Ciudades

Diprove atrapa a 2 auteros y recupera 9 motorizados

La Dirección Departamental de Prevención y Robo de Vehículos (Diprove) recuperó ayer nueve motorizados que estaban en posesión del clan familiar Poma Quispe, en la localidad de Palcoco, camino a Copacabana. Hay dos aprehendidos y cuatro prófugos.

Motorizados. Diprove muestra los vehículos recuperados tras el operativo en la comunidad de Palcoco.

Motorizados. Diprove muestra los vehículos recuperados tras el operativo en la comunidad de Palcoco.

La Razón / Micaela Villa / El Alto

00:36 / 04 de agosto de 2012

El coronel Jorge Saravia, director nacional de Diprove, indicó ayer que tras un operativo que comenzó la semana anterior se recuperó dos minibuses, cuatro automóviles, dos vagonetas y una motocicleta. “Hemos seguido realizando el operativo denominado ‘Palcoco’ (a 40 kilómetros de La Paz), y por ello hemos recuperado nueve vehículos, siete tenían reporte de robo, la moto y otro auto eran indocumentados”, dijo el coronel.

Tras las investigaciones se pudo identificar a los cabecillas de la banda, Dionisio Poma Quispe y David Poma Quispe, además de la pareja del primero, Yola Mamani Quispe, y María Aduviri, todos están prófugos. Sólo se aprehendió a Anacleto Flores y su esposa, parientes relacionados.

El clan operaba tanto en El Alto como en la ciudad de La Paz. En el primer caso, Dionisio Quispe se subía a un vehículo cerca de la Ceja con dos mujeres, pedían ser trasladados a zonas alejadas, luego golpeaban al conductor en la cabeza y escapaban con el motorizado.

Además, las mujeres solicitaban el servicio por inmediaciones de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), una vez en el interior invitaban al conductor bebidas alcohólicas con pildoritas y le coqueteaban, él perdía el conocimiento y cometían el delito.

En La Paz, ellos aprovechaban el descuido de los dueños cuando éstos dejaban sus vehículos estacionados en la calle durante la noche. “Luego los llevaban hasta Palcoco para desmantelarlos y venderlos entre los habitantes de la zona o comunidades cercanas como ilegales y a precios bajos. Estamos haciendo diversas acciones para ponerlos a disposición de la justicia”, continuó.

En la vivienda del clan, la Policía pudo encontrar variedad de autopartes, como luminarias, placas, letreros, radios, llantas y otros ocultos debajo de paja y de un catre de metal. Tres tanques de gas natural vehicular (GNV) estaban enterrados en un lote cercano.

Algunos dueños de los motorizados llegaron hasta las oficinas de Diprove El Alto. Mostraron su decepción cuando vieron que sus autos no tenían muchos autopartes. “Lo dejé en la tranca de Urujara una noche”, contó Julio Chauca y ahora “le colocaron llantas viejas, no tiene ni radio, ni parrilla”.

Capturan 9 clanes en El Alto y La Paz

Durante el primer semestre de este año, nueve bandas que robaban vehículos en La Paz y El Alto fueron desarticuladas por la Dirección Departamental de Robo de Vehículos (Diprove), que también aprehendió a más de 50 personas implicadas.

“Hemos desbaratado a nueve organizaciones criminales y en todo el país a 24. La mayor parte se detectó en Cochabamba y Santa Cruz”, dijo el director nacional de Diprove, coronel Jorge Saravia. Estos clanes están compuestos, normalmente, por siete personas, entre familiares, como esposos, hermanos, cuñados y otros. Y son bandas “bien conformadas”, pues antes de actuar estudian a la víctima y el vehículo que será robado.

Estos delincuentes operan de forma similar. Ingresan al motorizado, golpean al conductor con algún objeto en la cabeza o lo sedan invitándole bebidas.

“Es decir los pildorean, para ello las mujeres, que forman parte del clan, le sonríen al conductor, compran cerveza y se ofrecen a abrirla y le ponen la píldora. Él no se acuerda más, esto vimos más en El Alto por las calles adyacentes a la zona 16 de Julio”, indicó el coronel de la Policía. Saravia asimismo manifestó que lo robado es desmantelado y luego vendido en autopartes u ofrecido a los comunarios.

Los delincuentes también falsifican las placas de control de manera artesanal, para ello utilizan planchas de aluminio y se “inventan” los números y las letras para no ser descubiertos. “Verificamos las placas y descubrimos que son inexistentes, pero lo colocan al auto robado, la pintura es casi similar, son hábiles. El chasis también es amolado en el lugar de su número original, encima del cual colocan una plaqueta soldada”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia