayer (viernes), especialmente en el hospital Daniel Bracamonte, las proveedoras que tienen contrato con los hospitales se han dotado de lo necesario, en lo que faltaba”, indicó Ticona.

García: La región perdería si fuera federal

Jimena Paredes

El vicepresidente Álvaro García Linera advirtió ayer que si Potosí fuera federal, como plantean algunas demandas, se quedaría solo con los Bs 800 millones que actualmente aporta al Estado en regalías e impuestos y dejaría de recibir los Bs 3.100 millones estatales adicionales, ya que ahora recibe un total de Bs 3.900 millones.

“Dicen ‘Potosí Federal’ para que los recursos de esa región se queden en Potosí. Ese departamento le da al Estado 800 millones de bolivianos en regalías y en impuestos, pero el Estado le da 3.900 millones de bolivianos. ¿Qué es mejor, dar o recibir? Si el Estado ya no diera nada a Potosí, se va a quedar con 800 millones”, sostuvo.

La explicación fue hecha en el acto de celebración del 30 aniversario de la Universidad Siglo XX de Llallagua, departamento de Potosí.  En la oportunidad consideró que en el paro organizado por el Comité Cívico de este departamento hubo una actitud “deliberadamente política”, con un proyecto de partido denominado Movimiento Federal de Potosí.

En referencia a esa agrupación, la autoridad señaló que éstos tienen todo el derecho de presentarse en las elecciones, pero no pueden utilizar la reivindicación y las esperanzas del pueblo potosino para manipularlo. “A veces hablan de una consigna sin saber de lo que están hablando”, manifestó.

El conflicto en Potosí empezó hace 27 días para exigir al Gobierno el cumplimiento de 26 demandas regionales. Este diario informó el viernes que el ministro de Autonomías, Hugo Siles, lamentó los posicionamientos políticos que surgieron al calor del conflicto potosino. “Hay consignas, hay intentos de desestabilizar, los asumimos como parte de una campaña negativa y de permanente intento de desestabilizar al Gobierno nacional”, afirmó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia