Ciudades

Potosinos se repliegan a su tierra tras rechazar actas del Gobierno

Los potosinos retornaron anoche en 15 buses a la Villa Imperial. El Ministerio de Economía sostiene que cada día de paro ese departamento perdió $us 5 millones

Columna. Mineros potosinos suben por la calle Federico Zuazo rumbo a la terminal para retornar a la Villa Imperial. Hoy en Potosí se definirá las medidas que tomarán en adelante.

Columna. Mineros potosinos suben por la calle Federico Zuazo rumbo a la terminal para retornar a la Villa Imperial. Hoy en Potosí se definirá las medidas que tomarán en adelante. Ángel Illánes.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / La Paz

03:30 / 30 de julio de 2015

Tras 23 jornadas de permanencia en La Paz y a 24 días de paro, cientos de manifestantes potosinos retornaron anoche a su tierra sin haber conseguido que el Gobierno comprometa la ejecución de demandas centrales de su pliego de 26 puntos.

Los potosinos se movilizaron por un pliego cuyos puntos nodales eran la construcción de una fábrica de cemento en Coroma y de un aeropuerto internacional, entre otras demandas productivas, que fueron rechazadas. Tampoco lograron una audiencia con el presidente Evo Morales.

La orden de repliegue fue emitida por una reunión ampliada del Consejo Consultivo del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), que se reúne hoy en la Villa Imperial para definir sus próximos pasos. La partida fue precedida por una rueda de prensa del ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien acusó a la dirigencia de pretender “instaurar un movimiento golpista” contra el Gobernador y el Alcalde de Potosí”, aunque en el ente cívico están mineros, cooperativistas, choferes y gremiales, aliados del Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Nos vamos con la frente alta”, señaló el presidente de Comcipo, Jhonny Llally, quien emplazó a las autoridades a probar sus acusaciones de que pretendía propiciar un golpe de Estado contra el Gobierno. “No tengo armamento, jamás he estado metido en terrorismo (...) demuestren, ustedes tienen (servicios de) Inteligencia”.

“Por si acaso yo no estuve en la Escuela de Cóndores y tampoco en escuelas de terrorismo”, recalcó. Los manifestantes se desmovilizaron con una marcha y el dirigente, resguardado por una columna de mineros, se dirigió a la Terminal de Buses de La Paz.  Marco Pumari, vicepresidente de Comcipo, fue más gráfico sobre la respuesta a las 26 demandas. “A excepción de Salud, en otros temas no respondieron. El Gobierno no respondió las demandas industriales ni del desarrollo de empresas”, destacó.

Trunco. Durante los días de conflicto —cuyo punto más alto fue un ataque al Viceministerio de Régimen Interior, seguido de disturbios—, las autoridades vincularon al movimiento cívico de esa región con intereses chilenos, con Unidad Nacional, con Soberanía y Libertad y otros.

El departamento de Potosí perdió cada día de paro $us 5 MM, monto que en 24 días ascendió a $us 120 MM, advirtió el ministro de Economía, Luis Arce, quien dijo que a la minería y al turismo les costará recuperarse. Romero, por otra parte, ratificó que el Gobierno dio por acabado el diálogo y anunció que enviará a Comcipo las actas firmadas por los ministros. “Verán ellos si las firman o no, pero quiero decir una vez más que exigimos a la dirigencia que levante los bloqueos y la movilización en Potosí”, demandó la autoridad gubernamental.

“El Gobierno cortó el diálogo de manera unilateral, nosotros desconocemos las actas firmadas por los ministros, porque nosotros no las firmamos”, replicó Pumari. La tarde del martes, los cívicos no retornaron a la reunión de plenaria para discutir el contenido de lo discutido en las seis mesas de trabajo. Llally señaló que sostuvieron una reunión en una sala del edificio donde negociaron con el Gobierno para conocer lo avanzado.

“Hemos tardado es cierto, los ministros estuvieron a las 18.00 y se retiraron”, explicó por la mañana. Sobre la posibilidad de abrir un nuevo espacio de diálogo, el presidente cívico dijo. “¿Diálogo? Sabe Dios dónde será ahora, aunque sea, que sea en un canchoncito (espacio reducido)”.

La suspensión del diálogo cayó como un balde de agua fría en Potosí, que la tarde del martes logró convocar a millares de personas en una manifestación cívica que, según la Carrera de Estadística de la Universidad Autónoma Tomás Frías, congregó a unas 165.000  Un sondeo efectuado por la radio Kollasuyo de la Villa Imperial mostraba ya en la mañana el pesimismo y el cansancio de sus pobladores tras 24 días de huelga.

“Podemos aguantar, pero ¿que hay de nuestros hijos y la gente de tercera edad?”, se preguntó una mujer. ¿Por qué no nos atienden bien esos ministros? Nosotros estamos sufriendo aquí día y noche, 24 días sin vender”, dijo otra, quien pidió el retorno de los manifestantes de La Paz. “En 24 días el Gobierno  no ha hecho nada y cómo les han tratado a nuestros dirigentes”, protestó otra vendedora.

La reunión ampliada del Consejo Consultivo aprobó una resolución de tres puntos: ordenar el repliegue inmediato a Potosí, mientras tanto no levantar las medidas de presión y apenas lleguen los manifestantes convocar a otra reunión para tomar nuevas decisiones. El secretario general de Comcipo, Emilio Elías, dijo que la orden de repliegue fue emitida por “seguridad de nuestros compañeros, ante la persecución” desatada por el Gobierno y por consejo de Derechos Humanos.

La noticia del repliegue llegó a media tarde a La Paz e inmediatamente los potosinos empezaron a empacar sus cosas. Más tarde comenzó la marcha de desmovilización hacia la Terminal de Buses, donde abordaron 15 buses. Petardo, el perro símbolo de sus protestas, se fue con ellos. El convoy pernoctará en Oruro y arribará a Potosí al mediodía.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia