Ciudades

Constructora de El Alcázar logra aval para intervenir de inmediato

La Sociedad de Comercio (Sadeco SA), más conocida como Ormachea, logró autorización de los copropietarios del edificio El Alcázar, en riesgo de derrumbe desde el lunes, y del gobierno local de La Paz para intervenir de inmediato y salvar la infraestructura.

Info Alcázar.

Info Alcázar.

La Razón (Edición impresa) / Guadalupe Tapia / La Paz

03:29 / 20 de diciembre de 2012

Luis Monroy, representante de los copropietarios, dijo anoche que con este preacuerdo la empresa podrá comenzar a trabajar, aunque resta llegar a consensos sobre la reparación integral del edificio y la reposición de los gastos de mantenimiento y vivienda por cada persona evacuada, aspectos que serán incluidos en una próxima negociación sin fecha.

“Nos ha llegado una nota formal de la empresa Ormachea (Sadeco SA) y hemos autorizado, junto con la Alcaldía, el inicio de los trabajos de emergencia para que el edificio preserve su estructura. Más adelante vamos a iniciar las acciones para que la empresa se haga cargo de los daños colaterales”, agregó. 

La noche del lunes, un pilar del cuarto nivel de los parqueos del edificio, situado debajo de una de las dos torres del edificio (Córdoba), colapsó. La estructura tiene 18 pisos, dos mezzanines de oficinas, cuatro niveles subterráneos de estacionamientos y un semisótano. La construcción tiene 16 años.

Antecedentes. Según la Alcaldía, los documentos de la construcción datan de 1996, cuando se entregó una autorización provisional para levantar el edificio Milenium II. En ese entonces fungía como alcalde Ronald MacLean. No obstante, el ministro de Minería, Mario Virreira, propietario de un departamento en el inmueble, dijo a la agencia ANF que en 1999 lo compró cuando se construyó la edificación. El alcalde entonces era Germán Monroy Chazarreta.

Tras el colapso del lunes —que según dijo el alcalde Luis Revilla a la red Erbol, causó rajaduras en cinco pilares aledaños—, el área circundante al edificio fue cerrada y las 174 familias (no 179 como informó erradamente este diario ayer) que vivían en los departamentos de las torres Córdoba y Granada y los 89 locales comerciales  fueron evacuados.

Vladimir Toro, cabeza de la Dirección Especial de Gestión Integral de Riesgos (DEGIR) de la Alcaldía, había informado la mañana de ayer que se requerirían tres días para realizar el monitoreo del sector, plazo que vencía la noche del jueves.

“De acuerdo con el protocolo, por día se deben realizar dos evaluaciones, a las 10.00 y 18.00. Hasta el mediodía, el sector colapsado se mantuvo estable, ya que los testigos no se modificaron”, afirmó la autoridad. 

Toro también anunció la instalación de dos cámaras internas que serán controladas desde el exterior para realizar un control en tiempo real las 24 horas. “Una cámara se colocará en la columna colapsada y la otra mostrará el panorama de las seis columnas colindantes, que también tienen riesgo”, agregó. 

Sin embargo, se prevé que debido a la autorización que obtuvo la constructora, este proceso quedará de lado, ya que hoy ingresará a la infraestructura para comenzar con  la intervención. Ormachea, como medida de emergencia, propuso intervenir la columna colapsada y las cinco que quedaron comprometidas.

“La empresa constructora contrató consultores externos para la medición y revisión de la solución técnica idónea, en estricta coordinación con la comisión técnica integrada por el Gobierno Municipal y los profesionales de la SIB”, señala una nota suscrita por Diego Ormachea Pacheco, en representación de Sadeco, dirigida al Alcalde.

Por ello, Sadeco solicitó en la misiva permitir el ingreso de los integrantes de esta comisión al edificio para iniciar las actividades necesarias y expresó su voluntad de participar y coadyuvar en la inmediata ejecución de los trabajos de ingeniería necesarios y suficientes para lograr la estabilización y definitiva consolidación de la emergencia suscitada en el edificio El Alcázar.

El ingeniero Mario Galindo, vicepresidente de la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB), departamental La Paz, sostuvo que la firma tenía previsto trabajar toda la noche para concluir hoy el plan de intervención. “Ellos han hecho énfasis en atender de manera inmediata las columnas que están comprometidas al lado de la que colapsó el lunes”, dijo.  Para garantizar el trabajo, los copropietarios anunciaron que contratarán por su cuenta un ingeniero estructuralista para que se sume a la comisión técnica.

Causas. Según la SIB, el colapso de la columna se debe a cuatro posibles causas: error de diseño (que tiene que ver con las dimensiones de los pilares), de construcción (sobrecarga en el peso), de mantenimiento o una fuga de la tubería que baja al lado del pilar colapsado que pudo penetrar y oxidar su armadura. “Tal vez la cuatro cosas se estén produciendo al mismo tiempo”, advirtió Galindo. 

En ese contexto, la SIB propuso revestir con planchas de acero no sólo el pilar colapsado, sino toda la fila del nivel, más otros cinco niveles como máximo (36) y cuatro como mínimo (24).  “Ese pilar estaba recto, al colapsar se inclinó y volvió a soportar el peso por gracia divina, porque de haber desaparecido, el edificio también lo hubiera hecho”. El experto advirtió que si un pilar falla, es más peligroso que si fallara una fundación.

El Alcázar, desánimo y confianza

Que las autoridades solucionen: Sara M., copropietaria Torre Córdoba

Yo vivía en la Torre Córdoba. Tenemos un familiar que nos ha acogido. Con mi esposo somos de la tercera edad. Él no tiene (ropa) para cambiarse. Vivimos desde el inicio en este edificio, pedimos que las autoridades coadyuven para una solución.

Confiamos que vamos a retornar: Vecino afectado de la Torre Granada

Confío en que vamos a volver y luego de las soluciones que van a dar los profesionales, va a quedar igual o mejor que antes. Ahora estamos viviendo en un hostal en la zona   de San Pedro, pero hasta el lunes vivía  como seis años acá. Es nuestro hogar.

Sigo con la ropa de ese día: Luis Monroy, otro afectado

Estoy vestido como ese día, es decir estoy tratando de prestarme algo de ropa de algunas personas. Tenemos fe en que el edificio siga de pie, que el daño se aminore y que puedan hacer un buen trabajo para que  funcione. Estamos en un hostal.

Nadie va a volver a vivir aquí: Afectada que no quiso dar su nombre

Personalmente, creo que nadie va a querer volver a vivir en este departamento de este edificio porque sería una irresponsabilidad, sería una irresponsabilidad de nosotros, de la empresa constructora, de la Alcaldía; ya  da miedo vivir aquí.

Todo se ha sentido muy fuerte: Virginia Parrada, peluquera

Cuando pasó, desde la planta baja, donde trabajo en una peluquería, todo se ha sentido bastante fuerte, todo se ha movido, algunos pisos también; temo perder mis pertenencias. Todo lo que está pasando realmente es una pena.

El problema es constructivo: Mario Virreira, ministro de Minería y coprop.

El problema que tenemos es constructivo, hay un mal cálculo y una mala construcción. Pero tiene solución y tenemos que trabajar urgentemente, yo ya hice conocer mis recomendaciones para estabilizar el edificio y luego corregir los problemas que tiene.

Nos quedamos sin generar dinero: Propietaria de un negocio en el edificio

Ha sido una cosa tan rápida... Yo soy de la parte comercial en este edificio, nos hemos quedado sin trabajar, sin generar recursos,  y hay deberes con el Estado que cumplir, tenemos empleados (que pagar), el tema de aguinaldos y un montón de cosas.

Con mi nieto he escapado: Virginia Mamani, feriante navideña

Luego de que se ha sentido esto y supimos de todo, no hemos podido recoger ninguno de nuestros productos (de la feria). Yo he tenido que irme corriendo rápido y sujetando  a mi nieto en mis brazos. Había gran aglomeración de personas ese rato.

Nos vamos a ir a la San Francisco: Vendedora de la Feria de Navidad

Le pido al señor alcalde (Luis Revilla) que por favor a esa gente que está en la Av. Camacho la recoja porque ellos nomás van a tener venta, nosotros no. Caso contrario nos vamos a ir a la San Francisco, porque de ahí nos han traído. No es posible que pase esto.

Roberto Jordán: Inmobiliaria Bolivian Real Estate

Si el problema del edificio El Alcázar es a consecuencia de una falla en el suelo, la gente va a pensar dos veces antes de comprar un departamento en la zona. En estos momentos se construyen dos edificios cerca de este inmueble.

Martín Tejerina: Gerente General de Terrasur

Por el momento nadie va a querer comprar un departamento por la zona donde se encuentra el edificio, a pesar de que hay un  informe de la Alcaldía que dice que el suelo del lugar no es deleznable. Por el centro atraviesan más de 130 ríos subterráneos.

Roberto Jordán: Inmobiliaria Bolivian Real Estate

Es necesario conocer el informe técnico de la Alcaldía o de la Sociedad de Ingenieros para saber si la causa del problema del edificio El Alcázar es por una falla en el suelo   o de construcción. El hecho no afectó la   demanda de departamentos en la zona.

Etiquetas

Documento sin título

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia