Ciudades

Entre enero y marzo robaron 30 viviendas en La Paz

Clanes. Los asaltantes forman grupos de tres o más familiares; cada miembro cumple una función

Delito. En la producción fotográfica, una pata de cabra, instrumento usado para forzar puertas.

Delito. En la producción fotográfica, una pata de cabra, instrumento usado para forzar puertas. Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Micaela Villa / La Paz

03:58 / 03 de mayo de 2014

El primer trimestre de este año, 30 viviendas fueron asaltadas en la ciudad de La Paz. La Policía desarticuló tres clanes familiares y recibió 17 denuncias por robos menores, informó la fuerza policial anticrimen.

“Entre enero y marzo se presentaron 47 denuncias, de las cuales, según nuestras estadísticas, en su mayoría son víctimas de robos de objetos personales de sus domicilios, 30 en total, el resto son delitos cometidos por descuidistas”, dijo a La Razón el teniente Ludwing Herrera, jefe de la División Propiedades de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

A diferencia de otros años, en éste se presentó un solo caso de atraco armado. Los “monreros”, como se llama a quienes entran a robar a las casas, prefieren llevarse equipos de la llamada línea blanca del hogar, y aparatos electrónicos y de computación. La autoridad policial dio cuenta de que los asaltantes se llevaron televisores, cocinas, microondas, computadoras, joyas y también dinero.

Para ejecutar los robos, estudian hasta una semana a sus víctimas para saber cuándo dejan abandonada su morada, si en su interior se encuentran un menor de edad o un adulto mayor, una empleada del hogar, hora de retorno, si hay perros, etcétera. “Estos hechos pasaron sobre todo en la zona central y se produjeron porque la gente no tiene la precaución de cuidar sus casas”, indicó Herrera.

Los “descuidistas” —una especialidad delictiva— son ladrones que aprovechan la distracción de sus víctimas para sustraerles objetos de valor, como celulares, billeteras y otros.  “Por ejemplo, aprovechan el momento en que la víctima, que está en un restaurante consumiendo alimentos, ha colgado su cartera o mochila  en el respaldo de la silla; ellos pasan y se la llevan sin mayor problema”.

Bandas. De acuerdo con la Policía, los “monreros” normalmente operan en grupos de tres o más integrantes de una familia. Cada miembro cumple una función específica, como estudiar a sus víctimas cuando dejan la morada, el momento en que retornan a su hogar, entre otros. Para ello hacen uso incluso de motorizados.

“Las tres bandas desarticuladas actuaron cuando no había gente en el interior de las casas”, explicó Herrera. En los operativos, la Policía secuestró principalmente patas de cabra, que son herramientas que utilizan los asaltantes para forzar las chapas de las puertas principales.

Solamente en una ocasión se utilizó un arma de fuego, cuando los sujetos amenazaron a una dueña de casa en la zona de Villa Copacabana. “La intimidaron, gracias a Dios no hemos tenido sucesos en los que se ha ejercido violencia contra las víctimas y menos muertes”, remarcó.

Lo robado tiene distintos destinos. No solo es vendido en ferias; los ladrones también llevan equipos fuera del país o el departamento para venderlos. Para evitar ser encontrados por la Policía o dejar indicios, otros optan por desmantelar los aparatos electrónicos y comercializarlos por piezas, tal y como operan las  bandas de “auteros” o ladrones de motorizados.

“Actualmente estamos en la búsqueda de una batería conformada por cinco individuos y esperamos su pronta captura”. La División Propiedades también atendió el robo de dinero en efectivo, de entre $us 5.000 y $us 10.000. Los ladrones, al parecer, fueron parientes de las víctimas, señaló.

300 casos de robo el  año pasado

Reporte

El teniente Ludwing Herrera, jefe de la División Propiedades de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz, informó que el año pasado hubo 300 denuncias de diferentes tipos de robo, cantidad que también incluye asaltos a domicilios y negocios, además de secuestros exprés, casos de falsos policías y hurtos, entre otros delitos.

La Policía da consejos de seguridad a los vecinos

Para evitar que una vivienda sea asaltada, principalmente cuando ésta se queda vacía por motivo de trabajo o de viaje, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) dio recomendaciones de seguridad a los vecinos de La Paz.

En las noches, en lo posible, es aconsejable dejar encendidas las luces pues el ladrón pensará que hay gente en su interior, también instalar otros dispositivos de seguridad, ya que las chapas centrales pueden no ser muy seguras.

“Las personas que tienen joyas y dinero deben protegerlos en el banco, porque pueden ser los ahorros de toda una vida. Y si van a viajar, pida a sus familiares o vecinos que cuiden su casa”, sugirió el teniente Ludwing Herrera, de la División Propiedades de la FELCC.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia