Ciudades

Policía se declara en emergencia por ola de feminicidios en el país

Medidas. La línea gratuita ya fue habilitada; Pérez amenaza con presentar a agresores

Protesta. Activistas pintaron una escena del crimen en la Av. Mariscal Santa Cruz.

Protesta. Activistas pintaron una escena del crimen en la Av. Mariscal Santa Cruz. Ángel Illanes.

La Razón (Edición Impresa) / Micaela Villa / La Paz

04:05 / 11 de noviembre de 2014

La Policía Boliviana se declaró “en emergencia” para frenar la ola de feminicidios —a la fecha suman 95— y la violencia contra las mujeres, habilitó una línea gratuita y empezó a conformar un grupo de reacción inmediata dependiente de la FELCV.  ¿Qué implica la emergencia? El ministro de Gobierno, Jorge Pérez, explicó que este grupo está obligado a atender de inmediato todas las denuncias.

“Inmediatamente se reciba la denuncia, hay la orden del Comando General que se reaccione de inmediato, vaya a buscar a la víctima y a aprehender al agresor, al cobarde, al golpeador”, recalcó. Si no lo hacen, pueden ser denunciados e investigados.  En lo que va del año, 95 mujeres murieron víctimas de la violencia machista en Bolivia.

La línea gratuita para pedir  socorro fue habilitada y funciona desde ayer —800-10-1415—, y se comenzó a conformar el Grupo de Reacción Inmediata Contra la Violencia a la Mujer, que se movilizará en motocicletas y dependerá de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV).

La coronel Rosa Lema, comandante nacional de la FELCV, informó que se hará la entrega de motocicletas en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.  “Mañana (hoy) en Cochabamba se va a dar el inicio del trabajo con las motos. La línea gratuita es nueva y funcionará para toda Bolivia”, sostuvo. Como medida adicional, Pérez advirtió también que los agresores de mujeres serán mostrados a través de los medios de comunicación. “Se los va a presentar públicamente para que el país conozca a los golpeadores de mujeres y para que sean identificados”, precisó.

Sin embargo, el abogado penalista y constitucionalista Milton Mendoza señaló que está prohibido exponerlos sin su consentimiento. “La Ley 348 penaliza la agresión física a una mujer, pero (el golpeador) no puede ser expuesto sin su consentimiento, se presume su inocencia en tanto no exista sentencia ejecutoriada. Exponerlos ante los medios de forma deliberada es una falta al procedimiento penal”, recalcó.

La red ATB, efectuó ayer un reportaje sobre las condiciones del trabajo de la FELCV en La Paz. La Paz no cuenta con buenos escritorios, ni con suficiente papel para formalizar las denuncias. El coronel Franklin Llanos, director departamental, confirmó la falta de motos “No tenemos motocicletas, (solo) cuatro vehículos, equipamiento para este grupo (tampoco) tenemos, pero nos organizamos, trabajaré este tema en esta semana”, comprometió.

La agresión la ejercen las parejas

Denuncias

En el país funcionan 84 oficinas de la FELCV; en La Paz están en la calle Sucre, Cotahuma, Max Paredes, San Antonio, La Merced y Chasquipampa.

Campaña

El ministro de Gobierno, Jorge Pérez, convocó ayer a la población a sumarse a la Campaña Nacional Contra Toda Forma de Violencia Hacia las Mujeres y denunciar  ante la FELCV a los golpeadores.

Juana muere luego de dos brutales golpizas 

A las 11.00 del sábado, 8 de noviembre, Juana Montaño Cruz, de 45 años, murió en Piñami Chico, municipio de Quillacollo, debido a las lesiones ocasionadas por pareja, Julián F. J., de 47 años. La víctima había denunciado a la Policía al padre de sus tres hijos en octubre de 2013 y el 21 de septiembre de ese año, pero nadie actuó.  El 5 de noviembre, el sujeto le dio una paliza que la dejó lesionada, al día siguiente, pese a que se sentía mal, el individuo la obligó a ir a beber  donde su comadre y allí volvió a agredirla. Juana llamó a su hija para que la lleve a un hospital, pero él se opuso.

El 7, empeoró y el golpeador la trasladó a la clínica Los Ángeles; los médicos declararon que debía ser internada, pero Julián F. se negó. Horas más tarde volvió porque su víctima no podía respirar.  La mujer pasó la noche en la clínica  donde permaneció hasta las 09.00 del sábado, hora en la que el sujeto se la llevó a casa, aunque los médicos le alertaron de que necesitaba cuidados intensivos. Allí murió.

Una joven es violada y descuartizada por portero

Angélica Melgarejo

María Sonia V. T., de 27 años,  quien trabajaba en la limpieza de las áreas comunes del edificio Gemas, fue secuestrada, violada, estrangulada y descuartizada por el portero Luis Miguel Coria Calle, de 22, quien confesó el crimen y después de acogerse a un juicio abreviado fue sentenciado a 30 años de cárcel sin derecho a indulto.

“Luis Miguel Coria está acusado de violación seguido de asesinato, no feminicidio”, explicó Eduardo Mérida, abogado de la familia de la víctima.  “Creemos que no ha actuado solo porque en primera instancia acusó a dos personas que fueron detenidas, pero en menos de 24 horas cambió la historia”, dijo.

María Sonia —madre de dos niños de dos y ocho años— desapareció el viernes 7 de noviembre. Cuando se disponía a dejar el edificio, Coria le pidió regresar porque faltaba limpiar una zona del cuarto piso, que estaba deshabitado y ella volvió a ingresar.

El portero la llevó a un cuarto, la ató a una silla, la golpeó y la vejó sexualmente en reiteradas oportunidades durante la noche. Ella se defendió, “María Sonia le clavó las uñas, luchó por su vida”, manifestó el abogado.

A las 06.00 del sábado, el sujeto la estranguló y descuartizó con un cuchillo de cocina. “Trató de ocultar los restos en dos costales con la intención de llevarlos a otro lugar”, indicó el fiscal  Moisés Chiri.  El portero confesó que él y dos amigos tenían pensado “hacérselo a la brasileña que vivía sola en el cuarto piso, pero era más fácil con María Sonia porque nadie reclamaría por ella”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia