Ciudades

Desborde del río La Paz daña unas 11 ha de plantíos de 120 familias

El río se llevó en Huaricana 40 metros lineales de defensivos de seis metros de alto. En El Palomar, los comunarios rescataron en penumbras a unas 60 cabezas de ganado. 

El Palomar. 50 centímetros de lodo sepultaron esta chacra. Un campesino trata de rescatar sus cebollas, ayer.

El Palomar. 50 centímetros de lodo sepultaron esta chacra. Un campesino trata de rescatar sus cebollas, ayer. Fotos: Alejandro Alvarez

La Razón / Guadalupe Tapia / Mecapaca

01:46 / 15 de diciembre de 2011

El agua comenzó a anegar sus cultivos a las 21.00 del martes. El río La Paz, en el que desembocan los que cruzan la ciudad de La Paz, se desbordó y unas 121 familias de las comunidades de Huaricana y El Palomar (Mecapaca) perdieron más de 11 hectáreas de cultivos y forraje. La Gobernación de La Paz anunció una inspección para verificar el alcance del daño.

“En la noche el agua se entró a las chacras y nos dimos cuenta de que se había desbordado el río. Intentamos salvar los productos, pero no pudimos. Gritamos en la oscuridad, pero hasta las 02.00 nadie vino”, contó Susana Chambi, que reside en Huaricana.

El martes 13, en la ciudad de La Paz cayó una  lluvia torrencial que comenzó a las 16.00 y se prolongó hasta casi las 23.00. El caudal de los tres principales ríos que atraviesan la ciudad —Irpavi, Huayñajawira y Choqueyapu, que desembocan en el río La Paz— aumentó, lo que ocasionó el desborde.

Chambi, junto con ocho comunarios, intentaba la mañana de ayer poner en pie un defensivo de 80 metros que la fuerza del agua destruyó en Huaricana, que está a 45 minutos de la sede de gobierno.

En esta comunidad, el río La Paz ingresó al menos 30 metros hacia los cultivos, en una longitud aproximada de 250 metros lineales. “Aquí había nabo, acelga, tomate, maíz, forraje para el ganado,  y todo se ha perdido”, lamentó Hortencia Quispe, quien entre el lodazal trataba de recuperar algunas cabezas de repollo.

Antonio Chambi, representante de los comunarios, calculó que al menos 10 familias se vieron afectadas por la inundación y añadió que cuatro hectáreas de cultivo y forraje se perdieron.

“Necesitamos maquinaria para levantar los defensivos, canalizar el río y habilitar el suelo”, señaló. Sin embargo, el campesino reconoció que el terreno cubierto por el lodo y piedras traídas por el río, no volverá a habilitarse por lo menos en cuatro meses.  A 20 minutos de Huaricana se halla El Palomar, también afectado por el desborde del río La Paz. Allí, los daños son mayores. 

“A eso de las 21.30, los comunarios han empezado a ir al río para salvar 60 cabezas de ganado. Nos iluminamos con linternas en medio del grito de las mujeres y de los animales, que tuvimos que rescatar debajo del agua”, contó Richard Mendoza, uno de los agricultores damnificados.

En el recorrido que realizó, La Razón observó que el agua arrasó  sembradíos de tomate, choclo, flores, remolacha, acelga, cebolla, maíz y forraje para el ganado. Según datos preliminares, son más de 20 lotes afectados, cada uno de 3.500 metros cuadrados que suman siete hectáreas. Los lotes se dividen en parcelas que son cultivadas por casi 115 familias.

Ramiro Alvarado, otro afectado, contó que los dos defensivos que los pobladores levantaron para evitar desastres fueron destruidos por la fuerza del agua. Cuando este medio visitó el lugar pudo ver que los troncos y rocas gigantes estaban  en medio de las chacras. “Un problema son los sembradíos, pero lo más grave es el ganado. Por la lluvia, los animales se enfermaron y van a tardar por lo menos tres meses en recuperarse. Además, se ha afectado el forraje”, dijo Alvarado.

Damnificados de las dos comunidades criticaron la falta de apoyo de ese municipio. La Razón intentó comunicarse con el alcalde de Mecapaca, Gustavo Patty (MAS), pero la autoridad mantuvo apagado su celular. 

El responsable de la Unidad de Alerta Temprana y Gestión de Riesgos de la Gobernación, Williams Rioja, dijo que instruirá una inspección para cuantificar los daños. “Tenemos que tomar en cuenta que los comunarios siembran muy cerca del río, cuando éstos deberían estar por lo menos a 50 metros de distancia”, sostuvo.

Este funcionario también cuestionó la presunta pasividad del Alcalde de Mecapaca que, según sus datos, tiene Bs 645 mil para emergencias. “Con ese dinero debería ejecutar obras de prevención, y no se ha hecho, por eso hemos pedido a la Contraloría y al Ministerio de Economía que informen sobre el uso de estos recursos”, indicó.

Sistema de alerta para La Paz

El Gobierno Departamental de La Paz contará con un moderno Sistema de Alerta Temprana a partir del 20 de diciembre, que le permitirá monitorear inundaciones, derrumbes  y  deslizamientos. Según el responsable de la Unidad de Alerta Temprana y Gestión de Riesgos, Williams Rioja, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) se encargará de la instalación de los equipos de tecnología avanzada cuyo costo asciende a $us 2.500. “En 2012 habrá más previsión de riesgos”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia