Ciudades

La Fejuve va al diálogo y surgen denuncias contra sus dirigentes

Cambios. La designación de subalcaldes rompió con la práctica de los representantes

Dirigencia. La Fejuve encabezó las protestas en contra de la designación de subalcaldes de los distritos alteños.

Dirigencia. La Fejuve encabezó las protestas en contra de la designación de subalcaldes de los distritos alteños. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas, José Luis Columba / El Alto

03:32 / 06 de junio de 2015

La Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve) confirmó su participación a la mesa de diálogo respecto a la designación de subalcaldes, convocada para hoy por la alcaldesa Soledad Chapetón. Previo al encuentro se realizaron denuncias contra la dirigencia vecinal.

Óscar Ávila, presidente de la Fejuve, confirmó que desde las 08.00 los representantes de las juntas de vecinos estarán en el Centro de Convenciones de El Alto en procura de convencer a las autoridades de respetar la elección de subalcaldes en asambleas y no por un nombramiento.

“Mañana nos vamos a reunir, aunque no ha sido oficial la invitación con la señora Alcaldesa. Nos vamos a presentar como ejecutivos de la Fejuve para tocar el único tema: la elección de subalcaldes”, afirmó.

Según las denuncias, los dirigentes benefician a sus parientes con cargos en la administración edil, el combustible de los vehículos de la organización social era pagado por la comuna y había una red que se beneficiaba con obras ediles.

El diputado de Unidad Nacional (UN) Rafael Quispe denunció que Bayron Ávila, el hijo del presidente de la Fejuve de El Alto, Óscar Ávila, es funcionario técnico en la Secretaría Municipal de Movilidad Urbana y Transporte, sin que tenga un respaldo de formación académica para la labor que desempeña.

“La Fejuve por ética debería llevarlo al Tribunal de Honor, porque está confirmado que él colocó a su hijo en la Alcaldía, le dieron su memorándum el 13 de enero de 2015. Debería existir una investigación a todos los dirigentes”, denunció Quispe.

Pascual Arellano, exrepresentante del Movimiento Al Socialismo (MAS) en El Alto, dijo en declaraciones a radio Erbol que, además de Ávila, otros dirigentes como Braulio Rocha y Rodolfo Mansilla, del sector de los gremiales, también benefician a sus familiares con cuotas dentro de la administración municipal.

En respuesta, Ávila reconoció que su hijo trabaja en el municipio, pero afirmó que él habría empezado a trabajar “por contrato” antes que él asuma un cargo en la dirigencia vecinal. Afirmó además que su hijo tiene un título de técnico en computación. 

“Como toda persona en el Estado Plurinacional, tiene derecho a trabajar, todos tenemos derecho a vivir y a comer, al margen de que sea el hijo de quien sea. Él tiene familia y tiene derecho de trabajar”, refutó Ávila en declaraciones a radio Panamericana.

Por su parte, el diputado nacional Sergio Choque reconoció que algunos dirigentes se han aprovechado de la Alcaldía y que la manejaban como si fuera “su feudo”. Afirmó que en la gestión de Édgar Patana se intentó frenar algunos beneficios como la dotación de combustible a vehículos de las organizaciones. “En algún momento se colaboraba con el vehículo que fue asignado a la Fejuve, que es un vehículo que consume 20 litros cada día”, explicó el asambleísta nacional.

OBRAS. El pequeño empresario constructor Miguel Flores Tovar denunció la existencia de una “red de corrupción” entre las subalcaldías, juntas vecinales y escolares, quienes se beneficiaban con el 10% en la adjudicación de las obras ediles. “Entonces todos los subalcaldes y todos los presidentes de juntas vecinales, juntas escolares, eran quienes se han corrompido durante los cinco años en la época de Patana. Se ha ordenado indirectamente para que las juntas vecinales puedan cobrar el 10%”, argumentó Flores ante los periodistas y dijo contar con documentación correspondiente.

Vecinos de base de los distritos 4, 7, 8 y 14 proponen la creación de una Fejuve paralela. Gonzalo Limachi, presidente de la urbanización Bautista Saavedra J, del Distrito 14, argumentó que la actual dirigencia no los representa.

Denuncias contra la dirigencia

Influencia

Familiares de varios altos dirigentes de organizaciones sociales trabajan en la Alcaldía y se los acusa de tráfico de influencias.

Gasolina

Denuncian que la Alcaldía de El Alto pagaba por la gasolina de los vehículos que usaban las organizaciones sociales.

Contratos

Según un constructor, las obras ediles son adjudicadas con el aval de los presidentes de juntas vecinales y juntas escolares, quienes se beneficiarían con el 10% del presupuesto.

Renovación

Piden que haya renovación en  la dirigencia de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto

Usos y costumbres generan polémica

La alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, consideró ayer que el concepto de “usos y costumbres” corresponde a los “pueblos originarios” y, por tanto, no es aplicable a “los ciudadanos”. Sin embargo, horas más tarde explicó que su intención no fue diferenciar a “indígenas” y “ciudadanos”.

La Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve), que objeta la designación de 12 de 14 subalcaldes, exige que la nominación continúa siendo por usos y costumbres, como en el anterior periodo municipal dirigido por Édgar Patana, del Movimiento Al Socialismo (MAS). Aunque por normativa, esta prerrogativa es de los alcaldes. Así también lo confirmó el martes el ministro de Autonomías, Hugo Siles.

“La ciudad de El Alto es una ciudad, creo que eso es importante, ¿no? Si la Constitución habla de usos y costumbres, habla en pueblos indígenas y originarios. Evidentemente, los alteños venimos de diferentes áreas rurales, pero vivimos en la ciudad de El Alto; somos ciudadanos, por eso estamos enmarcados en esta ley”, argumentó ayer la Alcaldesa (que representa al partido de oposición Unidad Nacional) en una entrevista brindada en la mañana a la red televisiva PAT.

Sin embargo, el vicepresidente Álvaro García Linera, durante una conferencia en la Universidad Nacional de Salta, en Argentina, sostuvo que las declaraciones de la autoridad municipal alteña tienen un carácter “intolerante” e “indignante”. “Haber oído esta frase en el año 1550 o en 1800 era entendible, pero seguir oyendo esa frase en 2015 es intolerante, es indignante; pero refleja el peso de la tradición racista que aún está presente en algunos sectores del país, conservadores y elitistas”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia