Ciudades

Libertad pide embovedado y pasarelas sobre el río Seco

El Alto. Exige además que se dote de servicios básicos a la zona

Dificultad. Vecinos de Libertad deben caminar un trecho largo para poder atravesar el río Seco.

Dificultad. Vecinos de Libertad deben caminar un trecho largo para poder atravesar el río Seco. Miguel Carras.

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

03:25 / 27 de marzo de 2015

El embovedado y pasarelas sobre el río Seco son las demandas de dirigentes y vecinos de la zona Libertad del Distrito 4 de El Alto. También exigen la mejora de calles y avenidas con adoquinados y asfalto rígido o flexible.

El presidente de esta urbanización, Benancio Chambi, explicó que entre los principales problemas de la zona se halla el embovedado del río Seco y la dotación de servicios básicos. “Hay muchos problemas por los que atravesamos, vivimos como en el campo, siendo ésta una zona central donde además se ubicará el Palacio Consistorial de la urbe”, sostuvo el dirigente.

Una docena de vecinos del lugar coincidieron en que el principal pedido es el embovedado del río, pero el secretario municipal de Saneamiento Básico y Drenaje Pluvial, Heriberto Mamani, afirmó que no sería fácil por factores ambientales y económicos. “Al embovedarlo se acumularían bacterias; por otro lado, el presupuesto para hacerlo sería de más de 500 millones de bolivianos, porque no solo se debería trabajar en ese sector”, agregó.

PASARELA. Los vecinos pidieron también la instalación de pasarelas para cruzar de un extremo a otro del río, debido a que la única conexión es el puente Bolivia y está distante, en la intersección de las avenidas Costanera y Bolivia. “Nuestros hijos que deben ir al colegio a otras zonas cercanas tienen que caminar por lo menos 200 metros para llegar al puente, pero antes deben cruzar la avenida Costanera que, dicho sea de paso, es muy peligrosa por la velocidad en la que circulan los vehículos”, manifestó Celestina Quispe, vecina de Libertad.

En un recorrido que realizó La Razón por la zona se pudo evidenciar que los habitantes del lugar caminan importantes trechos para llegar al puente donde pueden cruzar el río y abordar algún minibús hacia la Ceja o bien conseguir un vehículo que los transporte al cruce de Villa Adela o a la carretera a Viacha.  

Caminan desde esta zona, por calles que no están asfaltadas ni adoquinadas, hasta el puente; los que viven en el lugar más alejado lo hacen en cerca de 12 minutos. Heriberto Mamani considera que existe un presupuesto adecuado que podría alcanzar para la instalación de pasarelas peatonales para poder atravesar el río. Adelantó que los dirigentes enviarán una solicitud a la Alcaldía para la instalación de estas obras que requerirán un estudio previo.

“Lamentablemente, no tenemos calles arregladas, hemos pedido en muchas oportunidades que nos ayuden a mejorar las mismas, pero hasta la fecha no tenemos respuesta”, aseguró Chambi. La zona tiene cerca de 2.000 habitantes, ubicados en 380 lotes y según el presidente de la junta vecinal, el presupuesto para su Plan Operativo Anual (POA) llega a los Bs 115.000, lo que solo les alcanza para mejorar dos calles.

“No podemos mejorar las calles porque no todos los vecinos cuentan con servicios básicos, gas a domicilio nadie tiene. Solo el 60% de los vecinos accede a agua potable y el 50% a alcantarillado. Entonces así se junta un problema tras otro y se genera una molestia en muchos aspectos”, agregó el dirigente vecinal.

Demora en la ‘Jach’a Uta’ genera varios problemas

El colocado de calaminas como muro perimetral alrededor de toda la obra de construcción del Palacio Consistorial o “Jacha Uta” de El Alto provoca inseguridad, por las noches, en los vecinos de la zona Libertad. “Todos saben que caminar de día es peligroso, por lo tanto de noche el riesgo es aún mayor, las calaminas no obligan a caminar más de 500 metros sin tener la oportunidad de escapar cuando se acerca gente sospechosa”, explicó la vecina Nancy Choquevillca.

El presidente del barrio, Benancio Chambi, dijo que la obra fue retrasada por varios factores, pero que esto provocó que sigan las calaminas en el lugar, lo que ocasiona miedo en los vecinos.

El supervisor de obra del Jacha Uta, Wilfredo Chinche, afirmó que ésta tiene un avance de 28% y que se prevé entregarla en septiembre de este año. “No está retrasada, está dentro de los plazos, pero sí se paralizaron los trabajos debido a las precipitaciones pluviales”, acotó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia