Ciudades

‘Lo maté porque abusó de mí y destruyó mi hogar’

Leyes. Dora P. M. mató a balazos a su concuñado, hoy está detenida

La Razón (Edición Impresa) / Iván Condori / Santa Cruz

03:02 / 03 de abril de 2015

“Lo maté porque él abuso de mí sexualmente en dos ocasiones y destruyó mi familia”, confesó Dora P.M., de 27 años, quien enfrenta un juicio por asesinato y guarda detención preventiva en la cárcel de Palmasola, en Santa Cruz. El desenlace de esta tragedia familiar tuvo lugar el 28 de marzo, en el municipio de Yapacaní, departamento de Santa Cruz.

Gualberto E., de 27 años, esposo de su cuñada, falleció tras recibir al menos seis disparos. “Me quería vengar de él porque me destruyó la vida al haberme violado. Mi familia fue devastada por su culpa, desde entonces ya no tenía nada más que perder”, subrayó.

Muerte. Dora P.M., después de matar a su concuñado, se entregó a la Policía. Allí explicó que fue forzada a tener relaciones sexuales por medio de chantajes y amenazas. “Gualberto mostró interés en mí y ante mi rechazo empezó a amenazarme con matar a mi marido”, testificó.

El primer asalto sexual se habría consumado en julio de 2014 y el segundo, en agosto de ese mismo año. Esa vez su esposo les sorprendió y la echó de su hogar y le prohibió ver a su hijo.

Ella le explicó que era víctima de chantaje, pero él no dio crédito a su versión. Además, el pariente político comenzó a divulgar en el vecindario que (Dora) era “una ofrecida” y que lo buscaba para mantener relaciones sexuales. Dora P.M. le dijo a la Policía que decidió tomar venganza y la primera semana de marzo compró un revólver.

La noche de la tragedia, convocó a una reunión en la casa de su suegra a su esposo, a su cuñada y a Gualberto E. Una vez en el lugar, le pidió a su concuñado que le dijera en su cara que era una ofrecida. El sujeto le respondió con una sonrisa burlona, por lo que la mujer  sacó el revolver calibre 22 y le disparó seis veces.

Alcira C.R., esposa del sujeto, intento arrebatarle el arma de fuego, pero fracasó. “Quiero limpiar el nombre de mi marido. Él nunca la violó, al contrario, ella lo buscaba y lo llamaba por teléfono”, dijo la viuda, quien se quedó al cuidado de sus tres hijos: de 2, 5 y 10 años.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia