Ciudades

Tras 19 meses, policía afronta un juicio oral por feminicidio

Demora. Pasaron siete meses antes de que la FELCN le suspenda

La Razón (Edición Impresa) / Kattya Valdés / La Paz

02:15 / 08 de abril de 2016

Erminio Q. S., suboficial de la Policía, acusado formalmente por el feminicidio de su esposa y camarada Lourdes T. Q., volverá a presentarse hoy a la segunda audiencia del juicio oral que se celebra en el Juzgado 9º de Sentencia en lo Penal.

El acusado, quien tenía 30 años cuando presuntamente cometió el crimen, trabajaba en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) junto con su esposa, de la misma edad.

En la primera audiencia del juicio oral celebrada en marzo, el acusado declaró que su pareja murió porque se practicó un aborto. Sin embargo, los médicos que la atendieron en la clínica San Pablo del barrio de San Pedro, y los peritos del Instituto De Investigaciones Forenses (IDIF) echaron por tierra esa versión.

“En la primera audiencia este hombre dijo que mi hija se practicó un aborto y que por una mala praxis falleció, pero ese mismo día los médicos que la atendieron dijeron que murió porque le reventó el hígado a patadas”, recordó Juana Q. P., de 53 años, madre de la víctima, quien tiene la guarda de las tres hijas de la pareja.

El 2 de agosto de 2014, la pareja sostuvo una discusión que terminó con una brutal golpiza.  Una hemorragia interna debido a las lesiones interiores acabó con la vida de Lourdes. La Fiscalía imputó a E. Q. por feminicidio. Sin embargo, el policía continuó ejerciendo sus funciones en la  fuerza antidrogas por al menos siete meses más.

En su primera declaración informativa el sindicado dijo que él no golpeó a su esposa. Ella —sostuvo entonces— jugó un partido de fútbol días atrás y recibió un pelotazo en el estómago, lo que le  produjo la laceración del hígado y la hemorragia interna. El 15 de marzo de 2015, el sindicado fue aprehendido y remitido a la cárcel de San Pedro con detención preventiva.

Tras la muerte de su hija, Juana Q. tuvo que asumir la crianza de sus tres nietas, Cielo, de 10 años, Keila, de 5 y Alejandra, de 2. Los padres de su yerno interpusieron una demanda en su contra para  quitarle la guarda de las niñas. “Los abuelos paternos no las ven nunca, y ahora dicen que quieren la custodia de mis nietas, yo sola les he mantenido todo este tiempo”, precisó la mujer, quien espera cobrar el sueldo de su hija.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia