Ciudades

Descendientes de los mártires de julio, reunidos en una misa

Los sucesores de los próceres guardan reliquias e investigan sobre sus ascendientes.

BENDICIÓN. Los sucesores de los nueve héroes presidieron el acto religioso frente a las urnas fúnebres.

BENDICIÓN. Los sucesores de los nueve héroes presidieron el acto religioso frente a las urnas fúnebres. foto: Víctor Gutiérrez

La Razón / GEMMA CANDELA / La Paz

01:09 / 16 de julio de 2012

Los sucesores de los nueve protomártires de la Revolución del 16 de julio de 1809 ocuparon ayer a mediodía los primeros bancos de la Basilia Menor de San Francisco durante la misa de homenaje a sus antecesores, que lucharon por la libertad.

Entre ellos y el altar estaban las urnas con los restos de Pedro Domingo Murillo, Juan Antonio Figueroa, Basilio Catacora, Apolinar Jaén, Buenaventura Bueno, Juan Bautista Sagárnaga, Melchor Jiménez, Mariano Graneros, Gregorio García Lanza.

“Nosotros llevamos una gota por lo menos de la sangre de nuestros héroes”, dice con orgullo Martha Ordóñez Gariazú, nieta, con mucho “tatara” delante, de Gregorio García Lanza. Ella forma parte de la séptima generación de sucesores de los revolucionarios Lanza y es miembro de la Asociación de Descendientes de los Protomártires y Héroes de la Revolución de Julio.

“Somos una sola familia”, sostiene Gloria Sagárnaga, descendiente de Juan Bautista Sagárnaga, refiriéndose a la agrupación. “Para nosotros no es casual que ellos (los protomártires) hayan estado juntos en el momento de la revolución y en el momento de la muerte, (por eso) decimos siempre que todos son nuestros abuelos”.

El hecho de tener un antecesor que luchó por la revolución “es un tema del que se habla en casa, que transmitimos a nuestros hijos como el orgullo de pertenecer a una familia en la que ha existido una persona que ha tenido el suficiente coraje para morir por un ideal, porque él, Juan Bautista, era parte del ejército español, que se rebela contra su propia corona por un ideal. Para nosotros es muy significativo”, manifiesta Gloria con orgullo.

Hasta hace unos años, antes de que ella y su hermano investigaran su árbol genealógico, no conocían el origen de su estirpe. Su abuelo murió cuando su padre tenía tan sólo seis meses, y fue criado por la familia materna. “Hemos reencontrado nuestras raíces y hemos encontrado nuestra identidad “, asegura Gloria. Ellos descienden de Josep, hijo de Juan Bautista Sagárnaga, quien participó de la gesta libertaria y sobrevivió porque fue escondido por el prócer porque tenía 19 años”, relata la tataranieta, con el asentimiento de uno de sus familiares, Jorge Sagárnaga.

En cambio, en casa de Martha siempre han sabido de su procedencia. Tienen retratos de pincel de los Lanza de principios de siglo XIX e, incluso, guardan piezas de su atuendo. “Mis tatarabuelos han luchado contra la Corona siendo de padres españoles”, afirma. “Nos han liberado”.

Los tres sienten como un deber continuar con el espíritu de los protomártires. “Ojalá que nuestros hijos y nietos sigan en esta misma fe, este mismo cariño que tenemos, porque cada año nos emocionamos, lloramos, al ver nuestros restos”, expresa Martha.

Traslado de la megatorta  tropieza con problemas

Las 600 piezas que compondrán la Torta Gigante elaborada por docentes y alumnos del instituto gastronómico Bolivia Gourmet para celebrar el 16 de Julio debían ser trasladadas a la plaza Camacho desde las 09.30 de ayer, pero un cambio de planes de última hora y problemas de logística retrasaron la tarea.

A media mañana, Óscar Mora, director de la escuela, indicó que se había aplazado el transporte hasta las 16.00  para evitar que el sol malograse los bizcochos.

A esa hora se informó que la tarea se postergó hasta las 19.00 por problemas de coordinación con la Alcaldía, explicó Mora, que debía proporcionar dos volquetas para el traslado. Después se dijo que el transporte comenzaría a las 23.00. La torta debe estar armada y decorada hoy a las 12.00.

La Portada estrena un complejo deportivo

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, inauguró ayer el Complejo Deportivo La Portada, que beneficiará a 24 barrios del Distrito 9 del Macrodistrito Max Paredes, como Rincón La Portada, Bajo Ballivián, Munaypata Central, Bajo Pacajes y Huacataqui, entre otros.

La inauguración es parte del programa de entrega de obras de la Alcaldía con motivo de las fiestas julias por el 203 aniversario de la gesta libertaria de 1809.

La instalación cuenta con una cancha de césped sintético reglamentaria, graderías, barandas de protección, camerinos con duchas, auditorio y oficinas.

El costo total de las obras del centro, que incluye el asfaltado de una parte de la avenida Florida, por la que se accede al complejo, ronda los Bs 8 millones.

El Alcalde anunció que en esta infraestructura funcionará una escuela deportiva para niños y adolescentes: “Aquí vamos a formar a nuestros niños, jóvenes, para que sean las futuras estrellas de nuestro deporte nacional. Tenemos previsto el funcionamiento de una escuela deportiva gratuita. Vamos a tener profesores, implementos deportivos para que nuestros niños no solamente jueguen y se distraigan, sino que aprendan el deporte, se formen como futuros deportistas profesionales”, dijo.

Promesas. Durante el acto de inauguración, Revilla prometió a los vecinos y estudiantes la ejecución de otras obras, como la construcción del nuevo hospital La Paz, el asfaltado de la avenida Florida y la refacción de la bóveda del río Apumalla, tras la cual se construirá una avenida y un parque.

“Ya estamos llevando adelante el estudio y el diseño del proyecto, y hemos incorporado recursos que está trabajando nuestra Dirección de Riesgos y que nos va permitir, hasta fin de año, contar con el diseño del proyecto que tenemos que llevar adelante. Y seguramente el próximo año vamos a iniciar las obras”, afirmó el Alcalde.

Vecinos de la zona acudieron a la inauguración, que fue antecedida por un desfile de tres unidades educativas de la zona.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia