Ciudades

Las cámaras de seguridad de la Ceja detectan 25 delitos a diario

Control. Estas cifras se disparan en días de fiesta y fines de semana

Vigilancia. El Centro de Monitoreo que alberga las 30 cámaras de seguridad instaladas en la Ceja.

Vigilancia. El Centro de Monitoreo que alberga las 30 cámaras de seguridad instaladas en la Ceja. La Razón-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

00:36 / 21 de febrero de 2014

Al menos 25 hechos delictivos son detectados cada día por las 30 cámaras de seguridad instaladas en la Ceja de El Alto; entre ellos son recurrentes la venta y consumo de inhalantes, las riñas y peleas de ebrios, y los asaltos y robos, informó la Policía.

El jefe del Centro de Monitoreo, subteniente Rodrigo Guaraya, aseguró que las imágenes no solamente sirvieron para detectar este tipo de agresiones, sino también permitieron disminuir la delincuencia en el área de la Ceja al menos en 60%. Esto se debe a que los uniformados que están detrás de las pantallas de control dan parte a sus camaradas para que detengan a los malhechores que son avistados.

Entre febrero y julio del año pasado se colocaron tres decenas de cámaras de vigilancia de alta resolución, ubicadas en sitios estratégicos y fuera del alcance de la visión de los transeúntes de la Ceja. Estos equipos detectaron en 2013, entre marzo y noviembre, 3.345 hechos delictivos, en los que participaron 7.729 individuos que incurrieron en algún tipo de ilícito.

En lo que va de esta gestión, entre enero y febrero las cámaras filmaron 1.200 hechos delictivos: 770 en enero y 430 hasta el 20 de febrero. Guaraya indicó que la cifra más elevada de casos en una sola jornada fue de 60. Dijo que la cantidad de hechos se dispara en días de fiesta o durante los fines de semana.

Entre los casos más relevantes destacó los de los cogoteros, “que en más de una oportunidad los hemos podido detener”. “Hay casos de cogoteros que han sido de conocimiento de toda la población y algunos que no se dieron a conocer en los medios de comunicación”.

Los artefactos ayudaron a identificar el modus operandi de estos ladrones e incluso asesinos, quienes rondan por un solo sector. Una vez que identifican a sus víctimas se ocultan, generalmente entre quioscos o se hacen pasar por grupos de personas que están charlando o bebiendo. “Las abordan, las reducen y comienzan a golpearlas, y uno de ellos las asfixia para quitarles sus pertenencias, que sobre todo son celulares, billeteras o carteras”.

Las imágenes también permitieron detectar los sitios de mayor conflictividad, los cuales son: la Plaza del Lustrabotas, la avenida Franco Valle (entre las calles 1 y 3), el puente distribuidor, la avenida Tiahuanaco, entre la calle 4 y 11. “Los puntos rojos son los que tienen en su espacio discotecas, bares y cantinas; no nos olvidemos que el consumo de bebidas alcohólicas trae consigo otro tipo de problemas”. 

A manera de evaluación de la efectividad de estos equipos, Guaraya apuntó que existen dos efectos: uno positivo, porque permiten disminuir la delincuencia debido a que los “bebedores consuetudinarios” ya saben que la Policía intervendrá y se cuidan; y otro negativo, porque ahuyentan a los delincuentes, pero no para acabar con el delito sino para que éste sea trasladado a otros sectores donde no hay vigilancia. Esta última situación coloca en una disyuntiva a la Policía, que tiene que pensar en permanecer en el sitio donde sus miembros están ahora o redoblar esfuerzos con la incorporación de más control y vigilancia en otros lugares.

En febrero de 2013 se instalaron las primeras seis cámaras de seguridad. Los controles se iniciaron el 5 de marzo. Con esta primera experiencia, en un mes se logró visualizar al menos 45 casos, de los cuales el 50% tenía relación con asaltos y acogotamientos a peatones. Por esta razón, la Alcaldía de El Alto decidió ampliar la capacidad de monitoreo con la incorporación de otras 24 cámaras en este sector.

La instalación de los nuevos equipos se realizó hasta el 31 de julio. Ahora existe un centro de monitoreo vigilado por 16 uniformados que hacen turnos para mantener la alerta durante las 24 horas del día.

Se necesitan 30 equipos adicionales

Zonas

El jefe del Centro de Monitoreo de las cámaras de seguridad instaladas en la Ceja, subteniente Rodrigo Guaraya, aseguró que en esta ciudad se necesitan por lo menos 30 cámaras de seguridad adicionales para tener mayor control de las zonas llamadas rojas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia